Malos tiempos para la crítica

Al contrario de lo que la gente cree la crítica no es una palabra negativa. Tener capacidad crítica es tener la capacidad de pensar por uno mismo si el mensaje que recibe es adecuado o no, si tiene  fundamento o no. Es una capacidad intelectual más, la capacidad de análisis crítico, la capacidad de pensar sobre lo que ocurre y sobre lo que no ocurre, sobre lo que se ve y sobre lo que se esconde, sobre lo que se dice y lo que se calla.
En esta época de las tres I, la indolencia, la indiferencia y la intransigencia, la capacidad crítica debiera ser asignatura obligada en los institutos y universidades. Perdidos entre carreras con salida, conocimientos aplicables a la práctica y orientación al mercado hemos convertido gran parte de la sociedad en un robot de comodidad al que le molesta todo lo extravangante, singular o raro. No digo diferente, digo raro.
El huracan mediático al que andamos expuestos inocula ideas germinales que crecen y florecen en nuestros cerebros a mayor gloria de un consumismo adormecido en el que sumergirse sin respirar, ni ver ni oir más allá de lo que nos resulta agradable respirar, ver y oir.
La creación de nuevos derechos como el derecho a callar y a no responder si no se te pregunta, el derecho a no pensar, el derecho a no soñar, el derecho a estar quieto, el derecho a vendarte los ojos, el derecho a taparte la nariz, el derecho a soltar la mano del compañero certifican que un dia habitaremos en el mundo de Blade Runner y los replicantes nos convenceran de que han visto arder naves más allá de Orión.
Esta suerte de nihilismo individualista en el que todo sigue igual porque nunca pasa nada porque nadie hace nada es el circulo perfecto del reciclaje del conformismo. La teoria del freeryder, beneficios colectivos sin esfuerzos individuales atenaza el paternalismo de lo colectivo que mendiga cada día más la adhesión individual.
Yo crecí en el Club de los Poetas Muertos, donde el capitan Garfio siempre era derrotado, donde la pantera rosa hacía travesuras rosas y Pipi Calzaslargas podía tener un caballo verde. Mi Bola de cristal decía que esto pasaría. Y así avanzamos y seguiremos porque McCarty ha vuelto y ya no caza brujas. Ahora busca ideas, las mete en una máquina y las convierte en otras nuevas donde los pájaros disparan a las escopetas. Así que buenas noches y buena suerte.

Veinte razones para ir y una canción desesperada

Yo voy por todas aquellas personas que fueron agredidas, encerradas, detenidas, despedidas y apartadas luchando para que yo tenga los derechos que ahora tengo.
Yo voy por todas aquellas personas que creen en una salida más inteligente y más justa a la crisis.
Yo voy porque no quiero seguir pagando el banquete de los mercados.
Yo voy porque no quiero ser la ficha negra de la economia de casino.
Yo voy porque despidiendo más barato no trabaja más gente sino menos gente.
Yo voy porque el modelo productivo sigue sin servir de modelo y sigue sin ser productivo.
Yo voy para que trabajen los que no tienen trabajo.
Yo voy porque después vendran a por nuestras pensiones y nuestras jubilaciones.
Yo voy porque antes vinieron a por nuestros hospitales, nuestros colegios y nuestros ferrocarriles.
Yo voy porque necesito levantar la voz para quejarme de un mundo absurdo.
Yo voy porque estoy cansado de apretarme el cinturón mientras otros siempre llevan tirantes.
Yo voy porque sigo creyendo en la gente.
Yo voy para demostrar que la crisis no es un pinchazo sino una averia.
Yo voy porque ya nadie se acuerda de los paraisos fiscales, de los bonus millonarios ni de las hipotecas basura.
Yo voy porque me niego a que arreglemos unos lo que otros rompieron.
Yo voy porque la huelga es mi derecho constitucional a decir que así no, así no se sale de la crisis.
Yo voy porque la reforma laboral es inútil. No sirve para nada.
Yo voy para obligarles a rectificar. Porque cada huelga se ha ganado y ha obligado a rectificar al gobierno.
Yo voy para mirarme cada dia y saber que luché por mis derechos.
Yo voy, como cuando era pequeño, por mi y por todos mis compañeros.
    El día 29 de septiembre se ha convocado una huelga general bajo el lema "Así no se sale de la crisis". Muchas personas haremos esa huelga para decir basta. Porque somos el único obstáculo que les queda para imponernos un mundo imposible. La reforma laboral no es más que un peldaño de una escalera que nos lleva al infierno. Una escalera en espiral que nos presentan como inevitable cuando no lo es. 

    Un día me hice más ambicioso que nunca y aspiré a mantener lo mismo que tengo. A mirarme a los ojos en el espejo y sentir que dejé un mundo, al menos igual que el que me entregaron. 

    Por eso el 29S, Yo voy. 


