El último quiosco con forma de quiosco



Recordaremos esta semana como la semana del abrazo de la tecnologia a la vida cotidiana. Los niños se liberan de sus pesadas carteras a la espalda mientras sus padres se aferran a grandes relojes llenos de granos de arena cuyo peso es infinitamente superior. Los relojes acaban siendo los cables usb que nos unen con la computadora de vidas sometida al trabajo. O aún peor, los relojes son los grilletes que nos atan al transcurso de cada minuto cuando ni siquiera trabajo se tiene.
Yo no sé a ustedes pero a nosotros de la playa comienza a interesarnos solamente el amanecer. Todo lo que ha crecido a su alrededor parecen dunas políticas, vegetación diferenciadora y olas de separación.
Al menos nuestras palmeras ganaron su batalla por la supervivencia.
Fue la semana tecnológica en que los ciudadanos supieron que necesitaban un buzón de voz para hacer llegar sus inquietudes a los políticos. Lástima no poder verles por la calle y hablar tranquilamente con ellos. Son personas muy ocupadas, se pasan el día haciendo proyectos, estudios, departamentos, planes estratégicos... estan tan ocupados que a veces no tienen tiempo de escuchar. Así que solamente esperamos que el buzón no se encuentre siempre apagado o fuera de cobertura.
El nuevo apasionante mundo de la tecnologia que nos ha acercado a ustedes parece que separa la historia de su contexto. Mientras se abriran quioscos de última generación para conectarse a Internet, el pobre quiosco de la Alameda, el último quiosco con forma de quiosco, cubre su última etapa viejecito, sin hacer ruido, casi invisible, recordando que un día fue centro del mundo social del Puerto.
La sociedad mediática necesita espectacularizarlo todo. Las plazas se graban con cámaras, la vida se retransmite en directo. La intimidad se hace más pequeña y el festival del cotilleo se hace más grande.
No vean en este post una alegato contra la tecnologia y las nuevas maneras de relacionarse. Solamente les ruego detecten una cierta posicion irónica respecto a aquellos que en lugar de sumar medios de comunicación lo que hacen es comunicar a medias y ponen paredes de cristal.
Así que tecnológicamente me despido de ustedes, que tenga un fin de semana a los que sus amigos pondrían un "me gusta", disfruten de la navegación de sus vidas siguiendo el GPS de la ilusión, relajen su sistema operativo y el lunes recuerden reiniciarse en modo a prueba de fallos.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com