Memorias de un hombre olvidadizo

Pierdo recuerdos con la misma facilidad con la que idealizo otros. Aunque como el protagonista de aquella película nuestra sociedad está perdiendo la capacidad para crear nuevos recuerdos.

En casa de mis padres hay un desván. Casi ninguna casa tiene ya desván. Tanto es así que le auguro un fatal desenlace a la propia palabra desván. Allí están los libros de texto de cuando éramos pequeños, juguetes que trajeron unos reyes diferentes que no eran los padres, está mi primera camiseta de futbolista, estan mis medallas. Y es de agradecer, porque soy muy olvidadizo. 
Ya casi ni recuerdo que unos mineros estuvieron atrapados tanto tiempo que a las televisiones les dio tiempo a hacer negocio. Apenas me parece a lo lejos recordar que un día España fue campeona del mundo de algo, pero no recuerdo exactamente de qué. No sé si era corrupción política o prescripción política. Quizá fuera algun deporte. Espero que fuera uno en el que doparse sirviera de poco. 
En cambio, ya ven, los mercados se encargan de recordarme, semana sí semana no, que este año empezaron su dictadura. Nosotros votamos a quienes han de obedecer sus órdenes. Curiosa democracia la nuestra. 
Tendré que empezar a tomar pastillas para la memoria. Me han aconsejado unas: las pastillas Garzón. Pero no sé si tomarlas porque siempre que las tomo tengo la sensación de perderme en laberintos conceptuales o cayendo en trampas judiciales. 
Ya casi ni recuerdo que un Estatut de Autonomia puede convertirse es una especie de traje regalado al que se puede recortar las mangas, hacer más grande el camal o poner menos bolsillos de los que toca. Pero a traje regalado, no le busques la factura. 
Mi incapacidad para crear recuerdos me hace confundir los estados de alarma con el pito de la Fàbrica. Y suena tantas veces que tengo la sensación de ser controlado aereamente. La rebelión de los ricos está tan presente que no la he podido olvidar. Cuando la palabra huelga cambia su significado y escoge sus apellidos. Porque huelgas, huelgas... de las de verdad.. ya quedan pocas y están sometidas a un tercer grado y a la horca mediática. A los que miran solamente se les exige una mirada y a quienes actúan se les exigen gestas heroicas. 
En lo personal, mi mundo dio una vuelta completa. Boca abajo las cosas se ven raras y la sangre se concentra demasiado en la cabeza. 

El año que viene más. Y mejor. El año que viene los sueños se convertiran en recuerdos, las fantasías en realidades y los deseos en verdades o mentiras. Y como dijo Mr Nobody cualquier elección será la correcta por el mero hecho de ser una elección. 
Así que la memoria es un instrumento maravilloso. Es amiga de la  nostalgia y enemiga del rencor. Deberíamos poder decidir olvidar igual que decidimos recordar. 

Les dejo con un cuento de Nochevieja. Un cuento real pero con princesas y trobadores. Tengo vagos recuerdos de las tardes previas a Nochevieja. Y me gustaría dejarles una nota en la nevera para que la lean cuando la necesiten. 

Una tarde, antes de salir, Eric Clapton esperaba a que su mujer se decidiera sobre qué vestido ponerse. Clapton estaba viendo la tele y su mujer pasaba con un vestido, con otro, con el mismo. Cuando casi se había decidido por el vestido debió decidir tambien sobre los zapatos. Clapton sacó su guitarra. Y mientras veía como ella desfilaba ante sus ojos con vestidos, zapatos y preguntandole qué le parecía. Él escribió una de las canciones más bellas de su discografia. En la letra, ella preguntaba ¿Qué tal estoy? Y él contestaba, estás maravillosa esta noche. 

El ocio es el dios de la creatividad. Y la espera es su profeta. 
No desesperen. Esperar siempre vale la pena. 

Feliz Año 2011! 

