Los nietos de la vendimia


Suelo ser bastante duro conmigo mismo. Me conozco bastante bien y me digo cosas duras. Sé que soy un rebelde sin causa. Tengo problemas como todo el mundo pero son problemillas. Problemas de pijoflauta.
Por eso anido como el cuco en los problemas de los demás. La rebeldía en mi caso es una manera de agradecer lo bien que se porta conmigo la vida.
Uno de los nidos que más uso para defender las causas que defiendo es mi abuelo. Mi iaio Antonio. Me parezco físicamente a él. Andar encorbado. Problemas de estómago. Craneo chafado. Pelo endeble. Fue mi padrino. No he ido nunca a ver su lápida desde que murió. No me hace falta. Y sé que a él tampoco. Es el iaio con el que más tiempo compartí. El otro murió cuando yo tenía catorce años. Es el iaio que más historias me contó y el que más me convirtió en una persona de ideales altos. Fue el que hizo la mili por mi que acabé siendo objetor de conciencia.

Mi iaio Antonio nunca tuvo un trabajo fijo. Al llegar al Puerto desde Almería le dijeron que no era ex combatiente a pesar de haber estado tres años en la guerra en el bando perdedor. Mi abuelo fue a la guerra por pura obligación. Le tocó del bando republicano pero mi abuelo nunca tuvo bandos. Esas no eran sus guerras. Su guerra era sobrevivir. Y no entró en la Fábrica. Así que deambuló por muchos trabajos. Todos temporales. Lo que le procuró una pensión escasa. Muy escasa.

Durante toda su vida consiguió ahorrar un montoncito pequeño de dinero. Yo estaba buscando casa y no me atrevía a comprarme la que ahora es mi casa. Y él me dejó todo su dinero. Todo. Absolutamente todo. Para que yo pudiera comprarme mi casa. Se quedó sin el dinero de su vejez hasta que yo se lo devolviera porque confiaba ciegamente en mi.

Mientras encontraba trabajo aquí en el Puerto todos los Otoños -la estación en la que nací yo- se llevaba a toda la familia a vendimiar a Francia. Hay historias de todo tipo sobre el viaje en tren hasta Francia, donde dormían y como vivían allí, como los trataban. Allí trabajaban todos. Mi abuela era también una persona muy fuerte y decidida, valiente e impetuosa. Son historias que se contaban en mi mesa de Nochebuena.

Ustedes ya saben que sigo empeñado en que entiendan que nosotros somos el telediario. Ustedes y yo hacemos el telediario día a día. Las noticias suceden en nuestras casas y no en la televisión. Las paredes de este mundo son realmente de papel y se vuelan en el espacio y en el tiempo.

Soy el nieto orgulloso de un temporero. De un inmigrante. Gracias a su impulso pude comprarme mi primera casa. Gracias a su valentía salieron adelante dos hijas y una de ellas es mi madre. Gracias a su atrevimiento hoy vivo en el rincón del mundo más bonito.

Cada vez que necesito saber por qué lucho. Cada vez que este rebelde sin causa necesita una causa cierro los ojos y pienso en mi abuelo. Porque España no es más que eso. La nieta que debería estar orgullosa de sus abuelos temporeros de la viña y los inmigrantes de corazón como mi abuelo. En lugar de recibir a tiros a la desesperación. Una España que debería reconocer a sus ex combatientes como mi iaio Antonio en lugar de practicar la amnesia histórica. Una España donde no hubiera más trabajo precario como el de mi abuelo. Un  lugar donde las pensiones no fueran tan miserables como la de mi abuelo.

Una España que no olvide que hemos progresado gracias a ellos, gracias a sus préstamos. Hipotecaron su presente para darnos un futuro.

No somos más que eso. Los nietos de la vendimia. 

Operación Palace. Évole se supera.

Sigo a Évole desde el primer día que apareció como "follonero" en un programa de Buenafuente. El Follonero era un personaje que se suponía que estaba entre el público y que hablaba espontaneamente pero en realidad estaba guionizado. Por eso se llamaba "el follonero".
Quien critique el falso documental de anoche no conoce a Évole. Los nuevos seguidores de Évole se han enganchado a un Jordi reencarnado en periodista serio y profundo, preguntador inquisitivo y curioso profesional. Pero la esencia de Évole ha estado siempre en la mezcla de la ficción y la realidad. La primera etapa de Salvados es una muestra clarísima de lo que digo. Su objetivo siempre fue ponernos en las narices la farsa de la espectacularización de la información llamada seria. Y la mejor manera de  hacerlo es dar un susto y reírse en nuestra cara.

Los primeros pasos de Évole en solitario parece que ya no se recuerdan. En Salvados por la campaña la mezcla permanente de ficción con realidad era la clave secreta. Pero los númeritos eran graciosos e increíbles. Luego fueron teniendo verosimilitud. Y anoche hizo su obra maestra. Bueno.. hasta el momento.

Los que critican el ejercicio de anoche no conocen a Évole. Su máxima es "más vale pedir perdón que pedir permiso" y eso fue lo que hizo anoche. Pedirnos perdón por no habernos pedido permiso.

Y si alguien cree que es un juego banal y superficial de un niño periodista estúpido creo que se equivoca. Lo que ocurrió anoche es la prueba palpable de algo que sucede desde hace años. La gente sigue viendo los informativos y diversos programas de la teleivisión bajo la premisa de la CNN del año 1991 (sucede, lo estás viendo). Eso es mentira. Hace mucho tiempo que toda la televisión forma parte de un espectáculo guionizado con protagonistas narrativizados (heroe-traidor-princesa-victima-venganza). Los informativos tienen banda sonora concreta (película de acción) y tienen ritmo narrativo alto (película de acción). Todo está hecho para que parezca una película. Cada telediario de cada día está pensado con un orden concreto para crear un relato (ahora de película de miedo).

