Verano azul oscuro, casi negro.

De un tiempo a esta parte alguien trata de fusilarme la infancia. En todas las épocas con falta de imaginación se copia. A alguien se le ha ocurrido hacer una película de El equipo A. Pero claro, uno no puede evitar comprobar que Hannibal no es Hannibal, ni MA es MA ni Murdock es Murdock.

Quizá aquí en España deberíamos hacer lo mismo. Quizá deberíamos hacer un remake de alguna serie famosa. Les propongo guionizar la segunda parte de Verano Azul. O mejor, el treinta años después de Verano Azul. Lógicamente debemos adaptarnos a los cambios. A nuestra rabiosa actualidad.

Chanquete no murió. Solamente desapareció porque quería rehacer su vida como Agente Urbanizador. No solo aceptó la oferta sino que se incorporó al equipo. En el terreno donde estaba su barca construyó la Urbanización Marina Dorada pero no pudo acabarla. Ahora está en Brasil comprando fabelas. Es una economia emergente.
Javi se dedicó a la política. Fue concejal de urbanismo y mantuvo siempre una buena relación con Chanquete. Ahora tiene cuatro casas, cinco coches, tres motos y algunas bolsas de plástico negras en una doble pared. Su partido afirma que todavía no ha sido inculpado.
Desi estudio para profesora. Ahora cobra un 5% menos pero no fue a la huelga porque dice que no sirve de nada. Vuelve a necesitar aparato. Tiene suerte. Ahora puede ir a Muface. La sanidad pública no paga esas cosas.
Pancho se quedó en el pueblo. Se dedicó a la agricultura ecológica, construyó su propia barricada ideológica tras la que esconderse. Una especie de invernadero de conceptos donde la temperatura siempre es cálida a pesar de que fuera todo es más frio o más caliente.
Julia pudo casarse con su novia de toda la vida. Ahora esperan adoptar una niña a Etiopía. Hace años lo intentaron pero no les dejaban. No eran matrimonio y la adopcion individual es complicada.
Bea conoció a un chico-bien a traves de internet. Se casó. Tuvo dos hijos. Pero él empezó a controlar su vida, su móovil, a no dejarla salir de casa, hasta que un día, le pegó una bofetada. Hasta que un día le pegó un paliza. Bea denuncio y eso salvó su vida. Ahora vive en Valencia en un piso de acogida.
Piraña estudió medicina en la Complutense. Se especializó en células madre para poder curar la enfermedad que maltrató a su abuelo toda la vida y lo llevó a la sepultura. Se tuvo que marchar de Madrid para poder hacerlo.
Tito sigue preguntándose cosas. Se gana la vida cantando en el metro y en bares. Escribe sus propias letras. Sus compañeros de rodaje dicen que está algo loco pero es feliz.
Quique no hizo nada especial. Estudió la carrera de empresariales. Ahora trabaja en un banco. A veces vota una cosa, a veces otra y a veces no vota. Dice que es apolítico. Piensa que haga lo que haga nada cambiará. Y efectivamente así es, nunca hace nada y nunca nada cambia.

Disfruten del sol, de la playa, del mar, de la brisa y de la lectura.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com