    El Corsario de Hierro desvalija la semana

    Este año se cumple el centenario de la editorial Bruguera. La editorial Bruguera consiguió que el cómic fuera el denominador común de amigos, familia, padres e hijos. Leí tantos cómics de Bruguera, cambié tantos TBO en el mercado, que tengo la sensación de convertirme en Carpanta de tanta hambre de comprensión o en Rompetechos por mi manera de mirar la realidad.

    El cómic eran los dibujos animados de la época mucho antes de la llegada el cómic adulto y elitista, el telediario se hacía en las viñetas. España se podía leer en bocadillos y mirar en ventanitas. Y así podría continuar siendo...

    Porque cuando alguien visita un lugar erroneo en un momento erroneo acaba por convertirse en Anacleto, agente secreto. Ni Corin Tellado no hubiera escrito una novela de amor más bonita que la de Rajoy y Camps.

    En nuestra comarca no se crean, tambien podemos radiar la vida cotidiana a través de las viñetas. Lo de ofrecer un premio por no hacer huelga está a mitad de camino entre la TIA del Superintendente Vicente, con Mortadelo y Filemón de creativos de la idea y el Jábato sindicalista que debe enfrentarse a una empresa con tamañas ideas. Un día de estos me parecerá normal que alguien pague a un periodista por no ejercer la libertad de expresión, que alguien secuestre bajo pago a alguien para no ejercer la libertad de movimiento, se ofrecerá recompensa terrenal por no ejercer la libertad de culto y se dispersaran las reuniones ofreciendo televisores de plasma.
    En las primarias del PSOE local uno no sabe si votar a Zipi, a Zape, a don Pantuflo Zapatilla o a doña Jaimita ya que al final... todo queda en familia.
    Llamenme Pitagorin pero me cuesta ver la necesidad de convertir la luz en el faro de guía de toda una política municipal.
    El Alcalde Castelló se erige en Capitan Trueno en su lucha contra la gota fria y nos hace recomendaciones lo que me situa en posición de recordar que él tambien debe tener perfectamente acondicionada su casa, la nuestra, la de todos, para prevenir sus efectos.
    Todos aquellos que en algún momento nos involucramos en el movimiento popular más importante de las últimas décadas en esta comarca, la reivindicación de la Gerencia Pública Ya!!! Nos sentimos un poco Botones Sacarino, quizá un poco desorientados ante lo que era un sueño. Debemos seguir luchando para que el sueño se haga realidad totalmente, para que se cumplan las promesas incumplidas.

    En lo personal esta semana ando de reformas por casa sin hacer caso de las advertencias de Pepe Gotera y Otilio que me dijeron que los imprevistos son el modo de vida de una reforma. Lo que me sigue obligando cada viernes a creerme Superlópez para recordarles lo que ya saben y no se han parado a pensar. Una especie de Doña Urraca de la radio. El reportero Tribulete que cada semana hace su crónica.
    Un Fideo que acompaña a Jábato y toca un arpa de reflexiones impropias de un viernes cualquiera lejos de Kamtchatka. El lugar donde resistir.

    Pasen un buen fin de semana. Si llueve, disfruten de la lluvía....

    La vuelta al cole

    Sin duda la noticia de la semana es la vuelta al cole. Y sin duda es más noticia para los padres y madres que para los niños y niñas. Y uno que simplemente ha añadido capas a su alma de niño no puede evitar mirar al mundo con babero.
    Así que desde esta semana ya pueden trazar los ángulos de sus proyectos con su nuevo compás. Les sugiero que subrayen sus próximas vacaciones con sus nuevos marcadores por orden de importancia. Miren con la lupa del estuche de dos pisos el crecimiento de sus seres queridos, porque cuando te quieres dar cuenta, van y son grandes personitas.
    Escojan un dia para hacer aromaterapia con la goma de nata. Escriban su nombres diez veces en un folio. Cada vez en un color. Con su nuevo boli de cuatro colores. Difuminen lo que de malo les ocurra de aquí al final de curso y llenen del carboncillo de la ilusión todos sus espacios en blanco. Busquen atajos para hacer que los rotuladores de sus sueños duren eternamente.
    Y recuerden que todos tenemos una mochila que cargar pero que su peso depende casi siempre de nosotros. Demasiadas veces nos metemos un montón de cosas inútiles en la mochila y luego nos duele el cuello de cargar con un peso que a poco que pensemos, somos capaces de aligerar.
    Este curso se acaba con unas elecciones y estoy seguro de que sabran encontrar el político que menos borrones hace con los Rotring. Seguro que encuentran ustedes un momento en su trabajo al día para seguir saliendo al recreo. Y seguro que son ustedes capaces de enamorarse de la chica o el chico del pupitre de al lado.
    Y a todo esto, aprendan. Aprendan a conocer su medio, aprendan que todos somos un poquito de física y  un poquito de química. Recuerden que todavía son capaces de dibujar  una casa con un árbol y una familia que se quiere. Pinten socialmente saliéndose de la figura, que ya saben que se paga caro salirse de los límites.
    Alguno de ustedes puede pensar que esto que estas cosas que les cuento son pura literatura. Pero la verdad es que no. Son pura filsofia, casi religión y con todo seguridad un poco de ética. Se lo podría decir en ingles o en valenciano y seguiria siendo la misma regla matemática. Aunque a algunos les suene a latin o griego. A mi me parece pura biologia. La manera de seguir sobreviviendo. Un curso más. El curso de nuestras vidas.
    Me pasé media vida buscando sobresalientes y ahora, me conformo con un simple aprobado.

