Algunas recetas para romper el Síndrome del Esmirriao

Hace unos días escribí un artículo que necesitaba escribir para desahogarme. Intentaba describir cuál es la estrategia que siguen las empresas de banca (por extensión las comerciales en generales) para anular nuestra personalidad y conseguir su objetivo de implicación absoluta desde una convicción propia, interna e internalizada. Trataba de explicar cómo han conseguido colarse en nuestras mentes para programarlas al servicio de la contabilidad de la empresa exclusivamente.
Traté de enumerar el conjunto de mecanismos que utilizan sin vocación de exhaustividad. Supongo que habrá mentes más privilegiadas, con más tiempo y más información que la mía que puedan hallar más métodos y más condiciones, y seguramente cuestionaran las que yo he aportado. Pero yo tengo dos ventajas: la primera es que estoy dentro y respiro esos mecanismos a cada minuto de trabajo y la segunda es que lo escribo desde el corazón de ver el sufrimiento de muchos compañeros, cada uno en un momento de su vida diferente pero todos con etapas de sufrimiento.

El trabajo no estaría completo si no dedicará algo de esfuerzo a tratar de encontrar recetas para la enfermedad ¿Cómo rompemos con esas ideas tan fuertemente establecidas en la mente de nuestros compañeros? Indudablemente la primera fuente de inspiración es hablar con ellos y con ellas, individualmente, cara a cara, en sus mejores y en sus peores momentos, desmontar las mentiras que les cuentan. Sin embargo, doy por supuesto que todos intentamos con mejores o peores métodos este tipo de cosas. La cuestión de hoy sería hacer un banco de ideas para romper la rigidez de la reivindicación sindical atacando las bases del Síndrome del Esmirriao que organiza su propio secuestro. Cuando existe un problema laboral el 80% de los actos que se organizan suelen ser paros parciales, huelga general y concentración con pancarta y bandera. Son actos necesarios, especialmente en momentos de crisis abierta donde el leit motiv tiene mucho de catarsis colectiva. Pero en esos momentos como en otros hay que hacer comunicación y movilización continua. Aquí apunto algunas maneras de hacer este tipo de acciones que actúan de recordatorio y tratan de romper las bases del Síndrome del Esmirriao.

Para ellos habrá que acceder también a las mentes de los "enfermos" como lo hacen las corporaciones y la mejor manera es la creación de marcos referenciales mediante imágenes mentales. Por tanto, trataremos de establecer mecanismos cuya visualidad nos transporte a campos semánticos y conceptuales que son favorables a nuestra causa. Pero la premisa básica es que hemos considerado el centro de trabajo un lugar donde las emociones deben controlarse, esconderse o gestionarse... y nuestra obligación es llevar las emociones al centro de trabajo de manera cruda. Porque no somos trabajadores, somos personas que trabajan.

Si analizamos una a una las causas podemos establecer algunas recetas:


