El nuevo orden de Nuremberg

Los altos mandos del ejercito nazi fueron enjuiciados en Nuremberg. Toda su defensa fue siempre basada en la obediencia. Todos, absolutamente todos, simplemente, obedecían ordenes.
Tiempo después se realizó un experimento sociológico en Estados Unidos. Se trataba de proporcionar descargas eléctricas de diversa intensidad a una persona conectada a unos electrodos. En realidad se trataba de un actor que según la intensidad proporcionada gesticulaba con mayor o menor intensidad. Los participantes llegaron a dar descargas que podrían producir la muerte a pesar del evidente dolor del "actor descargado". Nadie decidió no hacerlo. Todos obedecían ordenes.
La estructura empresarial empieza a poblarse de cargos intermedios bajo el nuevo orden de Nuremberg. Un ejercito de cobardes ha invadido nuestro tejido financiero y productivo. Eso sí. Siempre obedecen órdenes.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com