Esta no es mi Constitución


Este fin de semana lo he pasado en Madrid, Fui a visitar cultivar buenas amistades, a recogerme entre buenas conversaciones y a ver cómo se hace un programa de El Intermedio, mi última barricada informativa. Salimos un par de noches por Madrid en busca de la diversión perdida y casualmente - la casualidad nunca se compone solamente de azar- allá donde íbamos sonaba música española de los ochenta. En dos noches he recordado algunas músicas que siguen sonando en la barras de toda España y otras que no había escuchado desde mi época de granos y cubalitros extraños.

Nací en 1972 y sigo reflexionando sobre mi generación. Formo parte de la generación del Cadillac solitario pero sigo deudor de La Chica de Ayer. Y así es, seguimos pensando en la última rubia que vino a probar el asiento de atrás aunque un día cualquiera no sabes ni qué hora es. Sonaban Los Rebeldes con aquello de Esta es mi generación mientras Los Refrescos hacían autocrítica de la meseta recordando que Allí no hay playa.
Nunca votamos la Constitución -esa chica de ayer que se nos vino encima- pero somos la primera generación cautiva de la transición. Se nos ha decidido todo y ya vamos por los cuarenta y algo.
Esta no es nuestra Constitución. Nunca la votamos. En un momento de degradación de la moral política de todas las instituciones es el mejor momento para movilizar a la gente en torno a un proceso constituyente. Necesitamos una regeneración política integral. No la alternancia política de siempre. Necesitamos una nueva democracia más radical alejada de la transición cautiva de los ochenta.
Es el momento de decir que a mucha gente le importa lo que yo haga y lo que yo diga, que ya no estamos enamorados de la moda juvenil, que hemos crecido, que queremos que arda la calle al sol de poniente, que usaremos nuestra dinamita para los pollos, que prometemos escarmentar de la experiencia pero nunca usar la violencia, que estamos cansados de que nos cuenten un cuento y verás que contentos nos vamos a la cama y tenemos lindos sueños.
Malditos duendes de la transición. Por eso...  salta conmigo y únete a las filas de la insurrección.
Barras de bar. Vertederos de amor. Os enseñé mi trocito peor. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com