Todas las mujeres (2013)

Frecuento la admiración por aquellos guiones cuya arquitectura es minimalista pero compleja. En Todas las mujeres el guión hace una pormenorización exhaustiva de un tipo de alma masculina atrapada entre su simplicidad y su complejidad. Pero si además se hace con estilo fotográfico la magia puede nacer en una pantalla blanca. El guionista pudo haber elegido un personaje urbano pero no lo hizo, pudo haber construido una trama diversificada pero prefirió concentrarse. Pudo construir un mundo maniqueo de buenos y malos pero no lo hizo. El director pudo haber escogido la estridencia de los diálogos pero escogió la serenidad. Pudo haber escogido la facilidad de una luz bien construida en lugar de quemar blancos y crear muchos claroscuros. Los actores pudieron haber habilitado una cierta ansiedad y temperamento típicamente mediterraneos pero supieron manejarse entre la contención y la calma. Y el sonido pudo basarse en la acumulación y se basó en la ausencia.
La historia podría haber transcurrido en círculo o en linea pero acabó metida en un laberinto que te secuestra hasta la escena final. Eduard Fernández clava su interpretación de niño atrapado en una mentira constante con aspecto de hombre acabado. Y las escenas viajan entre la condescendencia y la crueldad, entre el entorno y el último margen de libertad que te permite esconder la honestidad o mecerla entre tus brazos.
Todas las mujeres es una historia apta para todos los públicos pero solamente delicada para algunos públicos. Los personajes femeninos sitúan el contrapunto perfecto de un rol masculino perdido, peterpaneado de manera inteligente, sometido, confuso, instalado en la superficie y en la huida.
Y todo eso se hace con una sonrisa en los labios, que transfiere el nudo en la garganta a un brillo en los ojos. La intensidad viaja a lo largo de tu cuerpo y te subes a una montaña rusa lenta pero desgarrada donde apenas parece que pasen cosas pero está pasando casi de todo.
La pantalla se convierte en un espejo en el que ves cosas que siempre has tenido delante y nunca viste.
Vayan a verla. Vale la pena lo que cuesta.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com