La verticalidad en la era de lo horizontal

La Entidad lo tiene claro. La estructura horizontal que se imaginaba en la primera década del siglo XXI debe retroceder. La responsabilidad cae siempre del lado de la mantequilla. La capilaridad de la red es la responsable del desaguisado. Los mariscales siguen en su bunker capaces de mantener una visión, toda la contraria y volver a la inicial. La concepción lúdica del desplazamiento lateral nunca hace pagar el precio a las brújulas financieras. Nunca pagan precio. Siempre sale gratis. Siempre hay un sitio donde esconderse.
Mientras tanto, la Entidad construye un andamiaje de escasa base para ejercer un control más ferreo del remero, del único remero. La pirámide de Egipto situa la jerarquia en la cúspide de la torre de copas de champan donde el líquido siempre cae hacia abajo.
Mientras el mundo se atomiza y se horizontaliza, mientras la autonomia personal alcanza el podium de la discoteca 2.0, la Entidad sigue pensando en la era vertical, sus movimientos son tan lentos porque sus extremidades andan lejos de su cerebro. Por eso el dinosaurio cree que el cambio climático no es más que una tormenta de verano. Y sigue pensando que el robot no es más que un trabajador incansable. Olvidando que el factor humano es el factor decisivo.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com