Intereses

Yo no soy Gabilondo para EPDA

En uno de mis últimos ataques de optimismo pensé que esta crisis haria repensar muchas cosas. Me equivoqué a medias. Los pensadores están repensando. El problema es que a los “business as usual” (negocios como siempre) no les preocupa lo más mínimo el medio ni el largo plazo y se limitan a no pensar. Ellos actúan.
Pensé que se repensarían los límites del sistema capitalista de corte neoliberal. Pensé que alguien repensaría las teorías del crecimiento. Y entre esas cosas que pensé que se pensarían estaba la comunicación. La semana pasada cerraba una cadena de televisión dedicada íntegramente a la información. No era una cadena cualquiera de información 24 horas. Y no era una cualquiera porque había conseguido un ritmo televisivo concreto, definido, riguroso pero especialmente ameno. Casi al mismo tiempo, unas pocas semanas antes, había nacido este periódico al que no di la bienvenida con la solemnidad que merece.
Inmersos en nuestra propia vida y escuchando nuestra propia voz no somos capaces de levantar la cabeza y apreciar la importancia de lo que sucede bajo una apariencia de naturalidad. Hoy en día, levantar -es el verbo más adecuado- un medio de comunicación es una tarea heroica. Hacerlo con profesionalidad, equidistancia y neutralidad es una gesta. Así que cuando el director de este periódico me comentó el proyecto no dudé ni un segundo en animarle y ofrecerle mi colaboración. El cierre de CNN + y el aparente final de la carrera periodística de Gabilondo me ha hecho repensar la necesidad de brindar por este periódico. Se nos acaba el año y la mejor noticia es tener noticias. El trabajo del periodista es cada día más complicado. Las teoría de las emociones salpica cualquier decisión. Las noticias se convierten en productos. Las circunstancias laborales en las que trabajan son demasiado precarias. Y aún así, muchos de ellos y de ellas siguen creyendo en esto como una vocación. La vocación es una palabra casi anticuada de no usarla.
La libertad de información no pasa un buen momento. Cuanto más acceso tenemos a la información menos información se sale de los parámetros oficiales. Vivimos a golpe de argumentario y la realidad mediática se convierte en una realidad más que a veces suplanta a la propia realidad sin apellidos. Es una especie de Photoshop que llega a los partidos políticos y a las empresas incluso empieza a llegar a las personas. Maquillaje permanente que el periodista ha de saber decodificar. Pero para eso necesitan algo más que una vocación. Necesitan un mínimo de solidez económica.
El año 2011 pasará a la historia por el cierre de un medio y el nacimiento de otro. Sin comparaciones pero con la importancia que ambas noticias merecen. Porque ni este medio es aquel ni yo soy Iñaki Gabilondo.

Aún sigo buscando


Aún sigo buscando
notar tu aroma al día siguiente
llevarte la contraria
hasta que levantes una ceja

Aún sigo buscando
robarte una mirada furtiva
un abrazo asomado a tu espalda
y un beso entre tus piernas

Subirme al tiovivo de tu feria
domar al caballo del deseo
curarme en la ambulancia de tu risa
y apagar tu fuego en el coche de bomberos

dar vueltas y más vueltas
dentro de tu cuerpo

Aún sigo buscando
mirarte hasta perder la cabeza
volverme loco en tu cintura
y sentirte de muy cerca

Aún sigo buscando
quererte sin ninguna certeza
sentir el sabor de tu lengua
lamiendo mi vergüenza

Aún sigo buscando
un grito de placer consumado
el brillo de una cara despierta
y un guiño que me dice
que ya estamos de vuelta

Gabilondo y CNN +

Siempre quise ser periodista, comunicador, analista de la realidad, de cualquier realidad. Como no me atreví a seguir ese camino en su  momento me petrifiqué como alumno permanente de una facultad con estudios inagotables. Y en ella Gabilondo fue mi mejor maestro.
Fue hace unos días. No hacía ni dos horas que estaba leyendo sobre la libertad de información y de expresión como bases de una opinión pública madura propia de la democracia. Y lo escuché Telecinco no está interesada en una cadena de noticias. Y así me cerraban media dieta mediática.. Porque confieso que mi banda sonora de lo cotidiano era CNN +. Como a cualquier amor que se acaba uno tiene la sensación de no haberle prestado la atención adecuada. CNN+ rompió la dictadura de los telediarios aplicando la actualidad a cada instante desde un punto de vista serio, prudente, plural y tremendamente riguroso. Extremadamente riguroso. Y por eso no puede tener acogida en un panorama mediático dominado por los nichos de mercado radicales. No recuerdo cuando fue pero alguien nos robó la opinión pública para convertirla en audiencia. Y ahora, hartos de comer arena televisiva confundimos el sabor de los programas.
A partir de hoy, viviré un poco más desinformado. Y no por falta de medios sino porque CNN+ nunca se unía al coro mediático que cantaba la misma canción en distinto tono. Y menos lo hacía Gabilondo. Mi maestro de la clase a la que nunca fui. El que me enseñó que la verdad está bajo un montón de capas de apariencia. Con quien aprendí que se puede ser valiente sin ser imprudente, que se puede ser comprometido y a la vez independiente, que se puede atrevido sin resultar soberbio. Gabilondo es capaz de construir  una prosa específica, un vocabulario del analista, un diccionario de la lengua periodística, y construirla desde la densidad y desde la solidez sin perder ni un punto de emoción.
El drenaje de la crisis me deja completamente desorientado. El agua de la dificultad se lleva casi todas las flores que yo admiraba. Y deja indemne todo aquello que me resultaba superfluo. Los mercados, esta vez televisivos, van desmontando los obstáculos que le quedan para constituirnos en una sociedad del entretenimiento donde lo colectivo desaparece, lo común no es más que una suma, y lo propio es el becerro de oro de una sociedad dormida que deja perder lo que gana.
A mi, como a Iñaki, no me podran quitar lo único que tengo. Mi honestidad crítica. Que le vaya bonito. Maestro.

