Tripartito

Con las encuestas autonómicas en la mano parece que la tendencia será la desaparición del bipartidismo lo que para la izquierda política es una gran noticia. La parte buena de la noticia es que las izquierdas serán entendidas en plural y no en singular y ello obliga a un esfuerzo de trabajo en común (pactabilidad). La parte mala es que eso va a ser como mínimo complejo.
En todo caso todavía queda un camino hasta dentro de dos años cuando son las elecciones autonómicas y existe todo un margen de maniobra para preparar el despegue forzoso. Cada partido puede hacer un esfuerzo por preparar esa etapa para que sea interpretada como optimista y generadora de ilusión y simpatía.
La primera cosa que pueden hacer en común es fijar la diana enfrente y no en los lados. Las tendencias parecen claras y los posicionamientos también. El electorado de izquierdas es maduro y sabe distinguir al contrario que el de derechas que vota como si fichara. Por lo que ponerse a pelear por un espacio que ya se tiene conseguido me parece absurdo. Cuidado con el "cuerpo tierra que vienen los nuestros".
Lo siguiente que deberían ser capaces de hacer establecer los liderazgos hacia afuera, buscar a las personas que mejor son entendidas por amplios colectivos de votantes y no de afiliados. Esto será especialmente duro en Compromís que tiene una lider natural Mónica Oltra y un lider corporativo Enric Morera. El PSOE ya podría ir buscando una persona que interprete de manera correcta el nuevo escenario donde tendrá que mirar de igual a igual al resto de partidos y sacudirse ese complejo de superioridad que practica desde 1982. En Esquerra Unida como los liderazgos son secundarios resulta menos traumático.
La tercera cosa que podrían hacer es girar en positivo. Compromís debe controlar la cantidad de numeritos que monta. Eso ayuda a la notoriedad y la notoriedad ayuda a la adhesión y al rechazo. Ahora toca ya mantener la adhesión y reducir el rechazo mediante mecanismos propositivos e ilusionantes. En el PSOE me conformaría con que fueran asumiendo su retroceso y preparando un futuro diferente. En IU deberían ir derribando los muros internos que les impiden asumir gobernabilidades de manera gozosa y no a regañadientes.
Hay dos maneras de afrontar decisiones: de manera voluntaria y de manera forzosa. Dudo mucho que ninguno de los tres partidos haga planificaciones a tan largo plazo como dos años de manera voluntaria pero convendría que alguien enchufara las largas porque vamos por una carretera oscura y llena de curvas y aunque las izquierdas ganen las elecciones seguiremos en una carretera parecida. Los problemas no desparecen en las urnas así que si no se planifica bien nos iremos dando de leches constantemente como pasó en Catalunya.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com