El mito del héroe laboral

En una de las últimas grandes movilizaciones y en pleno apogeo de ataques contra los sindicatos el director de un reputado diario español mencionó aquellas épocas de la clandestinidad y jerseys de cuello alto del sindicalismo (Papá cuéntamente otra vez) en un ataque de nostalgia a la contra. Efectivamente, quiso usar la épica de otras épocas para denostar a las persona que hoy en día ostentamos la representación de los trabajadores.

En efecto, todos hemos perdido épica. En algún caso gracias al dios de la democracia que sustenta la imposibilidad de acabar detenido, encarcelado o recibiendo palizas de la policía. Faltaba más. Y también es cierto que los sindicalistas ya no somos aquellos luchadores de clase obrera con formación autodidacta que trabajaban principalmente en grandes fábricas en una sociedad postindustrial pero incipientemente de servicios. Ahora estamos en todas partes y tenemos estudios de todo tipo. Incluso en los bancos y con masters ¿Dónde vamos a llegar?

Pero aquel director cometió un error. Olvidó que él también tuvo su propia épica. Hubo una época en la que los periodistas no habitaban despachos suntuosos sino la calle y los bares. Hubo una época en que no había notas de prensa o declaraciones sino que las noticias había que buscarlas donde se producían. Hubo una época en que ser periodista no creaba ningún star system sino que se les veía como cotillas o porteras, tipos peligrosos y bohemios que habitaban lugares de perdición. Tanto era así que se les llamaba "la canallesca". Incluso hubo una época donde los periodistas eran encarcelados por publicar, por investigar, por informar de la realidad que estaba pasando luchando contra el régimen franquista. Todos hemos tenido nuestra épica y algunos la perdieron el día que dejaron de ser informadores y empezaron a ser vendedores de periódicos.

No quiero quedarme en una dialéctica falsa comunicador sindicalistas porque soy las dos cosas. El cierre del Canal 9 ayuda a entender que esa dialéctica es falsa. ¿Qué tipo de comportamiento le era exigible a los periodistas de Canal 9 enmudecidos por el miedo? Por un lado todavía recuerdo las informaciones que ofrecían sobre las tres huelgas y el nefasto tratamiento informativo. Por el otro todavía recuerdo mis conversaciones con trabajadores de Canal 9 sobre los intentos internos de constituir comités de redacción o algún tipo de defensa frente a la presión de los jefes peperos y sus periodistas secuaces. El miedo no lleva a ninguna parte ni a quién lo recibe ni a quien lo ejerce.

No quiero quedarme en la dialéctica porque todos hemos tenido nuestra épica profesional. Los futbolistas hubo una época que cobraban muy poco. Si dejaban de jugar no cobraban. Luego mejoraron su salario pero eran propiedad  de sus equipos y no podían irse. Un equipo podía condenarte para siempre a no jugar si quería. De ahí surgió la Ley Bosman, eso que ahora usted lee como "pagar la cláusula". Los futbolistas tuvieron su épica.
Incluso los banqueros tuvieron su épica amablemente retratada en Que bello es vivir o con el nacimiento de las Cajas de Ahorro cuya vocación era la de servir de banco de los pobres. El verano pasado estuve en Ecuador. Uno de los proyectos de cooperación era una cooperativa de ahorro donde algunas personas sin estudios integraban el Consejo de Administración de esa cooperativa y se jugaban la enemistad de los vecinos a los que debían exigir el pago de sus deudas. Todos los oficios tienen su épica.
También los abogados luchadores contra las desigualdades e injusticias en diferentes situaciones históricas, también los médicos en guerras o catástrofes naturales han tenido su épica. Y ahora són ¿qué son? Seguro que encuentra algún cliché que adjudicarles.

Todos hemos perdido gran parte de nuestra épica y quizá debamos recuperarla pero sabiendo que el mito del héroe laboral es solamente eso: un mito. Exigir heroicidades, mártires o superheroes no es una visión realista.  Ahora lo que deberíamos buscar es simplemente personas valientes y honradas. En todas las profesiones. Esa épica sí que es exigible. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com