Radiocassettes autoreverse y otras cosas a las que uno le acaba dando vueltas



El dragón del Teatro Romano parece que dejará de tirar fuego. Esta semana movió por penúltima vez su cola azotado por el Sant Jordi del Tribunal Supremo. La última y más larga comedia representada en este escenario evitó tener tintes de tragedia. Por fin, nos quitamos las máscaras.

Definitivamente no volveremos a los ochenta donde todo era reversible y lo nuevo ahora nos parece antiguo. Ni siquiera viejo. Antiguo.

Pero hubo una época en que las cazadoras eran reversibles y los radiocassettes más modernos eran autoreverse y llevaban cintas de diversos materiales de la tabla periódica de los elementos.
El Teatro Romano no es autoreverse. En el Teatro Romano sonará para siempre una misma cara. La cara de marmol alejada del aspecto de ruina pero a la vez alejada del concepto de ruina en que vivia sumido durante todos estos años. Esperemos que finalmente se opté por redecorar la republica independiente de Sagunto al grito de esto no se toca, niño con esto no se juega...

Así que esta semana se nos configuró ella sola como la semana autoreverse. Porque si usted tuviera una cinta a cuantas cosas le daría la vuelta?

Yo le daría la vuelta al botellón de la curva. Tenemos el privilegio de tener un botellódromo donde la naturaleza humana desbocada se encarga de darle la vuelta y tumbar a la naturaleza de toda la vida. El alcohol dibuja extrañas perversiones y alimenta caballeros de armaduras sintéticas y doncellas de innobles atributos.

Dando vueltas andamos. Y parece que habrá que darle una vuelta al gasto municipal ante la caida de ingresos. Vueltas y más vueltas son las que acabaron dando los participantes del Trofeo Camp de Morvedre de Baile Deportivo. Incluso en Canet le han dado la vuelta a la Alcaldia y han bailado la alcaldia tras 30 años de pertenecer al mismo partido.
Darle la vuelta totalmente a la economia es lo que les gustaría a los empresarios que celebraban su encuentro empresarial. Y dar una vuelta por la calidad humana de esta comarca fue lo que pudimos hacer en los premios de Onda Cero. Incluso los tejados de las instalaciones deportivas se daran la vuelta para mirar al sol y echarnos una mano con el tema de la energia.

La noria de esta semana tambien nos dejó atrapados sin saber como reaccionar al conocer la muerte de Agustin por las calles del Puerto. Una tragedia representada en escenarios cercanos y lejanos que nos hizo compungir el corazón de espectadores de una obra que nos cuesta entender a veces. Un extraño mareo que se siente cuando el agua de la vida de personas cercanas deja de mover el molino.
Por suerte un trabajador -siempre un trabajador- salvó la vida en un trayecto de ida y vuelta de tanta energía eléctrica como para romperle el alma. Y una pareja de vecinos sobrevivía al hundimiento del barco en el Mar Rojo.

Todo se dio la vuelta en una especie de noria semanal en la que estuvimos arriba y abajo. Así que este fin de semana no se me bajen de la noria, póngan boca abajo sus vidas, disfruten siempre de la brisa en la cara, de esa sensación de libertad que uno tiene aunque simplemente ande dando vueltas al mismo eje. A veces estar anclado es más un signo de referencia y apego que una símbolo de esclavitud.
Hasta la semana que viene... nos escuchamos?

Sueña tu vida


Traza circulos de nubes en el cielo
mira a los ojos a la luna
bebe en medio del desierto
finge vestigios de locura

Sube a la noria del futuro
improvisa notas del pasado
cruza el mar por el estrecho
navega siempre de cara al viento


Sueña tu vida
vive tus sueños


huye de los paraisos olvidados
juega al escondite con los fantasmas del pasado
dibuja un arcoiris en tu horizonte
y acoge visitas inesperadas

escribe cuentos de hadas y princesas
y caballeros de alma dura
escoge al azar tu destino
y camina sin rumbo todo el camino

Sueña tu vida
Vive tus sueños

La semana de los piratas y los tesoros



En colaboración con Onda Cero Sagunto. Si quieres escucharlo tienes un reproductor más abajo.