Jordi lo demostró anoche. Demostró que si pones un buen director de fotografia al servicio de un buen guionista, con una voz en off creible como un presentador de telediario. Si además incluyes protagonistas de autoridad. Si además pones la música cuando toca y subes su volumen. Si además entiendes la mentalidad conspiranoica de un país entero llamado España. Y si además intercalas realidad y ficción en una continuidad natural, conseguirás reírte del propio periodismo serio televisivo que hace tiempo que se convirtió en una parodia. Jordi exige que los espectadores maduren y aprendan a distinguir los trozos de verdad que cada día aparecen mezclados entre un montón de basura televisiva. Te pide que pienses. Que mires la tele con distancia. Que no te lo tragues todo.

Jordi cuestiona la base del periodismo serio y pretendidamente objetivo. Jordi se rié hasta de los suyos. Y yo con él.

Quieto todo el mundo

La caída de whatsapp se salda sin víctimas mortales

La caída del whatsapp del sábado por la tarde disparó las alarmas en toda la comarca. Muchos usuarios se vieron afectados y hacía las nueve de la noche empezó a cundir el pánico entre la población. La tragedia se mascaba en cada rincón del Camp de Morvedre. Tanto es así que un grupo de amigos tuvo que dejar de whatsappear y al girarse descubrieron que estaban alrededor de una mesa y se vieron obligados a hablar entre ellos. Lo mismo sucedía en varios de los vagones del tren que circulaba hacia Valencia en ese momento. Todo pudo haberse desbordado al conocer la noticia de que tampoco Telegram funcionaba y ya solamente se disponía de Skype, Line y el chat de Facebook para comunicarse.
La desazón y el nerviosismo hizo que muchas personas sintieran miedo pero la rápida intervención la Unidad Especial de Camereros de Barra hizo que la situación estuviera bajo control en todo momento.
El Alcalde de Sagunto tras reunirse con la policia están realizando una primera evaluación de los daños materiales. A pesar de lo aparatoso de la situación no se han registrado víctimas mortales aunque sí algunos heridos de diversa consideración que están siendo atendidos a estar horas en la Minifé. El pronóstico de algunos de ellos es reservado ya que sufren un fuerte síndrome de abstinencia tras estar casi cuatro horas sin whatsapp. Deseamos una pronta recuperación. 

Entusiasmo

Las ciencias sociales tienen ideología. Durante décadas nos  han hecho creer que estaban desposeídas de carácter ideológico (visión del mundo y del futuro). Lo han hecho con la economía (y ese es uno de nuestros principales problemas) y también lo han hecho con la psicología.

La psicología tiene ideología como cualquier otra ciencia social. Los psicólogos deberían advertir no solamente su metodología de terapia sino también su ideología porque para mi es determinante.

Por pura necesidad personal de afrontar conflictos emocionales he leído mucho sobre cuestiones relacionadas con la psicología. Algunas en los aledaños de lo narrativo, otras en los aledaños de lo "recetas expres" y otras cosas más serias y profundas.

El concepto de resiliencia es la última moda digamos para el "gran público" de la psicologia de ir por casa. Es un concepto robado a la biología que habla de la capacidad para adaptarse al entorno y asumir los cambios, los nuevos contextos. Y esto sucede en España y en el mundo en pleno retroceso del Estado de Bienestar. Una realidad soñada en los sesenta que ahora menospreciamos comodamente sentados frente al escaparate consumista.
La psicología así da un giro para situar el punto clave en la interpretación de la realidad para conseguir ser más felices y más serenos. No es mala opción. El problema es que abandona completamente la intervención en el entorno para centrarse exclusivamente en la interpretación.

Interpretar de una manera gozosa y positiva los cambios que se producen en la vida es imprescindible. Eso es cierto. Pero abandonar la imperiosa necesidad de intervenir en los entornos es un fracaso social y colectivo.
La resiliencia implica una cierta pasividad individual respecto a las circunstancias para canalizar la energía hacia la introspección y la gestión de los pensamientos y las emociones. Insisto en que no me parece mal pero para mi era un concepto corto y amputado.

Yo defiendo el entusiasmo por encima de la resiliencia. Creo que hay que vivir entusiasmado. El entusiasmo implica un objetivo optimista. Un futuro mejor que afecta al presente de manera directa. La interpretación de los cambios es gozosa porque es entusiasta. Mi posición del entusiasmo es activa. Lucha contra el entorno desde la firmeza y el optimismo de que las cosas pueden cambiar pero asume en lo interno la necesidad de adaptarse. No nos conformamos porque nos entusiasmamos con el cambio o con la lucha contra ese cambio injusto e innecesario, inhumano y absurdo. Interpretar la realidad de manera gozosa no es suficiente. Es fundamental intervenir en ella para que en el futuro la propia realidad nos ayude a interpretarla positivamente.

El entusiasmo es fundamental. No adaptarte a lo que no es justo. No adaptarte a lo que es inhumano. La rebeldía tiene un punto de inadaptación positiva en lo macro mientras se nada y se flota en lo micro.
Para mi el entusiasmo supera a la resiliencia como concepto más amplio.
Porque todas las batallas perdidas fueron planificadas para ser ganadas y en esa planificación siempre había entusiasmo y optimismo. Frente a cualquier situación debe haber un margen de rebeldía y desobediencia. Porque la historia la escriben los valientes, los que se entusiasman, aunque la gestionen los cobardes y los indolentes y algunos resilientes.

