Las películas que nos montamos en mi pueblo.

Desayunos con diamantes. Al Alcalde de Sagunto le ha dado por entrevistarse a la hora de desayunar con los vecinos. Mucho  mejor esto que probarse trajes oiga. Y además dice que lo paga de su bolsillo. Això ho pague jo. Pero me surgen tantas preguntas ante esta iniciativa. La primera es una praxis política que siempre he odiado: las comidas de trabajo. Como todo el mundo sabe la comida de trabajo suele ser más cara y más opípara, así que celebro que Alfredo se haya pasado a los desayunos. Les puedo certificar que las comidas de trabajo de finales de los noventa han sido la mayor fuente de problemas de este pais e incluso les podria establecer los vínculos con la crisis inmobiliaria e ideológica si quieren.
Después me gustaría saber si vamos a pasar todos. Más que nada para decirle a Alfredo que yo soy de los raritos. Que no me gusta el café para todos. Que me sienta mal. Ustedes ya me entienden. Que yo quiero mis galletas, las que tomo desde que era pequeño. Espero que nos entienda a los minoritarios. Ya sé que a veces hablamos y nos comportamos rarito pero es somos así.

La guerra de las galaxias. Asegura el señor Alcalde que requiere al Partido Socialista para  un gran pacto y evitar que los partidos minoritarios metan la cuchara en el gobierno de la ciudad. Seria una gran novedad que los dos partidos centrales del Ayuntamiento de Sagunto mantuvieran una actitud responsable y participaran activamente de una gestión positiva y leal. Y seria todavía una mayor novedad que eso ocurriera y que no se prescindiera de quienes desde la minoria pretenden colaborar con esa gestión responsable y positiva. Lo cierto es que para que haya un lado oscuro debe existir una resistencia. Y ambas se retroalimentan. Incluso más que otros de los que siempre se habla. 

Sólo ante el peligro. Camps vino a inaugurar una fábrica de zumos en plena soledad. Soledad ante la inminencia de su juicio por haber sido de todo menos Molt honorable. Soledad porque esa es la única empresa nueva instalada en el hipotético, futurible, condicionado y subjuntivo "mayor parque empresarial de Europa". 

En el nombre del padre. Los segregacionistas acuden a las próximas elecciones sin épica irlandesa. Dificilmente volverán a suceder episodios como los de una huelga de hambre iniciada por  una inversión que acaba gracias a un código postal. Sin épica y sin expedientes ya veremos como su electorado interpreta un espacio de confluencia tan variopinto que se mantenía unido en base al rechazo. Veremos si el NO a Sagunto sigue generando la suficiente energia en un entorno de crisis acuciante donde una segregación seria un proceso traumático insuperable a corto plazo y la aportación de inestabilidad al Ayuntamiento una irresponsabilidad manifiesta. Al menos el mensaje antiinstitucional ha desaparecido. 

Misión imposible. Articular un espacio de izquierdas en este municipio que genere ilusión, ambición, rebeldia y eficacia al mismo tiempo. El PSOE está en plena indigestión. Esquerra Unida está cómoda en el testimonio y la barricada ideológica. Y el Bloc vive esclavizado por una hipoteca electoral sobre un producto desestructurado que nunca debió comprar. 

Así que como ya es viernes, les sugiero que este fin de semana aterricen como puedan, dejen que el viento se  lo  lleve todo, salgan a la fiebre del sábado por la noche con faldas y a lo loco, si la cosa se tercia súbanse a un tranvia llamado deseo, porque de aquí a la eternidad nos va a tocar seguir teniendo encuentros en la tercera fase. Así son los tiempos modernos llenos de cazafantasmas y parques jurásicos.

Disfruten de su merecido descanso. Yo les dejo porque mi mamá siempre dice que tonto es el que dice tonterias. Y yo ya he dicho bastantes. 


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com