La conmemoración de los 30 años del cierre de la siderúrgica acabará con la tradicional batalla entre antidisturbios y manifestantes

El Ayuntamiento quiere empezar así una nueva tradición. 

El toque festivo que le da a la conmemoración del treinta aniversario del cierre de la siderúrgica el concierto de la Unión Musical Porteña tendrá un complemento perfecto. El Ayuntamiento se ha puesto en contacto con diversos colectivos porteños para organizar comparsas por todo el pueblo. Las comparsas se dividirían en Marrones y Azules al estilo de los Moros y Cristianos.
Las comparsas marrones -en memoria de los antidisturbios que lucían ese color en la época- intentarían conquistar El Puerto el primer día de las fiestas. Los azules -en memoria del mono azul que llevaban en Fábrica- defenderían sus posiciones hasta la derrota final y la caída del Horno Alto erigido en la Plaza del Sol que recibiría así alguna utilidad.
Están previstos diversos pasacalles donde las comparsas lucirán sus mejores galas. Los Marrones están construyendo furgonetas espectaculares y lucirán sus mejores porras y gases lacrimógenos. Los Azules por su parte hacen acopio de neumáticos para hacer una gran hoguera con paellas por la noche y tienen previsto extender una pancarta de grandes dimensiones intentando batir el libro Guines de los Records de tamaño de pancartas.

Este tipo de actos han recibido las críticas de la oposición al considerar que no se ha tenido en cuenta el Informe Kawasaki.

En la foto la primera comparsa de Marrones.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com