Feliz solsticio de invierno

Confieso que la Navidad católica me confunde un poco. No responde a ninguna circusntancia histórica real. La religión católica siempre ha sido pionera en cuestiones de marqueting. Hasta que llegaron los Estados Unidos de América, claro está. Lo cierto es que fechas cercanas al primer dia del solsticio de invierno han sido celebradas en multitud de civilizaciones. La última gran derrota del sol ante la luna hace presagiar las próximas victoria del día sobre la noche.
Ustedes y yo vivimos en un país de tradición católica aunque ahora se nos haya convertido al consumismo. Pero ustedes ya saben que yo trato de encontrar siempre la manera de salirme de las convenciones religiosas para encontrar la complicidad humana más allá de la salvación de cualquier alma. No es que me guste el infierno. Es que ahora hace frio.

Así que, debo suponer y supongo que cuando esta semana nos enviemos una de esas felicitaciones graciosas, entrañaables, nostálgicas, lacrimógenas para felicitar la Navidad, en realidad podríamos simplmente escribir un "Me acuerdo de ti, y espero que te vaya bien en la vida".

Debo suponer, y supongo, que cuando esta tarde y esta noche nos enviemos uno de esos sms prefabricados que cada año surgen, lo haremos para dibujar una sonrisa en unos labios o para traer a la mente una imágen del pasado que nos hace sentir bien en el presente.

Debo suponer, y supongo, que cuando gastamos ingentes cantidades de dinero en comprar juguetes de los que tenemos perfecta constancia que seran defenestrados a la semana siguiente lo hacemos para ver cinco segundos de una mirada, de un brillo en los ojos, de una sonrisa y de un gracias con un beso de nuestro niño o nuestra niña.

Debo suponer, y de hecho supongo, que cuando hacemos ingenieria familiar para definir un cuadro de excel en el que el amigo invisible consiga cuadrar sin que le toque a uno mismo, lo hacemos paara convertir en visible un día una sensación invisible de 364.

Debo suponer, y de hecho supongo, que cuando instalamos tantas luces en nuestras cosas que parecen casinos lo hacemos para intentar atraer la suerte y que alguna vez gane la ficha roja de la gente y no la ficha negra de los mercados.

Debo suponer, y me paso el día suponiendo, que toda esa comida desperdiciada y tirada lo es porque a veces nos falta gente que debería estar y no está. Y esa es la comida que seguimos guardando para ellos y ellas con la esperanza de que sepan que los guardamos en el fondo del corazón.

Debo suponer, y de hecho supongo, que todas esas discusiones en pareja acerca de donde toca ir no son más que una lucha de amor entre dos familias que desean sentirse cerca, casi tocándose.

Debo suponer, y supongo, que todos los nacimientos y belenes tan comprensivos con la inmaculada concepción, lo son tambien con las adolescentes que deciden no continuar con su embarazo y necesitan un angel de la guarda legal y un portal de Belen donde hacerlo.

Me gustaría suponer, pero no supongo, que toda esta solidaridad macroconcentrada lo es por un acuerdo social para organizarnos mejor la solidaridad. Les sugiero repartirla a lo largo del año. Es más fácil de llevar.

Debo suponer, y finalmente supongo, que en realidad lo que buscamos es una estrella polar que nos guie hacia el futuro, que nos deje algo de oro en cajas de empleo, algo de incienso en frascos de calma y algo de mirra en bolsas reciclables.

No les felicitaré la Navidad. Lo siento. A veces me siento más nórdico que mediterraneo.
Les felicitaré el solsticio de invierno. La noche va remitiendo. El sol va ganando batallas. Pero sigue haciendo frío. El momento justo para buscar el calor humano de la proximidad. El momento justo para la reflexión. El momento de cargar fuerzas.

Pasen una buena noche. Y pasenla con la gente que más quieran.

