Tranquilo majete

os conocemos desde hace tiempo. Casi siempre hablamos en castellano. Es posible que no sepas que tengo un compromiso cívico y político desde hace muchos años. Casi nunca hablamos de política porque no me gusta mezclar contextos. Puede que hayamos coincidido de fiesta o en un campo de futbol. Y no fuiste a votar el domingo. En público encontraré mil motivos para justificarte. Me oirás hablar de un bipartidismo de tierra quemada que acabará con el juego político para favorecer al juego mediático. Me oirás hablar del desprestigio de la política de un sistema económico que prefiere tener políticos mediocres para mover las marionetas. Me oirás hablar y argumentar sobre la poca explicación y la rapidez de los cambios en la Europa de los 27. Seguramente pondré excusas para explicar tu actitud por candidatos mediocres en campañas mediocres de baja altura dominadas por estrategias mediocres en una época histórica ideológicamente mediocre. Pero quiero que sepas que en el fondo no pienso eso. Nunca he creido en el determinismo ni social, ni penal, ni político. Tú siempre tienes la opción de levantarte del sillón y hacer algo. Pero prefieres no hacerlo.

El domingo permaneciste en silencio. No tienes opinión sobre Europa. Espero que ese silencio dure los cinco próximos años porque no entenderé otra cosa. Sé coherente y cuando no puedas pagar la casa porque suben los tipos de interes, o cuando no encuentres trabajo indefinido porque no existe, o cuando operar a tu hijo te cueste un riñon a ti... entonces sigue en silencio. Quédate tranquilo majete en tu sillón. Yo seguiré peleando. Tambien por ti. Espero que no te importe mientras vas cambiando de canal.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com