Las crónicas de Intag. Turismo de comunicación.

Me gusta mirar la televisión de cada país que visito. Es la mejor muestra de su yo colectivo subterraneo. Por eso paso tanta vergüenza con la televisión de mi país. Aquí la cosa no es diferente. Al fin y al cabo somos latinos. Lo único que me llama la atención es algunas prácticas periodísticas sobre los sucesos. Se entrevista a las víctimas, a sus familiares. Incluso he llegado a ver en directo apresamientos populares hasta que llegara la policia. El umbral de acceso a la violencia es mucho más bajo. También lógicamente un montón de expresiones diferentes que provienen del contacto -deduzco- con el ingles como la desaparición de los artículos (Grupos ecónómicos ganan más dinero con la crisis es un titular).
Sin embargo el periodismo deportivo es menos exagerado y muy argumentativo. La locución es clásica sudemericana -esto incluye programas no deportivos- pero el periodismo deportivo tiene un cierto aire científico e incluso educado. Así un penalty clarísimo hurtado a Ecuador en su partido con Uruguay se adjetiva como "un grave error arbitral". No quiero ni recordar las expresiones que usaría el Marca y Tomás Roncero.
El tempo televisivo es más lento y los formatos tienen más duración. Así una entrevista puede durar veinte minutos sin cambiar a un concurso o dejar paso a llamadas o incluso publicidades.
Por lo demás lo de siempre, realities como Supermodelo (aquí la competición de belleza femenina sigue siendo algo visto positivamente) y muchos culebrones con los componentes clásicos que siempre nos gustaron desde la Grecia antigua: brujas, princesas, caballeros, reyes, bufones, trovadores...

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com