El planeta de los Nimios

La antorcha de una estatua era el único recuerdo del planeta de arena. Alguien la cogió para construir relojes que marcaban un ritmo frenético que convirtió a muchos de aquellos humanos en Nimios. Surgieron como especie. Debió ser alguna mutación producto de la contaminación. No lo sé. Tragaron tanta arena que no la distinguían de los alimentos. Primero eran unos pocos. Pero cada día eran más.  Y los Nimios se hicieron con el mundo. Y llenaron de adoquines la arena. Quitaron las espinas de las rosas. Eliminaron el olor del mar. Y el sabor a los besos. Para poder trabajar con menos interrupciones.
Ellos creían en la Nimiedad como Nueva Religión. Un determinismo filosófico que les conducía directamente a creer que cualquier cosa que hicieran no cambiaria nada el curso de los acontecimientos. Y decidieron no hacer nada. De esta manera nunca nada cambiaba. Aunque en realidad cambió todo. El motor de la historia se averió.
Los Nimios se estructuraron en castas. Por encima de todos estaban los Técnicos. Eran los encargados de crear las soluciones a todas las ecuaciones de problemas que planteaban las castas inferiores. Despues se situaban los Cínicos, conocedores de sus posibilidades que preferían la comodidad de un sistema que sustituía el progreso por la prosperidad . Finalmente estaban los Tétricos, cuya vida transcurría entre entretenimiento, alimentación, sueño y trabajo, sobre todo, trabajo para poder mantener a las castas superiores. Los Tétricos reciben un curso de instrucción para entender su casta y el Principio de Nimiedad: nada de lo que hagas cambiará nada. El Principio de Nimiedad surgió como respuesta al Efecto Mariposa construido durante el siglo XX. Los Técnicos se reunían diariamente en los Mercados y desde allí ofrecían fórmulas matemáticas que permitían a todos los Nimios resolver cada problema por pequeño que fuera. Todos los problemas recibían una sola solución. La solución de los Técnicos.
Apenas quedamos algunos Sapiens. Los que quedamos en la resistencia escribimos canciones sin tener instrumentos para tocarlas. Fueron prohibidos por los Nimios. Hemos vuelto a reunirnos alrededor del fuego en algunas ciudades. Nos hacemos pasar por Nimios ya que el aspecto físico es el mismo. Es fácil manejarte con sus reglas. Solamente has de hacer lo que te dicen los Técnicos. Las reglas se publican diariamente en la televisión. Emiten cada día el mismo programa como si fuera uno diferente. Pero nadie hace ni dice nada. Porque nada cambiaría. Es el Principio de Nimiedad.
La música en directo fue prohibida y solo se permite escuchar fórmulas escogidas por los Técnicos. Los pocos Sapiens que quedamos escribimos a veces recuerdos en un pápel que vamos pasando de mano en mano y luego quemamos para no dejar ningún rastro de pensamiento. A veces leemos libros prohibidos que ofrecen varias soluciones a un mismo problema. Y argumentamos entre nosotros. Pero nunca nos ponemos de acuerdo. Y nos volvemos a reunir junto al fuego. Y volvemos a estar en desacuerdo. Cada vez somos menos y cada vez estamos menos de acuerdo.
Mientras tanto, los Nimios confian en la nimiedad de sus acciones. Y cada día son más.
Ellos circulan por las aceras mientras nosotros tapamos las calles.

Estado de Alarma

El Gobierno ha prorrogado el estado de alarma. Llega tarde. Los ciudadanos hace tiempo que estamos alarmados. Y no solo por los controladores aereos sino por un descontrol generalizado y por un cierto aire irrespirable.
Más de cuatro millones de personas viven alarmados por su falta de trabajo y los que trabajamos vivimos alarmados ante la posibilidad de perderlo.
Europa vive en estado de alarma. Grecia tiene disturbios violentos, en Inglaterra se ataca el coche del príncipe y en Italia el mercado de compraventa de diputados abre la veda de la alarma generalizada.

Hace tiempo que vivimos alarmados por pandemias, volcanes, ciclones. La alarma es un negocio rentable para un sistema de medios de comunicación que hacen caja con el miedo. Uno de los afrodisiacos de consumo más importantes de la historia.

Y viendo la perspectiva de las próximas municipales uno se siente tambien alarmado y se pregunta si existe la Plenopatia. Una adicción desmesurada e incontrolable a querer estar en el Pleno Municipal. Por un lado se habla de la vuelta de algunos insignes ex miembros de la corporación y por otro de la continuidad de otros que llevan ni se sabe los años. Uno acaba alarmado al ver como se puede pasar de socialista a liberal de oca en oca sin pasar por la casilla de salida.

Una parte de la alarma se nos va con la marcha de Ricardo Peralta cuya incapacidad explicativa ha quedado manifiesta en asuntos como la arena de la playa del Puerto y los ataques fascistas de los cuales la Comunidad Valenciana es lider indiscutible. Y que Don Ricardo siempre consideró propios de la normalidad democrática.

Tan alarmados andamos que por todas nuestras ciudades y en nuestras propias casas instalamos luces de emergencia que nos acercan mucho más a Las Vegas que a la Navidad. Un concurso de derroche energético a mayor gloria del cambio climático y las compañias eléctricas que hacen su agosto en pleno diciembre.

