Soy casiconcejal



Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de casiconcejal del Ayuntamiento de Sagunto, sin lealtad al Rey, y de reformar y hacer reformar la Constitución como norma fundamental del Estado, el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Valenciana y las leyes.

Ya está. He prometido mi cargo y sin imperativo legal que valga. Ahora ya puedo decir que soy casiconcejal del Ayuntamiento de Sagunto. 

Quizá ustedes no lo sepan pero en las dos últimas elecciones me he presentado en las listas del Bloc. En la anterior fui de tres y salieron dos. En estas iba de cinco y salieron cuatro. Estoy pensando presentarme con el número catorce a las próximas.

Fuera bromas, durante dos horas fui concejal y eso me dió qué pensar. Soy un casiconcejal. Los casi concejales tras prometer nuestro cargo tenemos un deber especial. No estamos dentro pero tampoco estamos fuera. Somos una especie de segundo portero. No estamos jugando pero si pasa cualquier cosa tenemos que salir a jugar. Hay que entrenar como el portero titular y estar preparados. Tenemos un pie en el campo y otro en la grada.

Como casiconcejal electo del Ayuntamiento de Sagunto he pedido algunas delegaciones de gobierno. Seguramente me encargaré de la Casiconcejalia de Transparencia y Contacto con la gente. Me encargaré de recordar a los concejales el deseo expresado de mucha gente de iniciar un proceso de reformas institucionales en las que todos nos veamos reflejado. La generación de mi padre lo hizo en el año 1978. Y la mía lo sabrá hacer también si tiene la oportunidad. 

He pedido también la Casiconcejalia de Humanidad. Es una casiconcejalia transversal. Mi función será estar detrás de los concejales con responsabilidades económicas para que recuerden que la economia la inventamos para servir a las personas y que los mercados son unos sitios donde la gente va a hablar y saludar casi tanto como a comprar.

Me haré cargo de la Casiconcejalia de Convivencia Ciudadana, intentando limar todos los extremos y las declaraciones grandilocuentes para recordarnos el concepto de vecino. Cada uno vive en su casa y todos vivimos en la misma calle.

Presentaré mociones al casipleno municipal. Mociones para que todos los concejales tengan vehículo oficial, una bicicleta. Mociones pidiendo un referendum por la indignación para que no nos quedemos acampados para siempre.

Estoy pensando hacer un casipacto de casigobierno con el resto de fuerzas políticas progresistas para repensarnos nuestro mundo pensando un poco más en el mundo de nosotros y nosotras.

Es una gran responsabilidad para mi ser casiconcejal. Me obliga a tener los pies en el suelo, una mano en la institución y una mano en la calle, el corazón en la izquierda, la cabeza en los sueños y la mirada en el cielo. 

Procuraré no fallar a casi nadie. Y quiero dar las gracias a todos los que casi me votaron.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com