Las bicicletas cuadran presupuestos


Dicen que las bicicletas son para el verano. Yo creo que no. En una ciudad más o menos llana como la nuestra las bicicletas deberían usarse todo el año. Hace cosa de unos meses que me compré una bicicleta eléctrica. Con ella pretendo reducir mi consumo de energía, mi contaminación y mis gastos. Y no se pueden imaginar ustedes lo dificil que es circular por esta ciudad en bicicleta. Carriles bici que desaparecen en abismos en lugar de aceras, habitantes del asfalto que te entienden como un obstáculo, ladrones acechantes.. Aún así sigo creyendo en que es posible cuadrar círculos económicos. Y por eso voy en bici donde se puede ir en bici. Y en tren donde se puede ir en tren. Ahorro tiempo, energía, dinero y contaminación.
En términos económicos nuestra ciudad es más griega que romana. El próximo presupuesto rondará los 60 millones de euros en gastos y no llegará a los 55 en ingresos. Faltan cinco ¿no? El último préstamo solicitado para hacer frente a un sinfin de irresponsabilidades gestoras de los últimos treinta años a razón de la inestabilidad congénita municipal, cuenta con un informe en contra del interventor -el de la pasta- porque no encuentra la capacidad de devolución por ninguna parte. La gallina de los ladrillos de oro nos la comimos con patatas a lo rico de guarnición. Así que la cosa está chunga.
¿Quien afrontará esta situación? Un gobierno de nueve con seis de dedicación total. Nunca entenderé porque en situaciones de crisis se reducen los efectivos para combatirla. La prosperidad es fácil de gestionar. Lo haría cualquiera. Lo dificil es gestionar la escasez. Pero conociendo a los partidos de derechas lo harán con menos imaginación que una ameba. Básicamente nos subiran las tasas y los impuestos que ya nunca volverán a bajar y recortaran los gastos invisibles e individualizados (sociales, educativos..) Las inversiones trataran de mantenerlas para lucir algo. Aunque poco margen de maniobra tienen ya que el 80% del presupuesto está comprometido antes de aprobarse. Y el otro 20% -si saben sumar y restar- verán que ahora mismo es déficit.
Dijo Einstein que en tiempos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento. Así que sugiero a todos los concejales del  Ayuntamiento de Sagunto que se suban a una bicicleta tandem, que pedaleen todos o la mayor parte en el mismo sentido -¿asumir delegaciones?-, que reduzcan gastos, que mantengan los ingresos, que prioricen sus esfuerzos en las subidas y que se dejen llevar en los descensos. Y al que lleva el manillar -señor Castelló- se lo pido con más intensidad.
La bicicleta es el más puro símbolo de austeridad y decrecimiento sostenible. Seguramente deberemos ir más despacio, quizá ser un poco menos ricos, contaminar menos, consumir menos energía, gestionar mejor la salud pública, circular al aire libre para poder seguir conviviendo. Ni la austeridad ni las bicicletas se inventaron para el tremendo calor de la crisis del verano. Pero si la luz del sol sirve para iluminar las ideas. Bienvenida sea.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com