Aparecen los primeros y alarmantes reyes magos escaladores y quizá algún Santa Claus ahorcado de un balcón cualquiera donde alguien lo puso sin pensar que podria hacer viento.

Y quizá la mayor alarma posible, las cenas de empresa, donde se juega al juego de las sillas para no caer junto al jefe. Y se forman alegres corrillos donde realizar coreografias imposibles y donde nadie da la espalda a nadie. Una alarmante manera de ver de manera diferente a quienes trabajan a tu lado aunque a veces no trabajen contigo.

El sábado por la noche un individuo obstaculizaba el paso de la policia local. Ante la mirada de los agentes empezó a quitarse ropa hasta quedarse en ropa interior. Sin duda vivía alarmado por los mercados, quizá alarmado por la proximidad de la navidad, o quizá le afectó la baja médica conjunta y simultanea de un montón de controladores descontrolados. Seguro que se sintió alarmado por las luces y las sirenas. Pero decidió quedarse casi desnudo. Desnudo y alarmado.

¿No se sienten ustedes un poco así a veces?

Transfuguisme en Albalat

L'acutal alcalde d'Albalat, Filiberto Prats, diu en una entrevista que "sempre s'ha identificat amb el Partit Popular" i ve a resumir el seu pas pel Bloc per les diferència amb algunes persones del PP. Filiberto deixa el Bloc en el lloc de l'amant a qui s'acudeix quan l'estimada no ens correspon. El lloc del substitut i quasi prostitut. Un espai que ocupar mentre l'altre espai continua ocupat.

El transfuguisme i la corrupció política són dos lacres de la democràcia espanyola. La distància entre ciutadania i política es fa més gran pel seu efecte multiplicador d'una base preexistent de pèrdua de poder polític davant l'econòmic. En aquesta línia de pensament el llindar de tolerància és cada vegada més alt. Assumim amb normalitat coses anormals democràticament. Ja fa mesos que sabem que Filiberto es presentarà pel PP. I ara és capaç de dir que "sempre" s'ha identificat i que les sigles del Bloc no eren més que una formalitat per poder presentar-te.

Filiberto ja no recorda el que van fer eixes sigles per ell. Especialment en moments delicats on les crítiques mediàtiques eren constants. Recorde perfectament com a Sagunt teníem baixes d'afiliats per culpa de l'actitud quasi despòtica del Bloc en Albalat. Molts votants ens preguntaven com podíem donar suport a Filiberto. I ho vam fer. De la millor manera possible. Li fèrem costat.

Per això el transfuguisme assumit amb normalitat, amb silenci i amb resignació és un problema democràtic de primer ordre. Filiberto es va presentar pel Bloc, amb un programa del Bloc i això ho hauria d'haver respectat fins a l'últim dia. Per respecte democràtic.

I no ho fa fet. I per a mi, amb eixe motiu ha deixat de ser una persona de fiar, perquè avantposa la seua persona per davant de tot. I això Albalat ho acabarà pagant.

Wikileaks de ir por casa

Los medios de comunicación se afanan en iluminar los secretos del funcionamiento diario de la diplomacia, de agencias de inteligencia, con esa sensación de estar donde poca gente ha estado y de desvelar lo que todo el mundo supone.
Quitar la cortina de los probadores. Subir el telón después de acabada la obra. Iluminar un coche oscuro mirando al mar.
Para mi, los secretos estan bien como estan, escondidos tras un tupido velo o en lo más profundo del alma. Creo que todo el mundo tiene derecho a una parte que no puede ser invadida. Creo que cada uno tiene derecho a una caja de galletas donde esconder imágenes, mentiras sin piedad, dudas y deseos. Una isla desierta donde poder vivir solo y en paz, hablando con un coco con ojos y boca recortados.
Y los más dulces. Los secretos compartidos. Llenos de miradas furtivas. Secretos entre dos personas que nadie puede entender. Un mapa indescifrable que te lleva siempre al mismo sitio. Una realidad paralela que se suma a la realidad visible. A veces nos da miedo compartir un secreto. Precisamente por eso. Porque pasaría de ser un secreto a no serlo. La condición de secreto es lo que hace que tenga vida.
Y los más deseados. Los secretos manifestados. El que ella cree conocer y él acaba por confesar. El que él desearia y ella es capaz de conceder. Caricias que se dan en secreto. Manos que se unen en secreto bajo la mesa.
Amigos secretos que se desconocen. Amigos secretos que envian letras de canciones por correo postal.
Secretos de estado, secretos de cajón, agentes secretos, secretos de alcoba y secretos de ir por casa.

