Referendum sobre la segregación. Artículo para www.elperiodicodeaqui.com.

En 1999 el CIPS asumió como consigna de campaña "Ayuntamiento Porteño, Referendum Sí". En las mismas elecciones se presentó por primera vez Segregación Porteña bajo el lema "Yo soy porteño ¿Y tu?". Como se puede observar ambas formaciones optaron por diversos caminos. Por un lado el CIPS optaba por un camino administrativo (racional) y por el otro SP optaba por el camino identitario (emocional). En muchas ocasiones he afirmado que el camino emotivo-épico-identitario por el que siempre ha optado SP es rentable electoralmente pero un error muy grave para su objetivo final: obtener un ayuntamiento para el Puerto.
Segregación Porteña e Iniciativa Porteña siempre optaron por la recogida de firmas y desdeñaron el referendum. Hubieran puesto en un brete terrible a otros partidos que llevaban tambien el referendum en sus programas electorales o aún no llevándolo resulta dificil oponerse a tal ejercicio democrático. Pero SP optó en dos ocasiones por las firmas. Y en dos ocasiones fracasó. Por lo que el referendum 15 años después se me antoja más un salvavidas político que una opción útil.

El referendum choca con diversas dificultades. Una consulta popular nunca podrá tener carácter vinculante. Se tratará siempre de una simple consulta. Aunque resulta evidente que si una enorme mayoría de los porteños optaran por decir un sí (incluso abstracto) a la segregación los partidos políticos deberían interpretar adecuadamente esta voluntad. Otra dificultad es que la consulta se debe producir en concreto, es decir, sobre una propuesta territorial concreta. Las dos propuestas hechas hasta ahora por los segregacionistas son manifiestamente abusivas para una de las partes en que se debería dividir la ciudad. Esto es relevante porque en el nucleo antiguo tambien hay partidarios de la segregación siempre y cuando se establezca de una manera equlibrada territorialmente. La última dificultad es que seguramente los segregacionistas pretenderan que el referendum se realice solamente en el Puerto. Bajo mi punto de vista, al ser consultivo, el referendum debería realizarse en todo el municipio y así poder detectar la voluntad del conjunto del municipio. La segregación del Puerto, dado su tamaño, es más una división municipal que un proceso de segregación estricto. Por tanto, debe consultarse al conjunto de la población.
A pesar de todo esto y de pensar que el referendum debería haberse producido hace muchos años no dejo de pensar que es una simple maniobra de supervivencia. Los anteriores expedientes se presentaron menos de dos meses antes de las elecciones. Y ahora esto. No me digan que no es para sospechar.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com