Un hilo de Facebook acaba en comisaría

Lo que empezó siendo un inocente comentario en Facebook por parte de una vecina de la comarca pudo acabar en tragedia. Todo sucedió cuando la mujer en cuestión puso en su muro de Facebook que se "sentía aburrida" mientras estaba en una paella en casa de sus suegros. Inmediatamente su suegra increpó en el muro desde la cocina a la chica poniendo "pues ven a a la cocina y deja de tocarte (pip)". La cosa empezó a complicarse cuando la madre de la chica también intervino diciendo "mi hija es muy trabajadora, no como otras". La aparición de los hombres de la familia no mejoró la situación que fue subiendo en tensión. Todo se precipitó cuando desde el sillón el suegro de la mujer le escribió en el muro "eso no me lo dices a la cara" a lo que la chica contestó "leeme en los labios".
Finalmente la pareja ha decidido separarse tras cruzar diversas denuncias que la policia no sabe como tratar. El juez ha ordenado un "copiar y pegar" de todo el hilo hasta aclararse con lo sucedido.
Al cierre de esta edición el hilo tenía 1319 "me gusta". 

Colectivo de madres y padres pide el derecho de objeción de conciencia en los cumpleaños


La semana pasada se constituyó en nuestra comarca el primer Colectivo de Padres y Madres Modernos. La andadura de esta nueva asociación viene a enriquecer el abundante tejido cívico de la comaca. El colectivo ha elaborado un plan de trabajo y su primer acto público será recoger firmas para regular el derecho de objeción de conciencia en los cumpleaños de los niños. "Por una vida social autónoma y sana" es el lema de la campaña. Desde el colectivo se exige al Pleno del Ayuntamiento una Ordenanza de Actos Infantiles en los que se recoja expresamente los motivos de conciencia para dejar de asistir a las decenas de cumpleaños que se organizan cada semana. 
"Me niego a volver a ir un sábado más a las bolas" declaraba la presidenta del nuevo Colectivo quien sin embargo tendrá que hacerlo al no existir una regulación que ampare la negativa y evite una condena social inmediata. 


Cállate y graba


Uno de los debates más acalorados de la comunicación es la implicación del periodista con su entorno. La decisión de si debe formar parte de la realidad de la que informa. En el trasfondo está la pretensión de objetividad como si la realidad fuera un conjunto de microbios que poner bajo el microoscopio. Es evidente que le periodista forma parte de la realidad de la que informa. Otra cosa es que se deje llevar apasionadamente por ella. 
En 1963 Kevin Carter ganó el premio Pulitzer de fotografía por una fotografía en la que aparecía un niño en cuclillas y un buitre detrás abriendo las alas. La fotografía se tomó como una alegoría de la situación de África acechada por el capitalismo. La realidad es que el niño estaba cagando y el buitre esperaba su ración de comida. Sin embargo, a Carter se le recriminaba por ejemplo por qué no intervino para ayudar al niño. En el periodismo de guerra es una decisión dificil. Ayudar o retratar. 
Al final el aluvión de críticas, el terremoto de desgracias que había vivido como fotógrafo y otros grandes desordenes de la personalidad de Carter le llevaron al suicidio años después. 
Ya no hay desgracias de marca blanca. Ahora si quieres que tu desgracia sea visible necesitas que tenga marca. Necesitas un ERE mediático como el de Coca Cola o el de Canal 9 para que la gente te siga. Necesitas una desgracia viral para que la gente la entienda. Hasta ahí hemos llevado la cultura del ojo. 
Si los 15 inmigrantes muertos en Ceuta no hubieran tenido cámaras grabando la versión de la Guardia Civil seria la única. Sería la verdadera. Ahora sabemos que mienten. 
Por eso, la próxima vez que se cometa un abuso ante ti no protestes, no intervengas, cállate. Pero graba. 

El personaje bancario

He tardado muchos años en escribir este post aunque debí hacerlo mentalmente hace más de 15 años cuando empecé a trabajar en La Caixa. He tardado tanto porque como dijo Perez Reverte en una entrevista solamente los años te aseguran algunas certezas y la mirada adecuada para algunas cosas.

Entre mis aprendizajes bancarios se encuentra la figura del "personaje" bancario. Yo pasaba por una época de crisis abierta respecto a lo que hacer con mi vida. Eso me hacía estar bastante triste, nervioso e inestable y en la oficina se notaba con los clientes. Mi Director me inició en la figura del "personaje" bancario. Insistía en que cuando él entraba por la puerta cambiaba de personalidad y que se dejaba fuera todo lo que le preocupaba o sus limitaciones. Interpretaba un papel de ejecutivo comercial.

En el proceso de robotización bancaria  el "personaje" bancario cuadra a la perfección. Recuerdo también cuando participé en la última moda financiera de los 90: la división de e-business. Allí se nos explicaba con absoluta naturalidad que el futuro sería una especie de "patriotismo corporativo". Sí, se refieren a que uno no sería español o italiano sino de Nestlé o de Microsoft y por tanto trabajaría allí donde estuviera en el mundo su corporación. Si no me equivoco fue la época en que se gestó el proyecto de la Ciudad del Santander por ejemplo. Una ciudad donde residirían los empleados alejados de molestos vecinos y vidas normales para poder centrarse en lo realmente importante: rendir al máximo en el trabajo. Esa desnaturalización y desarraigo que buscan las dementes y psicópatas personas jurídicas también forma parte del "personaje" bancario.

Leave all your worries behind y entra a la oficina despojado de todo. En The Wolf of Wall Street  el secreto del éxito es un buen guión. En los bancos ya tenemos guiones comerciales escritos que podemos leer en pantalla como también los tienes las empresas de Telemarqueting. El guión del personaje bancario. El proceso de inhumanización interno y de transformación en personajes robotizados es una paranoia más de las empresas

He tardado quince años en asegurarme de lo que digo. Es imposible entrar por la puerta y convertirte en un "personaje" y aunque fuera posible sería tóxico. El "personaje bancario" es tóxico porque se desvincula de la sociedad a la que sirve. Interpretar un papel es externalizar la culpa, renunciar a la responsabilidad. Si yo no soy yo sino un papel puedo ser capaz de hacer cualquier cosa: engañar, mentir o lo que sea. Y esto choca con la dignidad personal y profesional.