En un mundo hiperinformado sigo creyendo en los secretos. Sigo creyendo en esconder papeles en los bolsillos. Sigo creyendo en libros en blanco con dedicatorias que nadie entiende. Sigo creyendo en jeroglificos escritos en clave de sol. Sigo creyendo en fotos perdidas en desvanes de un disco duro. Sigo creyendo en portales donde no llegan las farolas. Sigo creyendo en trozos de luna menguante escondidos del sol.

Y aunque a alguien le suene todo a citas de sobre de azucar, o frases de Paula Coelho o a canciones de Ismael Serrano, yo les contaré un secreto. Estas Navidades sorprendan con un secreto. Compartan un secreto. Creen un nuevo secreto. Regalen un secreto. Es el regalo perfecto.
Pero no se lo digan a nadie. Será nuestro pequeño secreto.

Quico candidat per a www.elperiodicodeaqui.com

El primer candidat a l'Alcaldia de l'Ajuntament de Sagunt presentat oficialment ha sigut el candidat del Bloc Quico Fernández. És, sense cap mena de dubte, el candidat que millor conec. Per això crec que puc parlar amb coneixement de causa.
Quico és, juntament amb Alfredo Castelló, l'animal polític més poderós de l'arc parlamentari municipal. Probablement per això xoquen constantment. La seua vehemència no deixa a ningú sense opinió. Mentre el Bloc sol tindre un problema de coneixement de marca i de candidat -a nivell supramunicipal- és freqüent que en l'àmibit municipal presente excel·lents candidats. I probablement aquesta siga la causa de la diferència entre el resultat municipal i qualsevol altre.
Es poden tindre diferències ideològiques amb Quico però hi ha coses que resulten evidents. En èpoques de crisi els lideratges han de ser forts i reinvindicatius. Una societat dormida en base a un contracte de des-confiança amb els seus representants requereix líders que desperten. Quico és valent. Amb només 39 anys i venint de ser professor de secundària de valencià es va atrevir a ser el Regidor d'Urbanisme. Probablement el Regidor d'Urbanisme més hiperactiu de la història de Sagunt. Perquè no sols es valent sino que la seua capacitat de treball i d'implicació social és enorme. És el millor dinamitzador que conec, perquè la seua dinamització naix de la seua pròpia actitud: el compromís amb la seua terra i el seu rol de polític.
La seua experiència i coneixements ara mateixa configuren un bagatge que resulta imprescindible per a un Ajuntament on la rotació laboral-política és excessiva. La seua consistència ideològica de discurs és imprescindible en un món en el qual la ideologia s'ha jibaritzat i és necessari trobar persones capaces d'enllestir un discurs amb vectors divergents i convergents de relació.
Quico també és una persona que impulsa iniciatives d'altres persones. Et deixa treballar perquè confia en tu i es fa de confiança. És capaç de configurar un equip que pot arribar a jugar de memòria, on les funcions estan clares i respecte mutu també. I això també és determinant en política municipal.
Té defectes. Però en un món on els defectes dels polítics estan sempre il·luminats i sota una lupa excessiva, crec que algú ha d'encarregar-se d'assenyalar l'altra cara de la moneda.
Vosté votarà o no, escoltarà o no i li agradarà o no però Quico és un excel·lent candidat.

Las despedidas

Un cuchillo de hielo entra en tu corazón y se derrite mientras se clava. Alguien estira de tu alma y la fuerza hasta acabar por partirla en dos. Y revisas  un montón de diapositivas de tiempos mejores que fueron pasados y por eso son mejores. Recuerdas vestidos que jamas te volverías a poner. Y momentos que nunca más volverás a vivir si existiera algun momento que se pudiera volver a vivir. Y así te despides. Y donde había presencia hay ausencia. Una ausencia más presente que cualquier presencia. Y solo encuentras huecos donde antes había excesos.
Las despedidas son así. Te despides de un modo de vida. Te despides de un correo diario. Te despides de un beso en la frente. Te despides de una hora exacta. Y los que hacemos de la nostalgía un modo de vida sentimos como una puerta se abre. Y te permite ver una figura que cada vez se hace más pequeña pero todavía la sientes grande. Y sales a la calle y encuentras agua donde antes había fuego. Y miras hacia abajo y solo encuentras un precipicio al que te obligan a saltar desde Arkansas hasta Oz. Y alguien pone el mundo del revés para que tu acabes boca abajo. Y ya nada tiene el sentido que tenía si alguna tuvo sentido y si alguna cosa tiene sentido.
Y un día el teléfono deja de sonar. Y la pantalla deja de hablar. Y el brillo de sus ojos solo refleja la oscuridad. Y ya no queda nadie a quien cantar. Nadie a quien escuchar. Nadie a quien susurrar.
Porque ya no queda nadie. Porque ni siquiera quedas tú. Porque una despedida es tambien una despedida de una parte de ti.

