Los tontos del PP


De las cosas que han quedado más claras durante esta mascletá de corrupción del poder político que nos ha explotado en las manos es que ser político no es tan rentable como ser amigo de un político. En la mayor parte de los escándalos de corrupción el foco se pone sobre el político cuando en realidad el que se forra es su amigo. En ese sentido doy la razón a los que defendían a Camps diciendo que eran "cuatro trajes". La verdad es que sí. La verdad es que Camps era tonto porque no se llevaban tanto como los otros que se llevaban una pasta. Cuando alguien se escandaliza por recibir un regalo de un bolso debería pensar lo que se levantaban los amiguetes para hacer esos regalos.

Por eso he titulado el artículo "los tontos del PP" porque en realidad los de derechas que se meten en política son los más tontos de la derecha. Entendiendo por tontos los ingenuos, idealistas e ilusos. La política no da para enriquecerse por sí misma. Quizá algunos pocos de la alta política sí pero trabajar en un banco me ha dado una cierta perspectiva respecto a los verdaderos "ricos" y cómo viven y cómo actúan. Realmente un hombre recto de derecha económica no se meterá en política. La política está mal pagada para ellos y además te hace un desgaste de imagen personal insoportable. Es mejor no salir en las fotos, es mejor que nadie diga tu nombre, es mejor tener un amigo del PP que ser del PP. Así se reparten cargos en hospitales, en instituciones, en bancos, en consejos de administración, en cámaras de comercio. O simplemente montan empresas y con unos regalitos apalancan un montón de pasta.
Nos fijamos mucho en los políticos que salen a dar la cara, cargos electos sobre los cae el foco pero está claro que se gana más siendo tesorero en la sombra y no hacer nunca ni una rueda de prensa, o siendo el dueño de una empresa y ser amigo de un alcalde del PP que siendo el alcalde del PP.
Tampoco me dan ninguna pena los cargos electos del PP que dan la cara porque evidentemente para defender la situación actual hay que tenerla muy dura pero de alguna manera creo que había que poner luz en la sombra. Especialmente en los que mueven los hilos. Gente anónima que manda más que los te ponen delante para que les insultes. Y cuando no miramos, esos sí que se ríen. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com