Anuncios de Navidad

Cuando apareció la tele las radios abandonaron el centro de la casa para personalizarse. La radio se transistorizó y se hizo íntima. Tan íntima que a veces la oimos desde dentro por los auriculares o a oscuras por la noche antes de dormir. Sus locutores acaban por ser familiares y sus opiniones las opiniones de un amigo invisible.
Cuando nacieron los blogs se consideraron una especie de diarios donde uno vertía parte de su intimidad al mundo. Es una aparente contradicción que dio origen al concepto de extimidad para hablar de una intimidad externa y pública. 
Les cuento esto porque a veces ustedes se preguntaran por qué hablo tantas veces sobre mi o sobre mi familia. Creo que un radioblog debe tener un pizca de algo propio casi íntimo, una pizca de reflexión, una cucharada de ironía y un litro de palabras puestas con cierto sentido. Y hoy les vuelvo a cocinar la cena de Nochebuena.

Con más o menos mi edad llegaba mi abuelo al Puerto. Había nacido en María, provincia de Almería. Había sido cabrero -pastor de cabras- y regante pero no le pagaban y la cosa no iba bien. Uno de sus hermanos -el más atrevido- había venido a un pueblo donde había trabajo porque la siderúrgica iba bien. Así que se vino. No le dieron trabajo en la siderúrgica por no ser ex combatiente (tiene gracia después de tres años de mili y tres más de guerra en el bando republicano) así que se pasó la vida entre contratos temporales. Nunca tuvo un contrato fijo. Trabajó en el campo. Subía a la Glorieta para que alguien lo cogiera para trabajar. Después tuvo trabajos diversos. Me contaba como cogía su bicicleta para hacer varios kilómetros y recoger tomates y después volver otra vez en bicicleta. Tuvo una pensión porque se preocupó de pagar unos cupones cada mes.

Su nieta más pequeña .mi prima- se llama Lourdes. Acabo la carrera de arquitectura hace poco.  Su especialidad es la restauración. Desde que acabó la carrera ha estado en Inglaterra para mejorar el ingles. Ahora está en Venecia mejorando su formación en restauración. Se podría decir -teniendo en cuenta el porcentaje de personas que acaban la universidad- que forma parte del talento de este pais. Ya nos ha dicho que tiene claro que trabajará donde encuentre trabajo. A pesar de que vive en un país con un patrimonio histórico increible y cerca de una ciudad con todo el patrimonio por poner en valor su futuro es muy incierto. El índice de paro en España de la gente de su edad es del 45%. En España se enfrenta a un futuro sin contratos indefinidos, con despido barato, y trabajos donde su talento queda sumergido en una cultura empresarial del siglo pasado.

Yo soy el nieto mayor. La gente de mi edad tenemos la oportunidad, la vocación y la aptitud para intentar conseguir que el futuro de Lourdes no se parezca al pasado de mi abuelo. La historia que sale en el telediario vive junto a nosotros. Seguramente la veremos en la cena de Nochebuena. Vivimos una época donde se nos recorta la dignidad y es importante luchar por algo. Si no son capaces por una idea luchen por una persona.

Esta semana aterrizó Lourdes. Y a mi me vino a la cabeza una melodía de cuando mis padres me empaquetaban en casa de mi abuelo y se iban de Nochevieja.  Decía algo así como... Ella estará trasteando en la cocina, él reparando su barca junto al mar, pero los dos van contando las fechas.... ¿Aquellos maravillosos ochenta?








copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com