Foto: Raul Aleman. http://blogs.clarin.com/el-retratista/2009/01/21/despedida/

Estado de Alarma

El jefe de todo esto

Lars Von Trier es uno de mis directores favoritos. En una de sus comedias (El jefe de todo esto) analiza uno de los problemas del capitalismo moderno de corte extremoliberal, a saber, la interposición en cadena o el círculo vicioso de presión. La comedia la protagoniza un jefe de una empresa cualquiera que ante su incapacidad para ponerse duro con los empleados se inventa un jefe externo inexistente que es quien siempre da las órdenes más complicadas.
El invento es viejo. La cadena de presión se ejerce de diversas maneras. En forma de consumo: tenemos que consumir para que otros puedan trabajar produciendo lo que consumimos. En forma de circulo vicioso de mando: te lo mando porque me lo han mandado y tu se lo mandas a quien se lo tengas que  mandar. En forma de ente abstracto: los accionistas no nos perdonaran... Incluso en alguna empresa alguien se atreve a mencionar la Obra Social como ente abstracto al que rendir cuentas. Hemos llegado a ese límite.  Es como si hubieramos llegado a un macroacuerdo global para fastidiarnos la vida unos a otros.
La necesidad de obtener presión externa para incrementar el rendimiento y para rehuir las decisiones más complicadas es creciente e intercalada. Cada vez más la defensa del juicio de Nuremberg (yo recibía ordenes) es más frecuente.
Sin embargo la semana nos ofrece una metáfora perfecta. El jueves o el lunes nos morimos de asfixia, sin embargo hemos llegado a un acuerdo de "no agresión" los fines de semana, especialmente los domingos.  De ellos se desprende que nuestro ritmo de vida-trabajo forma parte tambien de un contrato social establecido en el que los pirómanos se  nos han acabado haciendo bomberos y nos pusimos al servicio de la economia en lugar de poner la economia a nuestro servicio.
Por eso creo firmemente que nuestros dirigentes actuales se han inventado "los mercados" porque no se atreven a decirnos simplemente que para ellos un mundo mejor es un mundo lleno de gente trabajando todo el tiempo para destrozar el planeta.
Porque el jefe de todo esto nos ordena un suicidio lento y colectivo como especie.
Los humanos somos raros. Pero los in-humanos lo son más.

La sonrisa del Buda roto

Un día se rompió. Las cosas se rompen así. Un día. Pasó de estar dentro a estar fuera. Pasó de estar entero a estar roto. Pero siguió con la mirada en el horizonte. Seguía sonriendo. Como el primer día que entró en un hospital.

Los mercados

Y pasivo. La reforma de la Constitución.

La Constitución Española cumple 32 años. Nacida entre algodones y tutelada por el regimen franquista nace como el método más eficaz de un pais retrasado por una dictadura de 40 años para conseguir actualizarse. La Constitución se configura como un instrumento de progreso de amplia mirada pedagógica. Pasar de un estado centralizado y centralizante a un estado autonómico. Pasar de un estado confesionalmente dictatorial a aconfensional o laico. Incluso las libertades y derechos fundamentales debían ser explicados. La Constitución Española de 1978 es probablemente el hecho más revolucionario de nuestra historia reciente. Un recuerdo de cuando los líderes eran líderes de verdad y tenían altura de miras para mirar más allá del horizonte. Y no vivían apegados a ninguna coyuntura electoral diaria. De cuando la política no vivía en un argumentario. Cuando los periodistas hacían preguntas y los políticos las contestaban. Mejor o peor. 
La Constitución Española recoge más allá de un articulado, un espíritu. El deseo de la población española de progresar, de cambiar, de evolucionar. En aquella época se hablaba del proceso constituyente como algo vivo, com algo en constante evolución. Constituyendo un pais para prepararlo para los retos del futuro. 
En estos 32 años la Constitución solamente ha sufrido una reforma de un artículo concreto para poder entrar en la Comunidad Económica Europea. Se incluyeron dos palabras en el artículo 13.2. Esas dos palabras fueron "Y pasivo". 
El lunes es el día de la Constitución. Ahora se llama puente de la Constitución que es la manera laica de llamar al puente de la Inmaculada. Para mucha gente que se dejó la vida o años de carcel por ella la vanalización a la que asistimos resultará especialmente brutal. Yo no lo vivo así. Creo que la vanalización forma parte de la normalidad. La democracia incluye a quienes quieren destruirla y a quienes la ignoran. 
En medio de toda esa vanalización me limito a recordarles el verdadero espíritu constitucional. El deseo de convertirnos en  un pueblo moderno adaptado a su tiempo, un instrumento de progreso. 
Y todo eso lo hago porque muchos de los que defienden la constitución, demasiados actuales constitucionalistas, defienden su anquilosamiento, defienden su parálisis y defienden su estatismo. Yo defiendo la Constitución como un puente hacia el futuro que debe seguir abriendo caminos. Para mi la Constitución es un punto de partida y no un punto de llegada. Por eso defiendo su reforma entendida de forma amplia. Necesitamos refrescar nuestra constitución. Para que lo que fue un avance no se acabe convirtiendo en un retroceso. 
Que pasen un buen puente y abriguense... que hace frío... 