Nuestra semana pasará a la historia como la semana de los piratas. Ser pirata ha perdido mucho glamour hoy en día. Ya no rugen los cañones ni chocan las espadas. La bandera ya no es negra sino de ese color verde dolar que atribuimos equivocadamente al petroleo. Los piratas decidieron que navegar ya no era lo suyo y se adentraron en tierra firma. A la búsqueda de nuevos y más interesantes tesoros.
Porque los piratas ya no atacan barcos con enormes provisiones de oro que vienen de las américas sino simples lugares de trabajo cuyo único tesoro es el producto de su esfuerzo diario.
Si creen que los piratas andan siempre tan lejos estan equivocados, fijense en su alrededor Lo cierto es que ser pirata es algo muy de moda aunque ya no lleven trabucos ni puñales sino corbata y estilográfica.
Por desgracia, hoy en día, incluso nuestros agricultores, aquellos que les gusta pisar tierra firme y tener los pies en el suelo, son atropellados por los asaltos de los corsarios del pillaje y la distribución. Y andan reclamando ayuda para arriar las velas y poder navegar en los mares de la crisis.
Aún todavía nuestros mejores bucaneros marchan a los mares de Brasil después de haber expoliado todos los tesoros urbanísticos del mar Mediterraneo.
Hay piratas que trazan sus mapas del tesoros en nuestras insituciones públicas y a ellas se dirigen en abordaje viento en popa y a toda vela.
Y pequeños piratas de poca monta, avistados desde la mayor, en nuestras propias barcas, nuestras casas, nos hacen que el rumbo de nuestros vecinos de Ciutat Vella se desvie del horizonte de la calma.
Como casi siempre, en nuestra capital seguiremos yendo a la velocidad de nuestra pata de palo aún cuando pase el tren a velocidad de AVE, mirando la realidad a medias por culpa de un parche en los ojos que no nos deja ver más que la mitad de las cosas, a veces las de arriba y a veces las de abajo.
Pero no es cuestión de hablar siempre de piratas y olvidar nuestros tesoros. Son pequeñas joyas como el pantalan de Menera donde pronto podremos adentrarnos en busca de una de las cosas más dulces de la vida, la sal del mar. Diamantes de colores tan discretos que apenas se vislumbran, como el final de las obras de 9 d'Octubre. O el brillo de las perlas de obras de canalización que los vecinos de Almardá recibiran como agua de mayo.
Otra semana más. La semana pirata. Si este fin de semana les invade el Capitan Hook de la pereza no duden en llamar a Campanilla, para que agite sus alas y les robe una sonrisa. Creanme, los piratas ya no son lo que eran. Busquen incansablemente el mapa del tesoro de su felicidad. Y haganlo justo donde nadie lo encontraría, justo a mitad de camino entre su alma y su corazaón. Disfruten del descanso semanal. Y el lunes no duden en lanzarse al abordaje de la pròxima semana.




La ancianización política


Los espejismos narcisistas suelen ser frecuentes en las personas. Cuando tienes un problema te das cuenta de la cantidad de gente que tiene ese problema. Cuando estas embarazado te das cuenta de la cantidad de embarazos que hay. Te resultan más visibles. En realidad esa realidad siempre ha estado ahí aunque menos visible para ti. Esa es la sensación que me queda tras un periodo de reflexión sobre el pápel de los partidos políticos hoy en día y su estructura. La sensación de un dejavu incompleto, la sensación de nunca haber vivido esto anteriormente a pesar de que las señales estaban ahí. O quizá no, quizá solamente es que el cambio es exclusivamente interno y ahora miro con gafas de presente la mirada del pasado.
Sea como fuera la entrevista a Montserrat Nebreda en CNN + me hizo abandonar la teoria de que una minoria de uno era una locura. Nebreda no puede estar más lejos de mi ideologia y sin embargo detecta una patologia política semejante. Es pues una patologia que forma parte de lo estructural y no de lo coyuntural. Algo que forma parte de lo latente y no de lo manifiesto.
Los partidos políticos y con ellos la democracia española se han hecho mayores. Casi ancianos. Su lentitud de movimientos, su incapacidad para adaptarse al cambio, su lejania del entorno, su mesianización constante alejada de la pedagogia los situan en la residencia para mayores de la democracia occidental.
De todas las circunstancias características de la ancianización una de las más determinantes es la reclusión endógena y la impermeabilidad. Bajo el manto de la comunicación mediada se construyen muros de espectacularización política que convierten todo en una gran superproducción. Listas cerradas y bloqueadas siempre. Programas estáticos que quedan desfasados en el futuro más cercano. Estructuras basadas en la rigidez y el unitarismo, el gran enemigo de la unidad y la pluralidad. Reuniones donde se gestiona más la oscuridad que la luz y más el silencio que la palabra. Pasillos que se agigantan frente a auditorios. Y un lenguaje común perverso que suele dejarte perplejo.
No sé si todas esas rocas estaban allí cuando llegué. Solo sé que encallé. Y ahora doy la vuelta camino de mi isla desierta. Un lugar idilico donde conseguir por fin, ponerme de acuerdo conmigo mismo.

