Obama

Mi termometro social anda desviado. Mi daltonismo electoral me hace confundir la mentira con la verdad en una ensalada servida por otros como primer plato. Por eso quizá nunca ví a Obama de color negro. Mi mirada decidió teñirlo de azul como el pitufo ilusionista que pueda convertir la política en un tesoro sin mapa que encuentras cada dia por la calle. Decidí ponerle pinceladas verdes de esperanza y cambio climático. Con Obama pude pintar otra vez cuadros de colores y abandoné la enorme gama de grises de mi blanco y negro. Espero que algun día pueda lucir una sonrisa política que no parta de un emoticono. Los hombres grises de Momo vinieron a robar mi tiempo y lo consiguieron. Quizá Obama pueda regalarme un reloj que funcione hacia atras. Quizá Obama pueda convertir los votos del odio en votos de ilusión, los votos del miedo en votos de esperanza, los votos del enfado en votos de la alegría. Quizá sea el alquimista de la democracia que convierta en oro todo lo que no reluce. Conmigo puede contar aunque ahora mismo piense: yes, we can't.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com