La segregació en evolució per a www.elperiodicodeaqui.com

La divisió del municipi és una qüestió central de la política local de Sagunt. La component jurídica ja va ser objecte d'anàlisi en un altre article. Tanmateix, la immediatesa del dia a dia no ens deixa comprovar quina és la línia evolutiva d'aquest fenomen.

Hom pot pensar que la segregació és una qüestió recent. No és cert. Els intents segregacionistes són reiterats al llarg del segle XX amb altres motivacions, situació i context. Però la trajectòria històrica de la qüestió existeix. La ciutat de Sagunt té una dualitat social clara i evident des del moment que naix el Port de Sagunt.

Arribada la democràcia el vector identitari-territorial comença a fer-se present. L'aparició d'una candidatura com la CIPS amb evident desequilibri de resultat electoral ja té una certa olor a tensió territorial.
La qüestió esclata amb el naixement de Iniciativa Porteña durant els anys 90. Paco Agües va immediatament assenyalar les claus del seu origen: la desorientació ideològica d'un nucli urbà d'esquerra industrial i fabril que veu com el comunisme cau davant els seus nassos i es queda orfe d'un far de guia. Si hom observa els primers components que solidifiquen el cos intel·lectual de IP és fàcil de comprovar aquesta teoria d'Agües.
Siga com siga el seu naixement, el que fa IP és replegar una tradició històrica i un sentiment emotiu. Iniciativa Porteña naix (o diu nàixer) sense vocació política. Diu que vol impregnar totes les forces polítiques i ser transversal. Però ben prompte farà la seua primera mutació. Sota l'excusa d'acompanyar el primer expedient es presenten a les eleccions trencant un dels seus pilars fonamental (l'apolitisme institucional). És la primera mutació de supervivència.
L'arribisme és una pràctica freqüent en política local. Un projecte que fa olor a victòria és immediatament olorat pels llops de la demagògia. El segregacionisme no va ser una excepció. I va mutar de nou. Amb l'arribada del goigisme l'èpica emotiva supera qualsevol intent d'aproximació intel·lectual. És l'època de vagues de fam per una inversió que s'abandona per un codi postal. La rotació de lideratges basada en el caïnisme és constant. El goigisme vol donar un nou impuls. Ja no es tracta d'acompanyar l'expedient. Ara es vol el domini polític perquè la segregació ja no és un procés administratiu sinó una decisió política. El període de pragmatisme de l'època anterior deixa pas a episodis d'heroïcitat i de maniqueisme (bons vs dolents, patriotes vs traïdors). És l'època més complicada perquè l'emoció substitueix la raó en la política local.

El primer expedient fracassa. És necessari mutar de nou. Esta vegada es presentarà un nou expedient també a pocs mesos de les eleccions. Situat estratègicament per generar la petjada emocional buscada. El nou expedient s'intenta cuidar més jurídicament però el pes conceptual cau de nou sobre l'aspecte polític. La teoria és que la decisió és política, per tant, necessitem el pes electoral suficient per condicionar un govern municipal. És més, mentre la decisió és pren, l'objectiu segregacionista és "fer-se respectar".
El segregacionisme que no volia ser polític acaba governant la institució amb la qual vol acabar. I ho fa amb la dreta. La incomoditat d'algunes bases del seu moviment és manifesta. La gestió mediàtica comença a trontollar per falta de confluència d'interessos. Hem creat un monstre que pot acabar amb nosaltres. S'imposa una nova mutació. El goigisme com a èpica cinematogràfica és dificil de mantindre sense el "gudari". El segregacionisme abandona el govern. El segon expedient cau. Amb més contundència que el primer. La última mutació de supervivència consisteix a intentar obtindre la majoria absoluta; la única manera que ells entenen d'aconseguir  una segregació que no han sigut capaços d'assolir per via jurídica.

Este article intenta repassar la trajectoria de SP amb dues finalitats. Entendre les seues contradiccions és la primera. Però també entendre que els que no som segregacionistes hem d'assumir la convivència amb un vector polític que té suficient entitat històrica, emotiva i identitària per estar present a l'Ajuntament. De la interacció de les forces polítiques depén que el vector "territorial" siga més gran o més menut. En resum, és inutil arrancar l'arbre. Ens hem d'acostumar a tindre'l al jardí. Si no volem que acabe per crèixer en la sala d'estar.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com