  • Casting. No se puede actuar sobre la decisión de quien entra en la empresa pero se puede actuar sobre los dos vectores básicos de explotación laboral en banca: la ambición y la responsabilidad. Para ellos conviene usar la fuerza del contrincante, usar la propia responsabilidad. Una persona responsable debe ser responsable de todo, también familiarmente y también con su salud. Las campañas de recordatorio de responsabilidades familiares son importantes. Posibles campañas serían: un vídeo recopilatorio de grabaciones hechas a los hijos de los empleados donde expliquen a cámara que es lo que más les gusta hacer con sus padres y madres. También los niños pueden participar en un concurso de dibujo sobre la misma temática que después podemos enviar al Delegado Territorial de turno para que entienda que somos personas. Otra posibilidades es hacer entrevistas de testimonio a gente de la entidad que haga cosas interesantes (escritores, deportistas... ) si existen personajes famosos (escritores por ejemplo de otras épocas) se debe remarcar que con la actual política de la entidad resultaría imposible que hubieran escrito o hecho lo que hicieron porque no hubieran tenido tiempo. Para sacudir la ambición son muy importantes los testimonios de los "jubilados" que acuden a la empresa en persona o en video a contar sus "lecciones" sobre la vida. 
  • Estrategia de la rana hirviendo. Debemos forzar aumentos de temperatura con oscilaciones altas de manera que habrá que generar alarma cuando algo resulte aparentemente aparente. Frecuentemente no damos importancia a pequeñas decisiones que son relevantes. Nuestra obligación será denunciar hechos y hacerlo con palabras no será suficiente. Nuestro cerebro ya ha pasado a ser visual hasta el punto que se habla del homo videns. Por eso la palabra no es suficiente, tendremos que acudir al video (por ejemplo videos subtitulados de parodia o videos editados tipo El Intermedio) o al comic (hay páginas que permiten construir comics como Stripgenerator). También tenemos la posibilidad de las revistas irónicas tipo El Jueves o incluso la parodia de El Mundo Today aplicada a la empresa. Una de las cosas más efectivas son las perfomance de calle también llamadas acciones publicity. Consisten en actos de pocas personas con mucha carga visual. Aquí podemos citar muchas. Tenemos la posibilidad de descolgar una pancarta vertical desde algún edificio emblemático o hacer el juevo al revés montar un mosaico y hacer la foto desde arriba de manera que podamos jugar con la idea de como se ven las cosas desde cada punto de vista. 
  • Aislamiento. Hay que insistir en reunir a la gente para más cosas. Además de las asambleas hay otras posibilidades de reunir para compartir inquietudes como los cursos presenciales de formaciones internas o pruebas, las actividades al aire libre organizadas por grupos afines, los viajes organizados, las cenas, las fiestas, conciertos. También la organización de Premios internos (naranja y limón) o nominaciones a los Oscar (peor directivo secundario, peores reportes especiales). Para evitar el aislamiento se puede hacer partícipes a los clientes mediante campañas en Change.org como apadrina un empleado de.... para que lo pongan en la oficina....  También campañas visuales que intentan romper el aislamiento puede ser la fijación de maniquíes en sillas para dejar claras las ausencias. Finalmente podemos acudir a ludificar las concentraciones para evitar un cierto sosismo. Podemos convocar  una concentración frente a la sede central pero será más llamativa si incluye una "mascletá de globos". 
  • Control. Para desmontar la idea de control desde métodos de desobediencia pacífica podemos acudir a las huelgas comerciales (no se comercializa un producto un día o ningún producto un día) o huelgas de reportes (no se transmite la producción de un día o se transmite a cero aunque se haya hecho algo). Para denunciar los reportes se pueden establecer reportes ficticios (número de ataques de ansiedad durante la mañna, intensidad de nudo en la garganta, número de clientes cabreados en cola... ). 
  • Uniformización. Romper la uniformización es clave porque es tremendamente visual. Para ello podemos acudir a métodos como una perfomance donde aparezcan personas vestidas con monos de trabajo y una bolsa en la cabeza o una careta con un número para denunciar el proceso de despersonalización y robotización al que se somete a comerciales de toda índole. Fotos con careta de anonymous son también muy llamativas con el fondo de la sede central de la empresa. Pero también fotos con un cartel blanco grande con un número simulando ser un hombre anuncio, un hombre número. Podemos convocar días de luto donde se convoque a vestir de negro íntegramente, podemos convocar el día de las corbatas rojas para reivindicar otra visión del mundo, podemos convocar el día de las corbatas cortadas e incluso hacer una perfomance donde se inicie el corte de corbatas para subastar y conseguir más empleados al estilo de las bodas antiguas. 
  • Robotización y anulación de la voluntad. Aquí tenemos la posibilidad de hacer un video en el que los empleados usen lenguaje cotidiano de la robótica como por ejemplo, "Su reintegro, gracias" "Si desea información sobre fondos de pensiones diga pensiones, si desea información sobre preferentes pulse 2, si desea información sobre préstamos pulse 3" o "Para ir al cajero automático gire a la derecha en la primera silla, después siga dos metros y mantengase en el cajero de la derecha". La apertura de foros de opinión virtuales y reales generan pensamiento. El pensamiento no está de moda pero todavía quedan pensadores en lugares sorprendentes. Cuanta más libertad de expresión más posibilidad de pensamiento y menos miedo. Independientemente de las opiniones (habrá opiniones negativas a nuestros intereses) el marco referencial es favorable a nuestra causa. Así los grupos en redes sociales son fuentes que deben ser protegidas de cualquier ingerencia -incluida la nuestra- para convertirse en laboratorios de expresión y pensamiento dentro de la empresa pero al margen de la empresa. Hay que acercarse a este tipo de experimentos mediante la observación y no mediante la intervención porque todavía no sabemos en qué consisten ni qué cosas generan. 
  • Doctrina del shock. Desmontar los miedos es tremandamente complicado porque los miedos son atávicos y el traficante de miedo nos tiene ganado mucho terreno. La única cosa que se me ocurre es acudir a una cierta épica. Atrevernos a hacer y decir lo que la plantilla desearía hacer o decir. Presentarse en actos formales de manera informal, intervenir en foros inesperados de manera audaz (como asambleas de entidades), subirse a lugares imprevistos como azoteas. La pérdida del miedo se debe ejemplificar visualmente. 
  • Retribución variable y objetivos. Las huelgas comerciales y las huelgas de reportes también sirven aquí pero lo más importante es desprestigiar y anular mediante la negociación colectiva este tipo de prácticas que son el mayor tumor de las ventas en las sociedades occidentales porque desvirtuan el fenómeno de la venta como una cuestión de equilibrio. 


Finalizar diciendo que estas ideas son ideas propias que surgen en viajes de tren, esperas en sillas, conducciones de carretera diversas o incluso noches desveladas. Es cierto que muchas de ellas están inspiradas en la desobediencia pacífica de Gene Sharp pero estoy seguro que si se junta un grupo de gente creativa en una sala surgirían muchas más. Seguro que algunas son inaplicables en el sector de la banca donde la rebelión no es un denominador común pero si algún día le sirven a alguien para hacer algo nuevo, creativo e ilusionador me daré por satisfecho.



copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com