Las claves ocultas de la huelga general


Una persona nunca se baña dos veces en el mismo río  Porque ni la persona es la misma. Ni el río tampoco. Hace meses les conté que siempre pasa algo aunque parezca que no pasa nada. Y sigo pensando lo mismo. Trataré de desvelarles lo que resulta tan obvio que nadie dice. Los procesos ideológicos son como la atmósfera, nadie los ve pero todo el mundo los respira.
Esta huelga general no es otra huelga general ni la misma huelga general. Se llama igual pero es diferente. En las anteriores huelgas todo el músculo se tuvo que poner en explicar los motivos y sensibilizar a colectivos que no se apercibían de la gravedad de la situación. Seguramente ustedes habrán notado la inncesariedad de la explicación de los motivos de ésta. Esta vez sobraban motivos y faltaban folios y tiempo para exponerlos. 
Pero hay otros elementos importantes. En esta huelga los sindicatos han actuado de convocantes-canalizadores. La huelga general viene enriquecida por una larguísima lista de asociaciones de todo tipo agrupadas en un cumbre social. Era una huelga ciudadana en la que cualquier colectivo podía verse reflejado sin problemas. No era una huelga segmentada sino global. 
Esta huelga ha consolidado el "stopper" o muro de contención de la manipulación. Durante meses diversos medios de propaganda intentaron desacreditar a todos los movimientos colectivos movilizados de protesta. No solo a los sindicatos sino también a partidos políticos y asociaciones diversas. Ese mensaje ya escucha su eco porque se predica en el vacío. 
Esta huelga consolida la pérdida del miedo. La miedocracia se acaba. Ya hay multitud de personas que en sus entornos laborales y personales dicen basta. Quizá antes teníamos mucho que perder y hemos perdido tanto que nos queda poco por perder. Y hemos perdido el miedo a gritar y sentirnos señalados como "rebeldes". 
Esta huelga general nos une y nos colectiviza. La manifestación del Puerto de Sagunto es un gran síntoma de grupalización. No somos seres aislados. Soy tu trabajador pero soy el cliente de tu tienda, soy el que compra los coches y el que sale a cenar para celebrar mi cumpleaños. Tu y yo, el 99% estamos conectados y podemos hacer que el 1% escuche y obedezca. 
Esta huelga general olvida la resignación. La anterior fue la voz de la rebeldía y en esta huelga general se nos agotó la resignación. Ya no más con nuestro silencio. Ya no mas pasividad. 
Además esta huelga general es Euromediterranea porque la hemos hecho varios países del sur de Europa al mismo tiempo. Y si quieren que Europa siga siendo Europa tendrán que respetar a los europeos. Es la primera huelga internacional de este siglo. Y nos une y nos abraza con otros países con problemas parecidos. Soluciones parciales para problemas globales es una ecuación sin salida. 
Pero al final esta huelga general es un paso más de ese topo que va socavando el suelo hasta que hunde toda la superficie. Un día, un sociólogo en un programa de televisión dirá que se daban todos los elementos para un estallido social. Y si no escuchan el murmullo de la gente corriente acabaran ahogados en el silencio de una mayoría. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com