Cuando salía a jugar al futbol mis estados de ánimo me acompañaban, en los exámenes de la facultad mis estados de ánimo me seguían y ahora en el escenario cuando canto no siempre estoy igual aunque intento que siempre salga algo con calidad. Cuando entro a la oficina no es diferente. Mis circunstancias gassetianas me acompañan.

El personaje bancario no existe. No es posible interpretar un papel de comercial. No es posible abstraerse de tus momentos vitales, de tus crisis, de tus estados físicos y psicológicos. Y aunque fuera posible, sería inhumano. Por más que lo intenten seguimos siendo personas y no personajes.

Prolongación de jornada en banca. Etapas de solución

La prolongación de jornada en banca consiste en trabajar fuera de horario de manera gratuita y sin marcar como horas extra. Se hace en todas las entidades. Y ahora se hace con más intensidad porque la crisis azuza el miedo y las empresas se aprovechan todo lo que pueden. El fenómeno puede analizarse desde una perspectiva individual (que cada uno decida si se queda por la tarde o no) o desde una perspectiva colectiva (causas psicosociales que producen el fenómeno). El sindicalismo de hoy en día se preocupa mucho de la primera controlando las consecuencias negativas de no seguir la corriente prolongativa (que no se castigue de manera aparente a quién no se queda a hacer horas).

Sin embargo, desde una perspectiva colectiva el fenómeno tiene más recorrido. En El Síndrome del Esmirriao intenté hacer aportaciones sobre la que creo que es la mayor novedad sobre la prolongación de jornada en banca: la autoimposición de jornadas largas por convicción. Las generaciones anteriores siguen pensando que la gente no le gustaría quedarse pero lo hace ante las órdenes superiores. Hace tiempo que las órdenes no son directas e institucionales. Ya no hace falta. Las órdenes son sútiles y se respiran por osmosis. Tú sabes que debes quedarte porque crees que es lo que debes hacer.

Las causas de la prolongación de jornada son variadas pero todas giran alrededor de la misma: el desajuste entre el trabajo a realizar y los medios personales disponibles.

La banca sabe que ahí está su beneficio. En las horas extra no facturadas. Es su devaluación salarial encubierta y sin negociar con nadie. La hora sale mucho más barata que nunca. Sin embargo, la variación más sustancial de los porcentajes de esas causas de la prolongación estoy seguro que es la de la autoimposición. La gente se queda por convicción propia y en aquel artículo intenté explicar como lo han conseguido para así saber como se puede destruir esa convicción. Es difícil porque parte de la elección de uno determinado perfil de profesional. Ellos ya buscan a gente que sabe que se trabajará de más.

Después en Algunas recetas para combatir el Sindrome del Esmirrao intenté aportar acciones para ir desmontando ese síndrome que es hoy en día la base subjetiva de la prolongación de jornada (la base objetiva es una ratio inadecuada de trabajo/tiempo).

En este post intentaré introducir una agenda o una periodificación de esas posibles soluciones. Para ello usaré un esquema básico de todas las luchas sociales históricas tanto de raza como de género, laborales o de libertades cíviles.

Fase de toma de conciencia (Pensamiento). Un grupo muy reducido analítico e ilustrado toma conciencia del problema. Lo describe, lo analiza y lo caracteriza. Consigue transmitir sus causas y sus consecuencias y establecer el nivel de toxicidad social. Finalmente inicia un proceso de contagio en la toma de conciencia. Todo esto se hace mediante el sistema clásico de la hoguera: ponga gente inteligente cerca a pensar sobre un tema.

Fase de empoderamiento (Transmisión). Un grupo más amplío incluido bajo el paraguas de la autoridad moral e intelectual de informes y análisis rigurosos establece unas primeras lineas de acción. Se trata de un proceso de generación de autoestima y misión en términos estratégicos. Señalar un objetivo y establecer mecanismos de actuación para conseguirlos.

Fase de visibilidad (Acción). En esta fase surgen los primeros problemas. Las dos fases anteriores son minoritarias y requieren esfuerzos parciales. Para resolver un tema de calado se requiere un contagio amplio y un esfuerzo amplio por lo que en esta fase aparecen las primeras resistencias en cualquier organización. Las resistencias habituales son "ya lo hemos intentado", "esto ha ocurrido siempre", "la gente no nos seguirá". Son frases de resistencia al cambio, al esfuerzo y a la acción basada en un pesimismo organizativo. El cambio surge siempre de un optimismo incluso a veces mal calculado. No sabíamos que era imposible por eso lo hicimos" es la mejor frase al respecto. La resistencia más importante suele ser "no vamos a conseguir resolver el problema". Respecto a esto hay que decir que nunca jamás se resolvió un problema que no hubiera sido planteado (visibilizado) antes. Ni la jornada semanal de 40 horas ni el apartheid de Sudáfrica o la democracia en Polonia fueron cuestiones resuesltas sin fase de visibilización.

