Mi cualquier otra parte (Intag Libre)

Tengo poca memoria y muchos recuerdos. Conocen esa expresión de que si un dia no me encuentran busquenme en cualquier otra parte. A finales de verano hice un viaje a mi cualquier otra parte. Se llama Intag. No es pais pero es una patria. No es una nación pero allí nació una parte de mi. Intag es un rincón del mundo de esos que pasan inadvertidos salvo que se le pongan a uno delante. Es una explosión de naturaleza, un tesoro escondido al que solamente le hace falta un mapa. Sus habitantes conviven en comunidades. Esos lugares donde la gente todavía se ayuda en lugar de competir.
Me traje sus sonrisas en mi libreta de viajes. Me traje su compromiso en una cámara de video. Y me traje sus historias en el corazón.
Intag vive sobre un polvorín desarrollista. Tiene tanta naturaleza a la vista como minerales bajo sus pies. Cuando alguien tiene algo en abundancia desdeña la proporción. Como cuando alguien te ama profundamente y olvidas darle un beso en la mejilla antes de acostarte porque crees que siempre fue así y siempre lo será. En terminología del desarrollismo económico Ecuador es intensivo en materías primas y en naturaleza. Y uno de los dos cede en algún sitio. El Gobierno de Ecuador quiere detraer de Intag la riqueza de sus entrañas e inevitablemente destruirá la riqueza de su piel, sus caricias y su aroma a libertad. La de vivir ajeno a la locura del consumo eterno, la de andar sin correr.
Yo fui a poner una centésima parte de un grano de arena para potenciar el ecoturismo en Intag. Era la manera de salvar el valle de la amenaza de la mineria. La minería causa impactos ambientales y sociales. Recuerdo esa frase de Paul como si fuera ahora. La minería deja tras de sí dolor a la montaña, un pasillo de gente que no respeta la tierra y un entorno de trapecistas de la degeneración.

Esta semana el municipio de Cotacachi -del que depende el Valle de Intag- autorizó la exploración minera. Sin tener en cuenta que Intag no les pertenece. Que nos pertenece a todos. Que nadie es propietario de los pulmones. Que el resto del cuerpo necesita el aire para sobrevivir.

Luchen mis amigos inteños. Luchen. Aquí me tienen enrolado en las brigadas internacionales de sus sueños, me convertiré en guerrillero de la palabra, en embajador de sus deseos. Intag es el lugar donde todavía se luchan batallas de héroes de verdad, donde la utopía se roza con los dedos si llegaramos a prestarle un poco de atención.
Luchen mis amigos inteños por la justicia, por la tierra y por la libertad.

Me quieren quitar mi cualquier otra parte, el lugar donde siempre quise ir contigo cuando empecé aquel viaje a ninguna parte sin ti.

Intag libre.


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com