Yo soy de esos amantes a la antigua

Decía la canción de Roberto Carlos que "yo soy de esos amantes a la antigua, que suelen todavía mandar flores". Yo soy de esos amantes de la política a la antigua que suelen todavía mandar flores a sus adversarios ideológicos. Recuerdo perfectamente algunas reacciones al artículo que escribí en el que alababa algunos aspectos de Alfredo Castelló. Algunas de esas reacciones se me han quedado grabadas para siempre. No se suele entender en España la alabanza del dispar pero mi visión del mundo se hizo en un campo de fútbol. El rival hace cosas bien. El rival siempre hace cosas bien. Si queremos ganar nosotros lo tenemos que hacer mejor.
Supongo que esta vez tampoco será fácil de entender pero sigo siendo uno de esos amantes a la antigua. Por fin, Toni Gaspar se ha decidido a dar el salto. Por fin. Toni Gaspar es una de las mejores figuras políticas que ha dado esta comarca. No es un político con proyección, no es una promesa, es una figura política de primera magnitud. Toni Gaspar tiene discurso. Y cuando digo discurso no me refiero a que habla sin tartamudear, quiero decir que es capaz de elaborar un discurso propio, tiene una visión del mundo y de su partido. No soy sospechoso de afinidad con el PSOE ni de palmero de nadie ni de pesebrismo político. De hecho me parece que la socialdemocracia forma parte del problema productivista que no entiende el mundo a largo plazo. Pero alguien debe jugar en ese equipo. Y prefiero que sea bueno. Prefiero que sea Toni. No solo por su absoluta lealtad lingüística que la tiene; manejando con naturalidad pero con conviccion las dos lenguas que conoce y preferentemente el valenciano. Sino porque además Toni Gaspar pertenece a mi generación. Y ya he dicho en más de una ocasión que nos toca coger el volante. Que tenemos que deshacernos de la generación política de la transición del 78. Toni tiene la formación, la convicción y la procedencia. Procede de un pueblo pequeño donde sus resultados demuestran que más allá de las ideas hay humanidad y proximidad. Que la sensatez es siempre una atenuante del fanatismo de las siglas.
No diré que conozco bien a Toni Gaspar pero sí que me atrevo a decir que conozco a Toni Gaspar. Seguramente no le votaré nunca pero si tengo que tener un rival en el campo prefiero que sea de los buenos. La política tiene algo de competición y cuanto mejores son los jugadores mejor es el juego y mejores se hacen los jugadores. Y quizá se hayan dado cuenta de que no vamos sobrados de buenos jugadores.

Si el PSOE quiere sobrevivir o triunfar debe deshacerse de las anclas y empezar una navegación hacia otra parte. Si sigue haciendo lo mismo obtendrá los mismos resultados. Si se sienta a esperar su turno se quedará sin turno. Y eso solamente se consigue con gente como Toni Gaspar.

Así que mucho ánimo Toni. Endavant amic. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com