Las crónicas de Intag. Día 11

Nuestra primera visita de hoy es Cuellaje. Visitamos una asociación de discapacitados visuales. Viajamos a menos de medio metro de un precipicio constantemente. Nos dirige la palabra el "alcalde" de la comunidad, mostrando una sensibilidad inusual en el discurso político al que estoy acostumbrado. Aquí todo el mundo parece armar un discurso sólido, con piel, seguramente porque lo construyen desde el corazón y las palabras fluyen sin pasar por el cerebro de la manipulación informativa.
Justo antes de venir me apunté a una página que permite compartir coche. Aquí todo el mundo comparte coche. Vas conduciendo y alguien está en el camino. Alza su mano y se sube a la parte de atras de tu coche. Cuando llega a su destino te toca en el techo y se baja. Te da las gracias y se va. Y así constantemente. No puedo dejar de observar la masiva presencia de mújeres y su compromiso con el futuro. Como dice mi hermana, la maternidad muta un gen femenino que le permite poner las luces largas y mirar más allá del horizonte. Y gracias a eso.. no estamos perdido.
La perspectiva de género aquí es relevante por razones que explicaré en el documental que estoy preparando sobre Intag y la lucha antiminera.
Aquí el estado ecuatoriano aparece minimizado y son las ONG las que llegan.
Toma la palabra Noemi. Su discurso me conmueve y acabo llorando. Es sencilla, práctica y ambiciosamente posibilista. Construye un discurso próximo y legitimado por su ceguera y su cáncer. Solamente quiere que el darwinismo social afecte lo menos posible a los "cieguitos". Solamente quiere habilitarlos para la vida. En este preciso momento, el concepto de la "utilidad" de mi presencia en este proyecto pasa a un segundo plano, me acabo de llenar de energía idealista por un tiempo. Noemi me ha llenado de ella.
Intuía que este podría ser un viaje iniciático. Ir a Ecuador en el ecuador de mi vida debía significar algo. Y voy intuyendo lo que es.
Hemos desayunado "huevo perdido"..... algo pastoso que lleva huevo, verde, cebolla y queso. Ya casi como de todo.... si me viera mi madre. La de cosas que me he perdido por culpa de la comida.
Allá donde voy los políticos me parecen de carne y hueso, sin fotos y sin poses.
Después hemos ido a la Barcelona de Intag. A ver una fábrica de zumos que no hemos podido tomar por el tema del agua. Nos podría afectar demasiado al estómago. Así que me quedé sin mi zumo.
Y finalmente llegamos a Cerro Pelado. El peor camino posible y el lugar más alejado. Y el lugar más dulce. Al llegar estaban los niños sentados en un banco con sus uniformes esperando. Había una niña de pelo largo increiblemente preciosa que no he podido dejar de observar. Una niña con comportamiento de niña ausente de la belleza que en otros territorios la convertiria en una semidiosa social. Aquí una simple niña que se cuelga de una barra de hierro para jugar.
El proyecto de Prodeci y Ayuda en Acción (partner financiero) en esta comunidad es simplemente poner unos lavabos en condiciones para el colegio. Nada más. No entraré en explicaciones sobre cómo eran los anteriores. He entrado al aula. Ni siquiera mi colegio cuando las aulas quedaban sin uso durante años tenían ese aspecto. También está en el video. Somos el acontecimiento del mes si no del año. Nos reciben con música de dos guitarras y una percusión. Los niños han ensayado una pequeña coreografia. Nos regalan productos de su tierra en una caja. Nos dan todo lo que tienen. Hoy ha sido un día intenso. El pecho me estalla a cada lugar que miro.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com