El último quiosco con forma de quiosco



Recordaremos esta semana como la semana del abrazo de la tecnologia a la vida cotidiana. Los niños se liberan de sus pesadas carteras a la espalda mientras sus padres se aferran a grandes relojes llenos de granos de arena cuyo peso es infinitamente superior. Los relojes acaban siendo los cables usb que nos unen con la computadora de vidas sometida al trabajo. O aún peor, los relojes son los grilletes que nos atan al transcurso de cada minuto cuando ni siquiera trabajo se tiene.
Yo no sé a ustedes pero a nosotros de la playa comienza a interesarnos solamente el amanecer. Todo lo que ha crecido a su alrededor parecen dunas políticas, vegetación diferenciadora y olas de separación.
Al menos nuestras palmeras ganaron su batalla por la supervivencia.
Fue la semana tecnológica en que los ciudadanos supieron que necesitaban un buzón de voz para hacer llegar sus inquietudes a los políticos. Lástima no poder verles por la calle y hablar tranquilamente con ellos. Son personas muy ocupadas, se pasan el día haciendo proyectos, estudios, departamentos, planes estratégicos... estan tan ocupados que a veces no tienen tiempo de escuchar. Así que solamente esperamos que el buzón no se encuentre siempre apagado o fuera de cobertura.
El nuevo apasionante mundo de la tecnologia que nos ha acercado a ustedes parece que separa la historia de su contexto. Mientras se abriran quioscos de última generación para conectarse a Internet, el pobre quiosco de la Alameda, el último quiosco con forma de quiosco, cubre su última etapa viejecito, sin hacer ruido, casi invisible, recordando que un día fue centro del mundo social del Puerto.
La sociedad mediática necesita espectacularizarlo todo. Las plazas se graban con cámaras, la vida se retransmite en directo. La intimidad se hace más pequeña y el festival del cotilleo se hace más grande.
No vean en este post una alegato contra la tecnologia y las nuevas maneras de relacionarse. Solamente les ruego detecten una cierta posicion irónica respecto a aquellos que en lugar de sumar medios de comunicación lo que hacen es comunicar a medias y ponen paredes de cristal.
Así que tecnológicamente me despido de ustedes, que tenga un fin de semana a los que sus amigos pondrían un "me gusta", disfruten de la navegación de sus vidas siguiendo el GPS de la ilusión, relajen su sistema operativo y el lunes recuerden reiniciarse en modo a prueba de fallos.

¿Qué significa ser valenciano?

Representantes de la Comunitat Valenciana de diferentes estamentos sociales responden a la pregunta siguiendo la idea impulsada por Nicolas Zarkozy para abrir el debate sobre la identidad nacional en Francia.

V. X. C.
El máximo mandatario francés, Nicolás Sarkozy, cumple estos días su promesa electoral de realizar un debate sobre la identidad nacional de su país. Si Francisco Camps iniciara ese debate a la valenciana entre los vecinos que mayoritariamente le votan —como se cansa de repetir— y el resto de ciudadanos de Vinaròs a Guardamar del Segura, las respuestas irían desde fundamentos históricos, la lengua, la economía, el olor de los naranjos o la solidaridad; hasta cerrar el ciclo con el «ofrendar nuevas Glorias a España de manera ancestral». Personalidades representativas del tejidos social valenciano aportan sus ideas a «la nostra identitat».


Rafa Castelló (Sociólogo)

El sociólogo y profesor de la Universitat de València, que ha teorizado y analizado la identidad valenciana, respondió de manera concreta y espontánea. «Son la gente que vive y que se compromete con la sociedad valenciana. No sólo en el trabajo, también en las condiciones sociales de vida, vinculadas con la solidaridad y la defensa del territorio valenciano y su gente».


Vicent Soler (Economista)

En el campo de la economía el catedrático Vicent Soler reivindica el término de la «globalización», es decir, entender el mundo desde la perspectiva local valenciana, desde nuestra identidad. No sin antes establecer un criterio crítico sobre el proceso de creación de la realidad colectiva. «La identidad valenciana está conformada por una historia de mezcla de procedencias en la que, durante siglos (hasta el 1707) la lengua y las instituciones del Reino de Valencia hicieron de catalizador identitario integrador. A partir de entonces el poso identitario ha sido cuestionado durante la conformación del estado español contemporáneo por una uniformización forzada a la castellana. Porque ser valenciano es un acto de voluntad y no sólo una circunstancia geográfica. Necesitamos como agua de mayo la consolidación de una España plural que nos permita sobrevivir a lo largo del proceso de despersonalización forzada que durante el franquismo se intensificó extremadamente».

