África empieza en Vinaroz



Ya puede usted bailar el Waka waka. Porque esto es África. Y si no es África es un territorio de transición con Europa. Y se lo demostraré.
Usted vive en un territorio donde la libertad de información sobre cualquier tema está condicionada. Por ejemplo, su gobierno se ha encargado de que usted no vea un determinado canal de televisión porque molesta. Molesta por el idioma que utiliza y porque explica cosas que no convienen. Y gestiona un canal pagado con su dinero como si fuera un canal privado del gobierno. A usted le ocultan deliberadamente información en su propia televisión. Esto más o menos es lo que sucedía en Egipto donde los egipcios no sabían nada de sus propias manifestaciones.
Usted paga sus impuestos en un lugar donde es posible la censura previa como obstáculo a la libertad de expresión. Por ejemplo, no se permite exponer fotografias no deseadas por el regimen. Más o menos lo que sucedía en Egipto.
Usted pasea por las calles de una comunidad cuya élite gobernante asume como normales conductas de dudosa moralidad y estan jurídicamente encausados. Dos presidentes de Diputación y un presidente de Comunidad deben explicar conductas poco éticas en los tribunales. La corrupción política se instala entre amiguitos del alma, dinero de farmacia y facturas por encontrar. Algo así pasaba en Tunez.
En este lugar que usted habita la élite gobernante práctica conductas patológicamente delirantes con visiones de la realidad completamente paranoicas como no reconocer la crisis, hacerlo todo bonito, gastar dineros en fastos y festejos mientras los niños van a colegios prefabricados o usted paga 400 euros al mes por la guarderia de su nena. Tambien es frecuente contestar preguntas sobre asuntos de trascendencia con frases del tipo “Es usted muy amable y muy simpático”. No son los tiros al pecho de Libia gracias a Dios o a Alá pero tampoco lo llamaría yo un ejemplo democrático. De momento no se ha nombrado vicepresidente a ningún caballo. En esto vamos bastante bien.
En este rincón del mundo donde usted respira, uno puede encontrarse en su puerta pintadas o artefactos explosivos caseros, recibir pedradas en la cabeza o invasiones de un bar dentro de la más absoluta normalidad. La violencia forma parte del día a día del ejercicio ideológico de algunas opciones opositoras, sin problemas, siempre y cuando sean opositoras. Cuando la violencia se ejerce sobre la élite gobernante entonces la culpa es del Mohamed Rubalcaba. Más o menos como en Túnez.

Así que ya ve, cada vez me siento más africano. ¿Les parece si montamos una revolución? ¿Les viene bien montarla para Mayo? Yo tengo facebook y twitter. Espero que no me lo corten después de este artículo.

Carles López Cerezuela.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com