Las crónicas de Intag. Día 8

Es nuestro primer día libre sin agenda prevista. Y hemos decidido ir a ver las pirámides de Cochasqui y también hacernos la típica foto en el centro del mundo en Cayambe.
De nuevo hemos utilizado el transporte público. Sorprende la rapidez con la que salen y llegan los autobuses.
La sensación que he tenido al visitar las pirámides de Cochasqui ha sido la de descubrir un tesoro. Desde que leí de pequeño "La isla del tesoro" de R.L. Stevenson me apasionan las islas, los tesoros y los mapas. La sensación de descubrir algo que estuvo oculto forma parte de mis sueños porque es como compartir un secreto.
En la zona había una competición de rallye así que casi no podemos ir a las pirámides. Para ver un ejemplo de cómo funcionan las cosas aquí: no se les había ocurrido cerrar el tráfico en las carreteras que llevan al rallye hasta el final de la calle, o sea, que tu entrabas por la carretera hasta que llegabas a una intersección y no te dejaban pasar, en lugar de cerrar la carretera desde el principio.
En todo caso hemos conseguido llegar y hemos tenido una visita personalizada. Insisto en la visión pedagógica de los museos y monumentos de Ecuador. Consiguen que imagines una época de manera muy sencilla. El espacio se convierte en un escenario de una especie de obra de teatro que te convierte en un actor de un guión escrito por la historia.
Las pirámides están enterradas bajo tierra. Están ahí esperando que alguien las ponga bonitas. Están bajo tierra porque no hay dinero para sacarlas. Tengo la sensación de que es la metáfora perfecta de este país. No es visible a pesar de ser muy bonito. Alguien descubrirá algún día el mapa del tesoro y entonces volveré a lugares a los que ya no me dejaran acercarme, ni nadie me explicará, mucha gente querrá venderme cosas y los precios tendrán dos velocidades. Espero que del ecoturismo en Ecuador entiendan las dos palabras que forman el concepto.
Las pirámides fueron construidas para ser habitadas, para ceremonias y como observatorio astronómico. Llama la atención en este país que los edificios que se conservan de otras épocas raramente tienen carácter defensivo al contrario que en Europa donde casi todo (castillos o fortificaciones) se construía desde la perspectiva de estrategia militar de dominación o defensa.
Esta vez no he tenido la sensación de visitar un espacio de capricho para ricos del pasado aunque evidentemente el acceso a las tumbas en aquella época dudo mucho que fuera democrático. Sin embargo son edificios concebidos desde la perspectiva de la reunión humana, de la comunicación, de la comunión con la naturaleza y con el cielo.
Ecuador es un mirador constante. Desde la carretera, desde el pueblo, desde cualquier parte se observan paisajes hermosos. Y recuerdo la cantidad de veces que he pagado por ver paisajes menos bellos y menos auténticos. Aquí la belleza todavía se regala.
Después hemos ido al centro del mundo. No soy un especial amante de las postales y los símbolos pero ha resultado simpático hacerse una foto con un pie en cada hemisferio.
Mañana iremos a Intag. Empieza la segunda semana de nuestra colaboración. En la segunda semana iremos concretando las cosas y seguiremos recibiendo información. Vamos a la zona que Intagtours quiere poner en marcha como zona de recepción turística. Veremos cuáles son las areas de mejora. Intentaremos aportar una visión externa.
El sol quema en Ecuador. Hoy estuve en el único sitio donde aquella mujer que oí decir en el mercado que en Madrid hacía más calor porque el sol estaba encima tendría razón. Señora, sepa usted que su teoría era medio cierta. Lástima que no fuera Madrid. El centro del mundo está en Ecuador.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com