Eliseu Climent (ACPV)

De territorio y cultura habló Eliseu Climent (presidente de Acció Cultural del País Valencià). «Ser valenciano tiene dos acepciones complementarias, territorial y cultural. La primera hace referencia a quien vive y trabaja en el País Valenciano, a la ciudadanía. La segunda hace referencia a la lengua y culturas propias, que no es solamente hablar catalán, es un todo un universo mental. La primera es puramente pasiva, hay que añadirle la segunda para conseguir una identificación positiva con el país, un proyecto compartido y la necesaria cohesión social». Por eso, en este siglo, ser valenciano es, también, hablar la lengua del país y compartir la cultura»


Cristobal Aguado (AVA)

El presidente del sindicato agrario AVA, Cristobal Aguado, señaló: «¿Qué significa formar parte de una familia, tener unos padres, unos hijos, tener un afecto solidario y estar conectado en profundidad con todo ello? Pues, salvando las distancias, se puede establecer un paralelismo similar con la tierra, en este caso con la Comunitat. Valenciana, con lo que representa, con su lengua propia. Los valencianos tenemos una vocación global. Somos una tierra de cruce por la que han pasado muchas culturas y eso hace que seamos abiertos».

DAVID ALBELDA Jugador del Valencia C. F.
Predicar con el ejemplo apoyando y usando nuestra lengua. Tener conciencia de nuestra calidad de vida y la que tendríamos si estuviéramos más unidos»

JOSÉ MANUEL CASAÑ Cantante de Seguridad Social
Es lo que he respirado y vivido desde el primer momento que nací. Con todas sus tradiciones y todas sus recompensas. Amo a mi tierra. No puedo ser objetivo»

JOSÉ SANCHO Actor
«Significa tener el espíritu festivo de quien aún ofrenda glorias a España, desde una manera ancestral y primaria; el fuego renovador de las fallas»

Vicente Alapont Presidente Colegio de Médicos
Es el orgullo más grande de mi vida sentir los colores, el olor de los naranjos y el paisaje mediterráneo. Sólo de decirlo se me pone la piel de gallina»

Copyleft: Comparte que algo queda


Este cap de setmana ha sigut singularment virtual. Divendres vam constituir un grup d'Amics de la Pilota Valenciana nascut directament de Facebook. Fa uns mesos es va obrir un grup amb eixe nom i este estiu ha quallat en una grup d'acció real que jugarà a pilota i farà activitats per promocionar l'esport. Podeu obtindre més informació en www.morvedrepilota.blogspot.com.
Crec que envalentonat amb aquesta circumstància estic convençut que existeix la possibilitat de trobar persones que es puguen unir en funció d'interessos possiblement fragmentats però que posat en contradicció dins de la globalitat social constitueixen un vertader pensament col·lectiu. Les xarxes socials permeten el contacte entre persones que mai s'haurien pogut conèixer d'altra forma segurament. I ho fan des de la individualitat cap a la globalitat.
No amagaré per tant que l'obertura d'un grup de facebook per la meua part este cap de setmana manté eixe intenció. Com alguns sabreu estudie Comunicació Audiovisual a la UOC. Això et proporciona el privilegi d'estar a prop de l'avantguarda del pensament. La universitat encara és això. En el meu cas he pres consciència de trobar-me en un moment històric determinant on moltes coses s'han de redefinir i això s'ha de fer a una velocitat impensable fins fa poc. Una d'elles és la propietat intel·lectual. Repensar la propietat intel·lectual significa d'una banda convidar-te a que comparteixques els teus coneixements i creacions de manera gratuïta sempre que això no condicione el teu mitjà de vida. Jo tinc la sort de tindre un treball que em garanteix la subsistència. No tindria sentit que posara sistemàticament preu a la meua creativitat. Compartir és millor que competir.
De l'altre costat està l'altra cara de la moneda: els autors. Ningú negarà el dret dels autors a rebre contraprestacions per les seues obres. Ara bé, caldrà redefinir el dret de propietat intel·lectual, el copyright. I com que la SGAE no té la més mínima intenció de redefinir-lo sinó de perseguir la recaptació, caldrà establir el mecanisme ciutadà tradicional: la desobediència civil. Si puc deixar un llibre a un amic i puc gravar un CD i regalar-lo també puc compartir no sols la meua obra sinó les obres que he adquirit legalment i són meues. La única manera d'aconseguir un nou consens sobre l'extensió del coneixement ara mateix és plantar cara i qüestionar la norma.
Si algú està interessat només cal teclejar copyleft Camp de Morvedre en facebook.