Conflicto (Tensión). La siguiente etapa es la fase de apertura (Peón cuatro Rey) de conflicto si las fases anteriores han sido suficientemente maduradas y se han obtenido contagios suficientes. La tensión es el periodo más difícil de manejar. Los primeros brotes de tensiones surgen de la parte empoderada, concienciada y visible. En este caso en banca deberían ser los delegados y delegadas sindicales que han sido elegidos democráticamente y tienen un estatus jurídico de protección precisamente para visibilizar y tensionar aquellas cuestiones que sus compañer@s temerosos de represalias no pueden decir ni hacer. En resumen, es el equipo el que ha de animar a la afición con su buen juego y no la afición la que debe animar al equipo.
Sistemas manejo de tensión hay muchos en estrategia ideológica. Uso nombres bélicos para que se entiendan mejor las metáforas pero la propaganda, el francotirador, la guerrilla, la desobediencia..,. son fórmulas posibles (ver Las recetas para combatir el síndrome del Esmirriao) escalonadas y proporcionales a la intensidad y frecuencia de la patología laboral.
El conflicto suele ser una escalada de intercambio de impactos. Es la más dificil de gestionar porque das y recibes. Las direcciones de las empresas tienen sus esbirros y sicarios laborales.

Negociación (Distensión). La última etapa es un cierre negociado que puede venir de atacar el tema de fondo. En concreto bajo mi punto de vista España tiene un problema serio de horarios de vida (comerciales, laborales y de ocio) y de presentismo y gestión del talento directivo y al final tiene reflejos de este tipo. En todo caso, el respeto del horario es un problema que puede ser resuelto en sí mismo sin mayores abstracciones.

Y dejo para el final la cuestión definiiva. En El presidente y Miss Wade dicen una típica frase americana del tipo "Debemos luchar donde podamos ganar". Es un principio básico de estrategia ideológica que se malintrepreta frecuentemente. Lo primero es que debemos luchar. Siempre debemos luchar. Lo segundo es donde podamos ganar. Esto tiene dos vertientes. La primera que debemos llevar la lucha al lugar y momento en que más nos interese y lo segundo es que debemos tener posibilidades de éxito.
Cualquier persona que vive cerca del mar sabe que sí que hay una manera de nadar contracorriente y salvarse: nadar en diagonal.
Para saber donde podemos ganar hay que llegar como mínimo hasta la fase de visibilización. No llegar ni ahí es perder sin luchar. Y ya saben ustedes que si luchas puedes perder pero si no luchas estás perdido.

Globalización sin falleras mayores


Salir con la lupa a investigar el mundo es una de mis mayores aficiones. Hubo una época que quise cambiar el mundo. Ahora me conformo con que el mundo no me cambie a mi. En todo caso me sigue apasionando describir el mundo y encontrar en mis jornadas de senderismo urbano restos palentológicos de civilizaciones anómalas del futuro.
Nos glosaron la globalización. Lo único bueno que tiene haber nacido hace más tiempo es que las mentiras del pasado parecen más evidentes. Lo recuerdo bien. Yo estaba en la Universidad cuando la "globalización" era lo más de lo más. Estar en la Universidad es estar acariciando la vanguardia de pensamiento. Y entonces la "globalización" era la última moda. Lástima que fuera un modelo teórico.

La globalización se ha basado en dos cosas: una horizontalización de derechos y un modelo energético insostenible. A nadie se le escapa que vamos perdiendo derechos laborales y salariales por todos los agujeros de esta sociedad. Eso forma parte del proceso de horizontalización. Era justo y necesario que los paises del sur pudieran acceder a mejores derechos y salarios. La cuestión es que mientras ellos suben lentamente las escaleras laborales nosotros bajamos por el ascensor a toda leche. El capitalismo usa la presión demográfica y migratoria para subastar a la baja nuestra prestación de trabajo.

Además para traer las cositas y los trapitos que compramos a precios "low cost" aquí hay que traerlos desde muy lejos donde alguien que cobra una miseria los ha hecho. Para traerlos hasta aquí se consume un montón de petroleo que ya no tenemos. El final del petroleo está previsto para dentro de unos 30 años. Nos habremos consumidos las reservas de petroleo en poco más de un siglo. Así es la especie humana. Y todo para sobrevivir? No... todo para gastar.

Discutía hace un tiempo con una "creyente y practicante" de los mandamientos capitalistas sobre la necesidad de abrir los comercios los domingos. Es Diplomada en Turismo así que veía imprescindible abrirlos. Las primeras cifras medias en toda la Comunidad Valenciana dicen que el consumo de los turistas ha subido un 13%. Para eso hemos abierto no sé cuantos comercios en no sé cuantas ciudades. Y me gustaría conocer el reparto del 13% y cuánto ha ido a grandes superficies. Aún así estoy seguro de que ella seguirá pensando que hay que abrir los domingos.

El trabajo dignifica. Lo que no es verdad es que dignifique más cuanto más se trabaja. Y tampoco es verdad que cualquier trabajo dignifique.

La Junta Fallera de Sedaví ha destituido a dos falleras de la Corte de Honor porque no asistían a los actos los fines de semana. Una de ellas se había preparado todas las vacaciones del año para poder ir a los actos principales pero trabaja en un restaurante globalizado de comida rápida y trabaja globalizadamente los fines de semana para atender a los globalizados turistas y globalizados vecinos. Cobrará un salario globalizado que le permite sobrevivir y pagar sus globalizados trajes de fallera. Le había puesto mucha ilusión.

Esto es lo que estamos consiguiendo. Trabajar más por menos. Y llegará un día en que todo el mundo trabajará tanto para conseguir tan poco que nadie podrá ser fallera mayor, ni ir al cine, ni ir al gimnasio, ni leer ni viajar

Varón, negro, sin identificar


Le pusieron la etiqueta de efecto llamada. La derecha social llamaba efecto llamada a una legislación que recolocaba el fenómeno migratorio dentro del perímetro social. Aquellas regularizaciones se llamaban "efecto llamada". Lo llamaban "efecto llamada" como si la legislación fuera  una alambrada o un puente a la supervivencia. El único efecto llamada era todo el dinero que la burbuja inmobiliaria estaba creando y que no se lo han quedado los inmigrantes ni sus familias sino los sinvergüenzas que nos gobernaban y los granujas que todavía lo hacen.
El migrante acude donde se puede ganar la vida. Los jóvenes españoles viajan a Inglaterra, Alemania o Brasil. Los de Malí acuden a España o Italia.

