Nepal dias 3 y 4

Nepal dias 2 y 3
Agrupo estos dos días porque han tenido un denominador en común: la dificultad para pensar por el cansancio. Hemos contratado un hiking o senderismo. En principio debería durar tres horas. A mi me han parecido más. Con este senderismo doy por finiquitada mi relación con la naturaleza. Hice uno muy bonito en Noruega, otros muy bonitos en Ecuador y éste de extraordinaria belleza paisajística. Una belleza paisajística que me deja imperturbable. La gratificación no se corresponde en mi caso con el esfuerzo. El dolor de espalda y las bambollas en los pies son de intensidad superior a la belleza del terreno. Espero recordar en futuras ocasiones no pagar por sufrir. Caminar sin sentido duele todavía más. Apenas veo lo que piso con lo que el paisaje que yo veo suele ser el mismo en todas partes. Piedras, barro… etc..

El entorno rural de Nepal es como cualquier otro entorno rural de un país pobre. Se basa en una agricultura y ganaderia de subsistencia. Eso sí, cualquier niño o niña en cualquier parte sabe ingles para decir give me Money tras un what’s your name. En Ecuador también detecté una cierta actitud pedigüeña en los poblados pero aquí si esa mentalidad se instala será un problema grave.

Lo más curioso de este país es que la imagen que se tiene en España es bastante falsa. Unimos a la marca Nepal los conceptos descanso, misticismo, calma y naturaleza. Y de todo eso puede que haya pero lo que más hay es ruido, contaminación, gente con máscaras y estrés constante por los costes de movilidad. Aquí ya nadie usa bici van todos en moto y coche lo que acumula para el bingo de petardazo que pegará el planeta.
Durante el senderismo sufrimiento y después descanso. He dormido unas diez horas seguidas. Ya solamente tengo agujetas.
En el hotel de la montaña nos hemos encontrado con un grupo de turistas chinos. Recuerdo que cuando leí la afirmación de que el turismo es una actividad insostenible e ilógica me chocó. No lo entendí. Sin embargo, al ver esta manada de chinos he recordado lo que es el turismo como industria. Se trata de un traslado físico en diversos medios de transporte hasta un lugar de alojamiento del que apenas se sale para ir a unos monumentos o sites que se consideran de interés y luego volver al alojamiento para acabar con un traslado físico hasta nuestro lugar de origen. Visto así, desde el punto de vista colectivo el turismo debería llevar impuestos. El coste energético es superior al precio. Lo que siempre he dicho, viajar es una cosa y hacer turismo es otra. De todas maneras la época del petroleo barato ya irá cayendo.

Lo que más me llama la atención es que estos paises cometan los mismos errores que nosotros pudiendo no cometerlos. Ni siquiera he visto una dirección prohibida. Ya no una zona peatonal sino un sitio donde al menos sepas que solamente vienen por un sitio.
La zona más turística de Katmandú es una calle estrecha donde conviven motos, coches y peatones en total caos y velocidad.


La luz se va cada dos por tres. Internet deja de funcionar cada dos por tres. Y los claxón de coches y motos no dan tregua. Esto más que un viaje es una experiencia de resistencia. India me derrotó mentalmente y Nepal lo ha hecho físicamente. Me llevo muchas cosas buenas aunque adquiridas a contrapelo. Quizá lo mejor es haber superado los miedos y saber de lo que soy capaz y de lo que no, pero especialmente de lo que quiero hacer y lo que no. Esta es mi zona límite, mi perímetro personal. De esta incomodidad viajera no paso. Es más, dudo que repita una experiencia así de este calado sin referencias de mi estandar de vida (agua caliente, temperatura confortable e Internet). Sobre la comida en los paises pobres se come fácil, todo son vegetales y pollo. Mucho arroz, pan y pasta. Así es fácil comer. Aquí soy normal. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com