La rebelión de los días

Desde que nació aquel miércoles supo que quería ser sábado. Aunque recibió una estricta educación para ser el miércoles que estaba destinado a ser nunca se sintió así. Él se sentía sábado. Él siempre quiso que sus habitantes se levantaran tarde. A la hora que quisieran. Que pudieran hacer algo de deporte. Quizá pasear a los niños. Aquel miércoles siempre soñó con las expectativas del sábado por la tarde o con el recuerdo del sábado por la noche. Así que decidió rebelarse. Para ello se dirigió a Peter Pan y a Campanilla. Les obligó a entrar en casa de Wendy por la ventana y llevarsela una vez más al país de Nunca Jamas. Construyeron una cabaña de indios con las sábanas de una cama de miércoles. Las camas de los miércoles tampoco son como la de los sábados. Nadie cambia la ropa de cama los miércoles. Sin embargo, los sábados lucen bonitas, perfumadas, expectantes de quien será su próximo visitante. Bajo las sábanas iluminaban sus rostros con una linterna de energia lunar y contaban historias a susurros en un juego de tabú donde lo prohibido era no pronunciar la sinceridad. 
Sin embargo, aquel miércoles que quería ser sábado no contó con la rebeldía de sus hermanos de semana. El lunes decidió que no quería ser ese odiado día de reinicio. Que prefería la paz del domingo. La calma de un día con menos coches. El martes quiso ser viernes. Ser martes no es fácil. Nadie se acuerda de ti. Sin embargo el viernes.. el viernes es tan deseado, tan esperado, tan amable. El jueves fue más conformista. Se gustaba siendo jueves aunque le hubiera gustado ser el inicio de algo. Como un buen lunes tras el verano. El jueves es casi todas las cosas y casi ninguna. 
Aquella semana fue revolucionaria. El proletariado de entre semana exigía la derogación de los privilegios del fin de semana. Y fue así como todos los días acabaron guillotinados. Como todo acabó en un sueño. El sueño de un miércoles que siempre quiso ser sábado. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com