Yo tengo un amigo que es de Malí. Llegó a España con el efecto llamada de la supervivencia. Lo conocí porque un empresario español y muy español me lo mandó a hacer un trabajo en casa y después no le pagó. Yo sabía que el sinvergüenza español iba a hacer eso así que me quedé con su teléfono y le llamé para preguntarle si le había pagado. No lo hizo. Lo hice yo a pesar de que el sinvergüenza español de nombre Manolo ya había cobrado. Desde entonces tenemos una amistad que consiste en que yo hago lo que puedo para ayudarle y él me ayuda también en lo que puede cuando se lo pido. Es de mi talla así que muchas veces le doy mi ropa. La que para mi se pasó de moda como si la moda importara. Vino a España en una patera. Le pedí que me contara la historia. Ahora ya habla bastante bien el castellano. Antes por teléfono no le entendía. Llegó a Canarias en una barca de madera. Hacía tanto frío que tuvieron que encender fuego en una barca de madera. La madera arde. La de la barca también. Pero no ardió. Llegó muy cansado y con mucho frio a la costa de Canarias donde lo internaron y lo tuvieron retenido hasta que lo enviaron a la península.
Desde entonces es vecino nuestro. Vive en Sagunto. Con usted y conmigo. Yo lo conozco bastante. Es muy trabajador aunque como no tiene papeles en regla solamente puede trabajar en cosas que no requieren formación. Si no tienes papeles nadie te da formación. Es ahorrador y guarda dinerito para cuando lo necesite. Es formal. Acude siempre puntual a sus citas. Es muy risueño. Sonrie mucho. No me resisto a hacer el chiste de que siendo tan negro la sonrisa se ve mucho más. Le gusta divertirse y hablar de chicas.

Un día le acompañé a mirar la posibilidad de conseguir los papeles para residir legalmente y estuvimos hablando. Se me ocurrió preguntarle algunos tópicos habituales. Le pregunté si iba mucho al médico. Tiene 28 años si su pasaporte está bien que tengo mis dudas. Ha ido dos veces al médico desde que está en España hace ocho años. Hace tres semanas vino a casa y estaba muy constipado así que le dí paracetamol. Quizá eso sí lo pueda comprar pero nadie se lo recetará porque no tiene papeles.

Este pasado verano su madre empezó a enfermar en su país. Fue una enfermedad muy grave que la llevó a la muerte pocos meses después. Y no pudo ir a ver a su madre enferma ni a acompañar a su familia en el entierro. Porque no tiene papeles y si sale no vuelve a entrar.

Es un chico pacífico y bonachón. Muy fuerte y muy obediente. No digo su nombre porque no tiene papeles y tengo miedo de que le pase algo.

La semana pasada un grupo de inmigrantes intentaba entrar en España buscando su futuro. La Guardia Civil los recibió a tiros con balas de goma. De momento han aparecido 13 muertos. Todos ellos tenían una madre y un padre, hermanos, amigos del colegio, quizá novia, quizá algún hijo. Algunos serían risueños y otros antipáticos. Algunos serían listos y otros tontos.Todos querían un futuro mejor. Todos querían seguir vivos.

El último cadaver apareció unos días después que el resto. Ha sido sepultado en el nicho 160 del cementerio de Ceuta. Bajo una lápida que dice "varón, negro, sin identificar".

El paracaidista profesional en banca

La naturalización de modas es uno de los métodos incluidos dentro de la estrategia de la rana hirviendo.  Convertir en algo normal una cosa que no es natural es naturalizarla. El paracaidismo profesional era una praxis bancaria postmoderna que ahora se naturaliza a todos los "nuevos bancos" (antiguas Cajas).

¿En qué consiste el paracaidismo bancario? Consiste en la idea de que cualquier profesional sirve para cualquier lugar en cualquier momento siempre y cuando responda correctamente al manual de prácticas corporativas. Es decir, que cualquiera que sea suficientemente obediente y dedicado puede trabajar en cualquier plaza en cualquier época.

Algunas cosas sí hacían bien las Cajas de Ahorros. Para mi muchas, pero en todo caso algunas. Las Cajas se dedicaron durante años a demostrar que el paracaidismo profesional era una praxis errónea. Las Cajas interpretaron como nadie su territorio, la capilaridad de la red iba acompañada de arraigo. No solo por las pequeñas donaciones de "Obra Sociovecinal" sino también por el arraigo y conocimiento de la idiosincrasia de cada ciudad y cada barrio. Era muy frecuente que el director en una plaza hubiera nacido allí, viviera allí y además estuviera involucrado con el tejido cívico de una manera u otra (equipo de fútbol, banda de música, etc...). Esto le hacía construir  una tela de araña de relaciones sociales sinérgicas para su trabajo.

La borrachera obligatoria del crédito manchó esta manera de entender las relaciones profesionales. Había tanto dinero por ofrecer y por ganar que la tela de araña social se convirtió en cadena de favores. Ahí se entró en primer lugar la teoría de la perversión del estatismo laboral y lo maravilloso de la rotación laboral. Estar en una oficina demasiado tiempo no era bueno. Al principio la rotación se practicó en proximidad. En otra oficina pero de la misma ciudad. En otra oficina pero de un pueblo cercano.

Y entonces llegaron los gurús de la nueva banca. La teoría imperante en los "nuevos bancos de la nueva banca", lo realmente "guay" y "chachipiruli" hoy en día es decir que cualquier profesional con capacidad puede asumir cualquier reto. Se traza con brocha gorda una teoría que dice que es lo mismo trabajar en un barrio obrero de Barcelona que en el centro de Madrid. Que da igual trabajar en un pueblo en las montañas de Euskadi que en Cadiz capital. Que da igual conocer o no la lengua propia de los clientes a los que atiendes siempre y cuando domines las instrucciones internas. Es una mirada introspectiva. Es la mirada del dinero.

