Las crónicas de Intag. Día 10

Hoy hemos subido a Intag. Son tres horas de trayecto por caminos infernales, llenos de polvo que me han dejado la maleta bastante sucia. Me alojo en una cabaña de esas de turismo rural. Es bastante digna aunque como en todo Ecuador no hay persianas así que la luz entrará desde el amanecer. La cabañan está junto al local de Prodeci, una especie de albergue comunitario para grupos. Hay un ordenador con conexión a Internet sin wifi por lo que hay que mendigar minutos de conexión. La empresa pública de telecomunicaciones no llega a esta zona así que la cobertura es privada y cuesta más de 150 euros al mes. Es curioso que aquí sea la empresa privada la que cubre zonas complicadas. Supongo que será via satélite.
Hemos paseado un rato por la zona. El camino es una especie de paseo por el tiempo, donde se guarda el alma de los bosques y te visita el fantasma de las navidades pasadas. Yo crecí en un pueblo lleno de descampados, con cristales encima de las paredes.. subía a casa lleno de polvo y alguna herida. Y no pasaban coches por las calles.. y cuando pasaban parábamos el partido y luego seguíamos. Andaba por la calle con tranquilidad y recogía a mi hermana de seis años cuando yo tenía diez. Eso era el Puerto de Sagunto de los ochenta y eso parece Ecuador.
Al subir hemos paradao en un lago de montaña para verlo desde un mirador para pobres. El de los "ricos" está en otra parte. Reconozco una cierta inmunidad ante los paisajes pero estos paisajes me parecen diferentes. Tampoco me conmueven pero me seducen. Realmente casi todo lo que me conmueve tiene que ver más con el paisanaje que con el paisaje. Me conmueve la gente, especialmente cuando actúa colectivamente.
Aquí en Intag uno tiene la sensación de que el dinero vale menos. Practican  una agricultura de supervivencia. En cada huerto (campo propio) se pueden encontrar hasta 72 productos diferentes que les permite saber que van a comer. No detecto sufrimiento aunque sí escasez. Pero la escasez no genera infelicidad. Hay pocas posibilidades de opción. Para los que venimos del país de las opciones, de la sociedad de la opulencia, esta escasez nos choca. Pero ellos observan la opción única (arroz con pollo) como la única opción posible.. incluso la mejor.
Ya no recuerdo que era la prima de riesgo pero estoy convencido que la de Ecuador debe ser superior. Y sin embargo en las noticias no dicen nada. Será cuestión de asumir la absurda prima de riesgo y dejar de preocuparse por ella. Como todos los miedos cuando se vuelven sostenidos desaparecen.
La montaña ha dibujado la cara de un hombre. Todo un símbolo de la yuxtaposición de las personas y la tierra. He preguntado por qué existe tanta dispersión geográfica. Viven pegados a sus tierras porque le proceso de colonización fue un proceso de apropiación de tierras. La tierra es lo que les permite seguir bien alimentados. Y tampoco parecen tener más pretensiones o ambiciones.
Mañana tenemos reunión con Ayuda en Acción y Prodeci. Me interesa el tema. Me gusta saber cómo funcionan las ONG por dentro y su mirada hacia afuera. Al fin y al cabo son organizaciones ideológicas... y ese tema... me apasiona.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com