    El club de la comarca

    Esta comarca da mucho de sí para lo pequeña que es. En ocasiones da hasta para hacer una especie de monólogo del club de la comedia. Podríamos llamarlo: El Club de la Comarca.

    A alguien se le ha ocurrido que era buena idea hacer una recreación de la Guerra del Francés. Que digo yo que ya tuvo un pequeño desacierto el que le puso el nombre. Con la de nombres bonitos y solemnes que hay para las guerra: la Guerra de los cien años, la Guerra de los siete días, la Guerra de Troya. Con el nombre dichoso da qué pensar sobre lo fundamentado o no de la guerra. Pero en todo caso, no sé si una recreación del tema va a ser lo más adecuado.

    Esta comarca ha tenido siempre un alto interés per la historia. Como demuestra la famosa recreación.Tanto es así que por los quioscos de nuestras ciudades se nos ocurren varios coleccionables. Pasíon por las piedras, con un trozo de mármol del Teatro Romano con la primera entrega. Para los del Puerto, más dados a otras contingencias, podría ser: Manchas de alquitran de los años 80, con la primera entrega un algodón hidrofilo y una botella de aceite. O quizá, Casas vascas de muñecas de la Gerencia. Y en quioscos de toda la comarca podría aparecer el coleccionable:  Especies de mosquitos exóticos donde podremos recoger las diversas variedades que cada verano nos visitan.

    Otra de nombrecitos. Que La Destrucción de Sagunto ha sido un éxito. Claro, con ese nombre. No se imaginan la expectación que despertó entre determinados colectivos del Puerto la posibilidad de ver la destrucción de Sagunto aunque fuera en obra de teatro. Y es que la cosa de la segregación se está poniendo fea, de hecho, los de SP sacaron los cañones en la xopà pero maniobras de última hora impidieron el bombardeo.

    El sueño del alcalde de Bienvenido Mr Marshall se nos hará realidad en Sagunto. Por fin tendremos una fuente con chorrito, y de casi ocho metros, oiga!!! Que el tamaño importa.

    Y prepárense porque empieza la carrera eletoral. Con sus créditos troncales en mociones de censura, con sus créditos optativos en nuevos candidatos. Y uno no deeja de recordar aquel pulpo que todo lo acertaba como lider carismático y gestor paradigmático más transparente de Europa.

    Porque nuestra fama mediática ya se ha consolidado. Nuestro glorioso Rafa Mora lleva el nombre del Puerto de Sagunto allende nuestras fronteras, con su pasmosa habilidad dialéctica. Y cada verano las televisiones estatales, autonómica y mundiales preparan un especial: Los Patos del Puerto.  Y parece ser que tambien hemos salido en la tele porque en la playa nudista alguien le ha dado un nuevo sentido a jugar al trenecito que yo desconocía cuando era pequeño.

    Pues eso, que se nos acabó el verano, dentro de poco gota fría. Otro nombrecito para la historia. Con la cantidad de agua que nos cae y la llaman "gota". Pero se nos acabó la playa y se nos fueron los visitantes. Ay esos visitantes tan amables que nos recuerdan cada año lo bien que se está cuando vuelven a sus orígenes que llegan el primer día, dejan la sombrilla en la arena y si fuera por ellos al cabo de quince días escriturarían ese trozo de playa.

    Finalmente, me gustaría aprovechar esta tribuna que me brinda Onda Cero Sagunto semanalmente para un tema personal. Hacer un llamamiento a todas las cajeras de supermercado. Cuando veaís un chico sólo en la cola. No os cebéis con él. No lo paséis todo más rápido para que parezca que es incapaz de meter todo en las bolsas de manera ordenada y coherente, encontrar el dinero y pagar. No nos da tiempo. Es cierto. Un simple tecleo de código seria una magna obra de generosidad que dejaría nuestro orgullo un poquito por encima de nuestra dignidad. Y el color de nuestra cara un tono por debajo del rojo.

    Un saludo, pasen un buen fin de semana.....

    copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

    grid layout coding by helpblogger.com