La verdad es que funcionará. No porque la praxis sea la correcta. La banca se hace desde el conocimiento de variables que el paracaidista desconoce. Funcionará porque en un mercado oligopolístico donde todo el mundo comete los mismos errores y no otros, el cliente no tiene donde elegir. Si todos hacen lo mismo nadie hace nada diferentes. No hay escenarios alternativos.

Mientras tanto, los paracaidistas van subiendo a los aviones, convencidos de que estarán en un sitio algo de tiempo y después alguien vendrá a rescatarlos. La cuestión es quien rescata a sus clientes, a sus barrios y a sus ciudades. Tenemos una responsabilidad social de la que el paracaidista huye porque nació para ello. 

Crisis de liderazgo

Tenemos un problema muy serio como colectivo humano. La democracia se ha comido a la meritocracia. Tenemos una crisis de dirección terrible. El 15M tuvo muchas grietas pero algunos grandes aciertos. El lema espontáneo "no nos representan" es cierto. Y ya no porque no ostenten la "representatividad democrática" sino porque no consiguen "espejizarnos". Nuestra realidad va demasiado por delante de nuestros líderes. La fractura digital es ya una fractura social. Hay un abismo generacional. Esto no es una cuestión política. En las empresas los altos directivos cada vez cobran más pero piensan y aciertan menos. Esto se puede observar cada día en la prensa. Hemos encaramado en puestos de dirección social en sentido amplio a personas incapaces de interpretar la nueva realidad y ahora luchan por pertrecharse y eternizarse en la comodidad de su inercia. En la izquierda social esto es especialmente sensible. Gran parte de la apatía social se debe a que quienes deberían encender la mecha viven aislados en despachos. Tienen demasiado trabajo manteniendo su  propio trabajo. En la derecha social la novedad es que han pasado de conservadores a retrógrados.
Hemos elegido mal nuestros lideres económicos y sociales porque dejamos la meritocracia y el talento y pusimos por delante el dinero y la dedicación. Darwinismo inverso. Hemos puesto al frente de la manada a los más incapaces. 

El Puerto entrará en el circuito "La ruta de les olors"

La Diputación de Valencia ha incluido al Puerto de Sagunto entre los pueblos a visitar dentro de su ruta turística conocida como "La ruta de les olors". En este circuito se incluyen los pueblos y ciudades con olores más característicos de toda la Comunidad Valenciana. En el folleto publicitario de "La Ruta de les olors" se habla del Puerto como un enclave "paradigmático" en los olores valencianos donde "se puede disfrutar de olores típicos como la alcantarilla de la Marina, el fertilizante de la Alameda, la naranja podrida del amanecer e incluso el olor a caquita de perro recalentada tan frecuente en verano en pueblos de toda la costa mediterranea".
Desde la Concejalía de Turismo se ha subrayado que "por fin se reconoce uno de nuestros grandes encantos como ciudad" y se recuerda "que todo esto ha sido el fruto del trabajo "de mucha gente" y que no es un éxito solamente del equipo de Gobierno. 

Intenta arrancar su coche pero estaba petrificado

Tras una larga enfermedad un anciano volvió a coger su coche y se dio cuenta de que estaba petrificado. El coche se había convertido en piedra de tanto cemento en suspensión atmosférica como le había caído encima al dejarlo aparcado en una calle cercana a la cementera de nuestra localidad.
El hombre notó un cierto cambio de color pero como su coche era gris oscuro y hacía tiempo que no lo cogía no descifró el problema. Sin embargo, al intentar abrir la puerta se dio cuenta de que estaba bloqueada. Todo el coche era un bloque de cemento que era imposible trasladar o abrir. Intentó tirar vinagre por encima pero lo único que consiguió fue hacer mezcla.
El hombre ha dado parte a la Policía Local para que trasladen el vehículo a un desguace aunque para ello previsiblemente hará falta una grúa especial. 

Cartes de Carles


Estimat amic:
Enguany m'he retrobat amb la teua música. Continue la meua recerca. La que tu deixares incompleta. Supose que estaré sempre així, cercant alguna cosa i mentrestant va passant la vida. Qui m'anava a dir que jo també cantaria damunt d'un escenari. Vaig deixar caura alguna llàgrima recordant aquell xic que no vas conèixer, el que perdia oportunitats, el que no s'atrevia a viure, el que imaginava una vida diferente, el que estava baix immers en una multitud. He canviat molt. Ara sóc una altra persona però no deixe de ser aquell xic que sentia les teues lletres com si foren la seua vida. Amb tu vaig aprendre a estimar una llengua i una manera de ser i expressar-se. I no saps els peatges que em toca pagar avui però són tan menudes comparades amb les dreceres que he visitat gràcies a Sau. Amb tú vaig fer de la tendresa el meu compromís. Escoltant les teues cançons ara he descobert perquè sóc com sóc i perquè era com era. Em vau fer a la vostra imatge i semblança. Exageradament romàntic, idealista, amant furtiu, luxuriós, observador i patriota d'una terra que no existeix. Ara m'entenc tot i que no em comprenc. Estic intentant cantar-te. Algun día ho aconseguiré i tancarem el cercle de la nostra relació. Les angoixes tornaran amb totes les seues pors però potser en algún tros de mi podré reconéixer el teu nom.
Han fet un musical amb les teues cançons. No crec que t'agradara. Potser sí. Mai no ens hem conegut més que entre les línes de les teues lletres. Hem canviat molt. Ens hem fet grans i  tu ja saps que ens vam donar els millors anys que són sempre els presents. Tu allà on estàs, en el record de tantíssima gent i jo ací vivint la vida que puc viure. Del teu poble de teulades i coloms arriben cartes de Perestroika que diuen que voleu ser un país. El meu país es tan menut que ningú no el veu. I jo ara vull viure un amor a fons perdut.
Fes el favor, envia'm un angel que sigui com tú, que em faça volar amb la imaginació. Que ja saps que alló de les ampolles que vaig buidar ja no és un desig.
Tot va començar amb la teua mort. Em sap greu dir-t'ho però la teua mort va ser el meu naixement. De Carles a Carles. Aixeco el cap al cel i et trobe a faltar. Estic desorientat però viu. La noia de l'altre cantó del bar sempre acaba per marxar a casa sola o amb un altre. I el món està per arreglar. De vegades pense que això no es pot salvar. I ja només vull quatre barres però de bar. Se m'acaben les il·lusions i la possibilitat d'estar junts de nou per primer cop. Només em queda dir-li a ella que encara m'escolta callada en silenci que només ho faig per tu. 

