De hombre a hombre

No te conozco. Ni quiero conocerte. Porque no me aportas nada. Porque estás enfermo.
Ella ya no te quiere. Solo te tiene miedo. Ella ya no te escucha. Solo te tiene miedo. Ella ya no quiere estar contigo. Solo te tiene miedo.
De nada sirven ya las historias que te cuentas a ti  mismo. Que no volverá a ocurrir. Ocurrió una primera vez y ya fue demasiado. Que solo es cuando bebes. Bebes porque quieres y sabes perfectamente que te hace y le hace daño. Nunca encontraste nada en su móvil y sigues buscando. Nunca tuviste más lealtad a tu lado y sigues buscando traiciones. Porque estas enfermo y tu realidad no es real.
Nunca fuiste capaz de valorarla. Ni su entereza, ni su determinación, ni su paciencia, ni su absoluta fe en ti. Hasta que empezó el miedo. Le hiciste creer que no valía nada, que dependía de ti cuando en el fondo sabes que el que cree no valer eres tú, que el que depende eres tú.
Si tienes problemas en tu trabajo, si no eres capaz de afrontar el resto de tu vida, si naufragas fuera de casa no lo pagues con ella. Ella te quería tanto que creía más en ti que tú mismo. Y no eres más que un fracaso. La historia de un cobarde. Te queriá tanto que todavía lo recuerda y te cree cuando dices que no volverá a suceder. Pero solo tiene miedo. Miedo de un enfermo.

Ella no es tuya. Ella es de ella. Y de sus hijos, de tus hijos. Y de su familia. Y de sus amigas. Y hace tiempo que ella no es de ella pero tampoco es tuya. Porque ya no es de nadie. Porque la has anulado. Y con ella te has anulado a ti mismo. Porque ya solo siente miedo. Miedo de un enfermo.

Ella dejó de salir para no enfadarte. Perdió a sus amigas. No está a tu lado simplemente está atada a ti.
Te quedaste sin amigos por tu manera de ser. Te refugiaste en casa junto a tus miedos. El hogar que ahora destrozas. Escondido tras esa doble cara de angel hacia fuera y demonio hacia dentro.

Pero ya todo el mundo te conoce. Hemos hablado con ella. Ha denunciado y todos la protegeremos de ti.
Y tú deberías hacer lo mismo. Protegerte de ti. Cuidarte. Porque estás enfermo. Pero puedes curarte. Por ella y por ti. Deja de engañarte porque ya no nos engañas. Porque este tema es tambien nuestro. Tuyo, mío y nuestro. De hombre a hombre.

En lo que llevamos de año 31 mújeres han muerto porque 31 hombres las han matado. Esta no es una lucha de ellas. Esta es una lucha de todos.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com