El Luisma es tonto

Hacer un noticiario para atontar a la gente es relativamente sencillo. Como jefe de informativos  lo tengo relativamente fácil. Lo primero es redimensionar cada espacio. La información económica nacional en estos momentos no es algo que sea bonito de ver ni escuchar así que la pondremos hacia la mitad, justo después de Internacional donde podemos parecer más imparciales. Al fin y al cabo, las noticias internacionales las entiende poca gente y nos damos un barniz de objetividad y así después podemos meter el estoque en nacional. 
Pero no nos vayamos del hilo. Lo primero es dimensionar adecuadamente los deportes. Todo lo grandes que se pueda. Si se puede hay que abrir con deportes directamente. Los finales de liga van de cine pero si no se puede pues algún pique entre Madrid y Barça me sirve. Y poner una presentadora de esas guapas que hipnotice cuando cuenta las cosas. ¿Qué puede haber mejor para un hombre que una chica guapa hablando de fútbol? Con eso el resto de las noticias se comprimen porque solamente disponemos de 30 minutos. Si no abrimos con deportes hay que abrir con sucesos o con el tiempo. En algún lugar del mundo tiene que haber algún tipo de tema con sangre que tengamos unas buenas imágenes impactantes de esas que dan miedo. No sé alguién que se cae el metro o un coche que entra en una joyería en Texas. Así la gente se acojona y asume que el "exterior" es inseguro y si además es un atentado terrorista en el extranjero entenderán que lo mejor es estarse en casa y no montar jaleos. Que no se metan en política, que la política no trae nada bueno. Después seguro que hay algún pimiento en Murcia o una sandía en Valencia que han salido más grande de lo normal y podemos mandar una unidad móvil. La gente alucina con las cosas extraordinarias. Los tendremos pegados a la tele. Y si no tenemos algo extraordinario como cigarras en Estados Unidos (Telediario de la noche del domingo en TVE1) o que rezar calma la ansiedad (Telediario mediodía de la 1) pues el tiempo siempre funciona. El calor en verano, el frío en invierno, las lluvias en otoño y la primavera que la sangre altera. De eso todo el mundo entiende y habla. Se lo tragan fijo. 
Buf.. el tema es que en algún momento habrá que dar los datos del paro, la corrupción o las movilizaciones. Bueno, usaremos el sistema clásico: el trámite. Hay que convertir todo en un mero trámite. Diremos "una semana más" o "como cada domingo" la marea blanca, "una vez más los sindicatos reiteran"... La sensación de repetición siempre desanima. También usaremos el "fragmentador". Pondremos frases sueltas de toda la oposición seguidas y finalmente una intervención del gobierno más larga y pausada diciendo que "no hay más remedio y que entienden el sufrimiento". De esta manera conseguimos que crean que lo que hay fuera del gobierno son chorrradas y un gallinero de gente diciendo cosas dispares. Los rojos quieren crear una imagen de anormalidad. Sin embargo, en mi entorno todo sigue igual. Esta gente protesta por todo. 
Bueno... ya tengo el informativo de hoy. Al fin y al cabo la gente lo que quiere es divertirse y entretenerse. Que el mundo está muy feo para mirarlo. Al fin y al cabo, el Luisma es tonto. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com