Concentremonos antes de concentrarnos

Ayer el PSOE de Sagunto se descolgó con una propuesta de gobierno de concentración. Para quien no lo sepa un gobierno de concentración es un gobierno de todos los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento. Para salvar tan grandes diferencias ideológicas señalan como único culpable de la situación a Alfredo Castelló. Si Castelló no participa el gobierno de todos sería posible.

Este es el tipo de propuestas que sin reflexión previa podría pasar como "sanas y saludables" pero habrá que rascar un poquito a ver que sale. Yo crecí políticamente en mi veintena a la sombra de Paco Agües. En poco tiempo aprendí muchas cosas de él. Para Paco el concepto de pactabilidad y el de beneficio para la ciudad eran dos pilares básicos. Y de esa escuelo bebimos los que entonces estábamos en el BLOC. Y se nos notaba mucho. Durante mucho tiempo el Bloc puso el aceite necesario para que este municipio no le chirriaran las piezas metálicas en movimiento. Con costes personales y políticos.
Si escogemos esos dos parámetros fundamentales y los utilizamos para analizar la situación municipal actual no salen algunos vectores interesantes.

El PSOE plantea que Castelló forma parte del problema y no de la solución. Sabia frase. Estoy de acuerdo Castelló forma parte del problema pero no es "el problema". Hay más problemas. De inicio cada uno podría por empezar a trazar pactabilidades futuras más que presentes. Por ejemplo, Segregación Porteña podria asumir de una vez que la segregación no es posible, podria dejar de alimentar falsas esperanzas y dedicarse a ser un lobby porteño estricto asumiendo las teorias acuñadas por el Jordi Pujol de los 90 respecto a Catalunya. Para que le vaya bien al Puerto no es necesario que le vaya mal a Sagunto sino al reves, es más lógico que le vaya bien al Puerto en un muncipio gobernable y saneado. Izquierda Unida podria abandonar la trinchera ideológica en la que -salvo el parentesis del tripartito- lleva cavando en profundidad alejándose cada vez más de la política local. Les sugiero que de vez en cuando abandonen el "no" para instalarse en el "sin embargo". El Bloc podria abandonar sus mercados de renta variable electorales atenuando el enfrentamiento directo con Castelló y haciendo pedagogia entre su nuevo caladero electoral del Sagunto inmortal. El PSOE debería rescindir sus lineas rojas de pactabilidad con el PP y recordar el resultado electoral que tienen en cualquier elección celebrada en los últimos años. Y el PP podría abandonar ese complejo de superioridad con el que se conducen en toda España y que en Sagunto no tiene espejo numérico.

Delimitados los problemas quizá podamos delimitar los responsables. Los primeros responsables somos los electores. Sagunto lleva una década cultivando electores fanáticos. No es algo especial, toda España lo hace. Pero aquí como somos más complicados pues todo se exagera. Electores que votan contra otro nucleo de población, electores que votan sistemáticamente siglas sin mirar las personas o las ideas o las trayectorias locales. Pero como los electores no vamos a dimitir por haber montado un ayuntamiento ingobernable pues lo lógico es que se busquen fórmulas de pactabilidad nuevas y creativas. Y ahí empiezo a estar de acuerdo con el PSOE es una parte del análisis. En tiempos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento. No es una frase mía, es una cita de Einstein. Así que sugiero que se deje paso a la imaginación y se aparte al supuesto conocimiento. Hay responsabilidades personales indudables en esta situación. Así que sin dar nombres les diré que un camino posible que se podría recorrer es dar paso a los número 2 de cada candidatura. Los número 1 de cada candidatura han tenido oportunidad y tiempo más que suficiente para arreglar esto. Y no estoy hablando de esta legislatura. Si no han podido o no han sabido que dejen paso a los de detrás. Esto no significa que dimitan y perdamos sus conocimientos. Significa que la dirección y portavocia se erija en torno a la imaginación de quien todavía no tiene hipotecas políticas suficientes para estar tan endeudado que haga recortes ideológicos. Y que el conocimiento permanezca al servicio del pueblo. Entonces empezaré a creer que un gobierno de concentración en Sagunto es posible, plausible y saludable.

Y eso que yo de hecho... ya me conformaría con uno de coalición.. como para pensar en concentraciones..


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com