Disciplina de voto


En la democracia analógica diseñada durante la incompleta transición española los partidos políticos eran determinantes. El partido político se constituía como uno de los ejes fundamentales del pluralismo. Era normal ya que era el partido como colectivo de personas era el que amparaba mediante su solidaridad a quienes sufrían alguna persecución política durante la represión franquista por ejemplo. Además era el único método de poner algo de orden en el caos ideológico de la transición con miles de propuestas diferentes.
Para ello se diseñó por los herederos demócratas del poder franquista una estrategia de mayorización. Lógicamente bajo vigilancia franquista se hizo desde  una perspectiva conservadora y que favorece a los partidos conservadores. La estrategia consistía es un sistema electoral que busca la concentración de voto y evita su dispersión. Esta idea era también lógica en aquella época. Había que ordenar las ideologías en algunos pocos cauces amplios dentro de la dificultad de España que tiene vectores tanto identitarios como ideológicos.
Así, el PARTIDO se convirtió en el dueño y señor de la situación. El PARTIDO es quien decide quien va en las listas y por tanto quien es elegible. El PARTIDO decide algunos cargos que no son elegidos directamente. El PARTIDO decide como se gasta el dinero que pagamos entre todos. Dominar el partido supone dominarlo todo.
Esto se da por sentado aunque existen modelos democráticos totalmente diferentes donde miembros del mismo partido votan cosas diferentes.
Pero finalmente, es el partido el que domina tu pensamiento. La disciplina de voto supone que debes votar lo que te diga el PARTIDO. En España se considera positiva la obediencia de voto. Se dice que "no habrá fisuras". No se permiten disidencias. Se expulsa a personas que votan de acuerdo con su conciencia. Y parece que todo eso está bien. Y no solamente se hace respecto a personas. Ni siquiera se permite la disidencia de partidos como la del PSOE y PSC. Ni siquiera eso.
El problema es que los PARTIDOS están enfermos y han hecho enfermar a todo el sistema democrático. Para mi la única solución es ir derrocando a los mayoritarios y dispersar tanto el voto que la conciencia propia sea más importante que el partido en una competencia democrática más amplia y menos cerrada.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com