Una semana de cine, atracados a las tres y encerrados en una cabina.


A estas alturas de la película ustedes ya habran advertido que aquí nos dedicamos a la pintura de brocha gorda de paisajes urbanos y a la poesia de barrio que viste zapatos de tacón y chandal para ir arreglada pero informal. Nos acercamos a los cotidiano desde el encanto de la palabra. Y lo cotidiano no siempre anda cerca. A veces uno puede no ser un desconocido ni un conocido y conseguir irrumpir en nuestras vidas con la misma fuerza que la amistad. Hoy nos iremos lejos de cualquiera de nuestros pueblos y ciudades para viajar dentro de nuestro corazón. Porque esta semana se marchó Jose Luis López Vazquez.
Nos dejó esta semana mientras nos sentíamos como al lanzar Un millón a la basura cuando Grisolia vino a presentarnos su guión para Sagunto. Como si aquí no tuvieramos guiones. Si lo que nos faltan son productores que pongan el dinero y conviertan Sagunto en una superproducción.
Fue una semana de declaraciones extrañas en las que uno puede acabar pensando que Usted, puede ser un asesino, aunque sea de la demanda de Marco Molines.
Y la presentación de esta vía ferrea que nos conectará con el norte de España y por ende con el sur de Europa en la mitad de tiempo nos sonó un poco a Los Jueves, milagro.
Dice la gente de Bajo Vías -un nombre que no auguraba nada bueno- que se sienten encerrados y que no es bueno que un barrio esté solo y sin conexión con el nucleo urbano. Y es que resulta cada vez más dificil que la gente cuide el patrimonio nacional. Incluso ese de ir por la casa de todos que es la calle.
En Canet hay grupos que afirmaban mucho y ahora ya no afirman nada y hablan ya del divorcio que viene entre la inversión prevista y la gente de Canet.
Estrenamos el Casal Jove como nuestro nuevo Pisito cuyas sucesivas piedras tardaron casi lo mismo en ponerse que la primera.
Loa agricultores siguen recibiendo robos y ataques. Rogamos a las autoridades que tomen buen nota y envien a Todos a la cárcel.
Esta semana supimos que pudo haber venido Mickey Mouse y todos sus amigos porque Disney pensó en hacer Eurodisney en nuestra comarca. Pero, yo puestos a escrbir el guión de nuestra película hubiera elegido a Jose Luis. Cuánto te echaremos de menos. Tu muerte nos atracó a las tres y nos has dejado encerrados en una cabina de tristeza. Gracias por recordarnos siempre lo guapas que son las suecas. A partir de ahora seremos La familia y uno menos.

Buen viernes, mejor sábado e insuperable domingo que diria doña Esperanza Aguirre cuando lleva tacones. Siempre les hago recomendaciones para el fin de semana. Hoy dejen que las haga Jose Luis y recuerden que el turismo, es un gran invento. Sean felices.

Entre amigos


Partiendonos el punto de partida
contamos historias de filosofos de barra
pagando cuentas comunes que suman recuerdos
pintando de sepia viejas fotos mentales

Buscando destinos para disfrutar trayectos
recorres lugares comunes donde poder resistir
museos de glorias en miniatura llenos de secretos
imágenes en blanco y negro que te ayudan a seguir


Entre amigos la victoria siempre es nuestra
Entre amigos la derrota nunca cuenta
Entre amigos la historia siempre empieza
Entre amigos el futuro nunca espera


compartimos la habitación de los momentos
miramos al techo con el antifaz de los destellos
con la sensación de levantarte siempre sediento
y el propósito de no volver a hacerlo


con la esperanza de mecerte entre extraños movimientos
caminos cruzados, fronteras que unen, y molinos de viento
y con la brisa del mar conduciendo nuestros sueños
mil señales, mil silencios, mil miradas y un proyecto

Entre amigos la victoria siempre es nuestra
Entre amigos la derrota nunca cuesta
Entre amigos la historia siempre empieza
Entre amigos el futuro nunca espera




copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com