Intereconomia es un canal temático.

Intereconomia es casi la única novedad relevante que nos ha traido la TDT. Son, sin lugar a dudas, quienes mejor han entendido la fragmentación de audiencias que produce la interaccción entre la amplitud de canales y la amenaza de Internet para la televisión. Su método es sencillo: concebir sus concesiones de TDT como un canal temático.
A primera vista alguien podria entender que Intereconomia es un canal generalista en contenidos. Es un error. De la misma manera que existen canales de viajes, de caza, de culebrones, existe un canal de fachas. Escogen un público target muy concreto, movilizado y leal: la extrema derecha. Un tipo de persona que persigue con facultades autoexculpatorias la responsabilidad de todo lo que ocurre en el gobierno de  Zapatero. El hipotético futuro gobierno de Rajoy será todo un reto para sus programadores y presentadores.
Escogido el nicho de mercado se le proporciona un producto específico al menor coste posible. Intereconomia ha interpretado perfectamente el concepto de "televisión low cost". La mayor parte de su programación son bustos hablando entre sí creando un coro de opininones coincidentes sin disidencia posible. Esto genera una "comunión" con la audiencia que ve embravecido su aislamiento y salida del armario ideológico.
Pero no olvidemos que ese modelo televisivo bajo cualquier análisis es de baja calidad. No existe nada más fácil y más barato de hacer en televisión que un debate. Lo dificil es hacer programas creativos, editados, buscados, exteriores. Un debate se soluciona con muy pocos recursos. Pero es muy efectivo con la audiencia de extrema derecha que hace del cabreo una forma de vida.
Estirar de ese hilo resulta fácil. Se emiten vídeos y noticias que gusten al público target donde se establece una relación de reciprocidad y lealtad absoluta. Mientras ese mismo producto gestiona la notoriedad porque el resto de medios los critican.
La extrema derecha mediática para cohesionarse -como cualquier otra derecha- requiere una amenaza externa. Así los programadores buscan notoriedad y enfrentamientos, provocaciones en los que la Sexta ha querido entrar también por intereses ideológicos de nicho de mercado.
Las columnas del negocio estan montadas. Eso sí, esta lección de "business as usual" no se aleja mucho de News of The World. Si en el caso británico lo amenazado fue la intimidad de las personas, en el caso de Intereconomia -con su modelo importado de la Fox en Estados Unidos- el problema ideológico es de primera magnitud porque para generar negocio incitan al odio, cuestionan todas las estructuras democráticas, magnifican las diferencias, disputan la convivencia y eso es casi como ir llenando una habitación de pólvora. Ya solamente falta quien encienda la mecha.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com