La via catalana entra en un túnel

Creo que se ha creado un estilo Rajoy de hacer las cosas. Consiste en no hacer nada. Los peores errores son de diagnóstico. Y la cuestión de la independencia de Catalunya se está diagnosticando mal. En este caso contesta el ministro del Interior como si fuera una cuestión policial y no política. No contesta Rajoy ni su vicepresidenta con vertiente política. El único incidente fue en Madrid y no había policía con lo que el Ministro del Interior se debería limitar a pedir disculpas. Su respuesta además es acudir a la "mayoría silenciosa". Es un método habitual de los antimanifestantes. Sin embargo, por cuestiones ontológicas la mayoría silenciosa es silenciosa con lo que nunca sabemos lo que opina. Además llama la atención esa obsesión mediática y ministerial por contar. Fernandez Díaz cree que se ha multiplicado por cuatro la cifra. Si quieren saber cuántos son lo tienen muy fácil, solamente tienen que convocar una consulta legal. Lo demás es "alfarrassar" que diuen els llauradors.
Lo de Madrid merece punto y aparte. Un grupo de ultranacionalistas entra a cara descubierta y se va a cara descubierta cometiendo un acto violento. Hay una Ley de Partidos que habla de eso y habla de quienes no condenen la violencia. Así que espero detenciones y declaraciones. Detenciones de participantes y declaraciones de condena políticas.
Erramos el diagnóstico si pensamos que esto es "una moda" porque tiene raices históricas. Cada vez que España entra en una crisis moral y económica Catalunya y Euskadi intentan distanciarse. Y la verdad es que es un mecanismo sencillo. A mi ahora mismo tampoco me apetece ir diciendo con ningún orgullo que soy español después de tener tanto político corrupto votado a conciencia, después del ridículo de Rajoy mintiendo sobre Bárcenas, después del ridículo cultural de Ana Botella y su relaxing cup, después del ridículo generalizado de la famosa Marca España. Así es mucho más fácil hacer una fábrica de independentistas. Y los catalanes además pueden unir el desprecio sistemático que rezuma el discurso predominante y algunas problemas de financiación mal resueltos en España.
Si los dirigentes del Gobierno de España cierran los ojos lo único que consiguen es meter la via catalana en un túnel. Desde fuera no sabremos lo que pasa hasta que salga.
Porque con todo esto encima de la mesa, seguir diciendo que no pasa nada es hacer que pase algo.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com