#censura

Esta madrugada Twitter advertía de que pensaba establecer mecanismos de control de contenidos en función del país de emisión de los tweets.
Para el que no sepa lo que es Twitter se lo describiré. Visualmente es una especie de tablón de anuncios de sms. Al abrir la pantalla uno se encuentra con un montón de mensajes de 140 carácteres. Algunos tienen relación entre sí y otros nada de nada.
Yo no soy muy twittero la verdad. Soy más blogger. Creo que es una red que favorece la atomización del pensamiento y el pensamiento en titulares. Y reconociendo que es muy creativa creo que a veces conduce a una competición de egos. Además mi impresión es que no tiene un modelo de negocio claro y no creo que sinceramente que mantenga un servicio con tantos usuarios por amor al arte.
Pero me sirve la creación de la censura también en Twitter donde sí es verdad que los contenidos son más ideológicos que en Facebook para intentar explicarles no como nos venden la moto sino como la fabrican. 
En los medios de comunicación se trabaja con una agenda mediática. No sé si se han fijado pero más o menos los temas tratados son los mismos en todos los medios. La diferencia es la orientación de la noticia pero la noticia suele ser la misma. Me llevaría mucho tiempo explicarles cuando un tema entra en agenda y cuando no. La cuestión es que ahora mismo solamente Internet es capaz de ampliar agenda o meter un asunto en agenda. Ese mecanismo de alteración de algo que está más o menos controlado ahora quiere controlarse. La intención del poder desde el asalto de las corporaciones sobre la política en forma de privatizaciones es intentar convertirnos en un rebaño que pasta plácidamente en un campo de productos de consumo. Y cuando alguna oveja se descarría en su perfil social conviene sacar al perro para que le recuerde que es una oveja. Antes no importaba tanto, usted podía hablar al día con no más de cincuenta persona. Cien si convocaba una reunión. Ahora en un día en un perfil de una red social puede hablar con miles. Y eso es peligroso para el pastor que lo único que quiere es que las ovejas den lana y algo de leche.
La verdad es que creo que no van a poder hacerlo así que resultan graciosos estos intentos de poner puertas al campo. Un campo que se mide en centimetros cúbicos, gigas y pulgadas. El eje transversal de Internet es la libertad así que mientras el imperio intenta avanzar les animo a que abran un blog o un perfil y se unan a la resistencia.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com