Origen

Una película horizontal con demasiados altibajos.
Una idea original que en otras manos hubiera permitido el ascenso al olimpo de los conceptos, en manos de los americanos activa tangencialmente una diana en la que siempre se acierta en el centro. La película se convierte en una montaña rusa conceptual donde ineludiblemente se activan clichés para el público americano en forma de explosiones y tiros constantes que permiten recordar a esa sociedad que el uso de las armas puede producirse incluso en los mejores sueños. La pelicula es capaz de subir hasta universos conceptuales destacados como el concepto de realidad (virtual, mediática, onírica) y la capacidad de inocular en el subconsciente huellas eomcionales suficientes para producir impulsos (de consumo? de voto?). Incluso llega a insinuar la inexistencia de una realidad bajo el predominio de la percepción de esa realidad o dicho de otro modo... todo está en nuestra cabeza. Pero se abordan tan superficialmente que apenas da tiempo a saborearlos.
Como casi siempre, los personajes estan poco trabajados y estereotipados. Resultan previsibles (especialmente un Di Caprio bajo el agua). La arquitectura del guión es aparentemente compleja pero se convierte en un castillo de naipes donde solo es capaz de distinguirse el reverso, lo que convierte Origen en una especie de Sudoku que mantiene la mente entretenida durante todo el visionado pero no permite ir más allá. Destacar las localizaciones y algunas metáforas visuales bien encontradas, fortalezas y areas urbanas que recuerdan la globalización como telón de fondo. Para olvidar la ya demasiadas veces vista especialización de equipos que viene ya desde Los siete magníficos y se perpetua a traves de Oceans Eleven o El equipo A.
Sin duda lo mejor la gestión de la navegación en la culpabilidad, el recuerdo de la existencia de un subconsciente incontrolable, el deseo y los sueños compartidos. Para pasar un buen rato.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com