¿Donde está Valencia?

Ya lo han conseguido. Tanto tiempo queriendo situar a Valencia en el mapa. Y ya lo han conseguido.
La teoría de marqueting de los grandes eventos era la visibilidad. Obteniendo una cierta visibilidad de la ciudad se obtiene un flujo de notoriedad suficiente para mejorar las cifras de visitantes. Uno no va de viaje a una ciudad que desconoce. Esto no lo inventó el PP. Las ciudades y los paises han utilizado las Olimpiadas y los Mundiales como gran escaparate mundial. Incluso desde el sesgo ideológico como las Olimpiadas de Berlin o el Mundial de Argentina. Pero esto se puede hacer de muchas maneras. Barcelona lo intentó con unas Olimpiades y un Forum de las Culturas. Trató de asociarse a sus fortalezas, a saber, la multiculturalidad de una Barcelona cosmopolita con cultura y lengua propias.
Pero los valencianos somos más chulos que nadie. No podemos tener un buen estadio de futbol. Tenemos que tener el mejor del mundo. Así que nos lanzamos con el modelo de grandes eventos del  "Això què pot costar? Això està pagat" Nuestros nuevos ricos siempre han sido así. La teoria de la burguesia valenciana parece más una teoria de la hamburguesa valenciana, lo único que saben hacer es girarse y pedir lo mismo que les han pedido.
Así que allá nos fuimos a intentar crear una cosa a mitad de camino entre Mónaco y sus princesas y California y su poca lluvía. Terra Mítica, Ciudad de la Luz, Copa América, Fórmula 1, Hípica, Ciutat de les Arts a toda birolla.. seguro que me dejo alguno porque eran tantos... ah sí.. Visita del Papá que viene más a España que voy yo a Roma. Y para pagar llegaban las Cajas de Ahorro con la Visa y hacían de Capità Moro.
Se suponía que estos grandes eventos nos pondrían en el mapa y generarían un conjunto de beneficios indirectos. Tan indirectos que llegaron a través de Madrid en el Ave o directamente todavía los estamos buscando. Valencia está bonita. Seguramente sí, pero en mi viaje a Munich entendí que no todo tiene que ser bonito, a veces es suficiente con que sea funcional y al menos funcione.
¿Y ahora qué? Todos aquellos gastos en los que nos metieron hacen que los colegios no tengan calefacción, que el bono libro no se pague y se hundan las librerías, que los médicos hagan menos guardias, que se opere a menos gente al día, que las pruebas diagnósticas se dilaten en el tiempo jugándonos la vida las hormigas de este país.
Y un día se les ocurre a los niños-jóvenes-estudiantes salir a cortar el tráfico para decir basta. Qué incomodidad, cortar el tráfico ¡qué atrevimiento!. Los pobres conductores desviando y retrasando su extraña comodidad. Y sin saberlo alguién decide convocar el último gran evento: la primavera valenciana.
Esta vez sí, hemos sido portada en todos los periódicos del mundo. Ahora ya saben dónde está Valencia. Este verano cuando tengan que preparar su viaje dirán aquello de "¿Valencia?.. Sí claro.. ¿no te acuerdas?.. ese sitio donde la policía pega a los niños"

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com