Una joyería ofrece pareja para San Valentín por la compra de productos

Una joyería de la comarca oferta pareja gratis por la compra de productos por valor de más de mil euros. "No te quedes solo en la fiesta del amor" reza su escaparate. La idea de su dueño es que nadie se quede sin regalar en San Valentin por no tener a quien hacerlo. Así, al comprar productos por valor de más de mil euros te dan una pareja (chico o chica) para celebrar San Valentin de forma completamente gratuita. La relación de amor comenzaría el 14 de febrero a las doce de la noche y duraría 24 horas. El gerente de la joyería ha querido dejar claro que no se puede escoger y que te toca quien te toca así como que la relación se debe basar en el respeto, la moralidad y las buenas intenciones. 

La falla La Pandereta será la primera en hacer "mascletàs" virtuales


Una falla de nuestra comarca será la primera en hacer una "mascletá" virtual. Su presidente, un aficionado a la producción musical ha tirado de ingenio para ahorrar algo de dinero a su falla. El presidente ha grabado por ordenador una mascletá de sonidos diversos que se podrá oir en directo en unos altavoces instalados en la calle y además por Internet en la página wwww.mascletavirtual.com. La falla tiene prevista la venta ese día de auriculares especiales para oir perfectamente el acontecimiento. Los bomberos aplauden la iniciativa por la seguridad que ofrece.

Descubierta una red de chantajistas en la comarca

La Guardia Civil ha desarticulado una red que se dedicaba a extorsionar a diversas personas del Camp de Morvedre. Durante los años 80 se dedicaron a hacer fotos por Nova Canet y las han guardado todos estos años hasta cometer sus fechorías. Los detenidos, dos hombres y una mujer, amenazaban con publicar en Facebook las fotos de todas esas personas donde aparecían con hombreras y gafas de culo de vaso, incluso algunos con granos y litronas en la mano.
La benemérita se ha incautado de numeroso material fotográfico y dinero que ya habían pagado muchas de las víctimas. El material será expuesto en la Casa Cuartel para que sus dueños puedan hacerse con sus fotos. En esta exposición quedarán fuera las fotografías que hicieron en los jardines para salvaguardar el pudor y la vergüenza de la vecindad.

Una película de Facebook la favorita para los premios Colcha

Tras muchos años intentando recuperar la tradición cinematográfica en el núcleo histórico la nueva Casa de Cultura Mario Monreal permite proyecciones semanales. Para celebrar esta recuperación de buen cine en Sagunto la Concejalía de Cultura sacó las bases de los premios Colcha de cortometrajes. La entrega de premios se celebrará próximamente y ya han trascendido algunos favoritos. Parece que todos los números los tiene una película de Facebook dirigida y protagonizada por una persona anónima pero con una intensa vida social y cientos de "me gusta". Público y crítica coinciden en el valor de este film terrorífico que narra la vida de una persona normal en una época anormal. Señalan que es una apuesta muy realista por retratar el horror de la vida virtual frente a la existencia en el mundo real.
Los premios Colcha honran el nombre del famoso botijo saguntino hecho con corcho. 

Sagunt se adhiere al "Tren de la Impu"

La Concejalia de Turismo bulle de ideas. Esta misma semana se unía al proyecto "El tren de la Dipu"· y hoy se ha conocido una segunda adhesión. El municipio de Sagunto se ha unido a la red de ciudades que apoyan a los imputados de Las Cortes Valencianas. La iniciativa se llama "El tren de la Impu" y recorrerá los municipios con miembros de Les Corts Valencianes imputados en casos de corrupción. La idea surgió al recoger las firmas para apoyar al ex-alcalde de Torrevieja. Esta recogida de firmas fue secundada por una gran mayoría de diputados del PP entre los que se encontraba el Alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló, quién lo hizo a título personal.
Se trata de un proyecto turístico unido a la Ruta del Despilfarro que hará un recorrido por las principales encantos de las ciudades con imputados. Sagunto participará a modo de "invitado especial" por el especial cariño y apoyo mostrado con los imputados del resto de municipios y su especial singularidad ya que tuvo su Teatro Romano imputado en los tribunales durante muchos años. 

Cristina, una teoría del olvido


Olvidar es como dormir. No se puede hacer a propósito. Mi memoria tiene vida propia. A veces recuerdo falsos recuerdos. El cerebro recrea las situaciones para hacerlas más bonitas o para aligerar su peso. No recuerdo argumentos pero recuerdo su sabor. Sin embargo, recuerdo diálogos exactos de películas incluso en inglés. No recuerdo gran parte de mi infancia pero lo poco que recuerdo lo recuerdo con gran intensidad. A veces me he concentrado para intentar retener algo, algo que valía la pena, y no lo he conseguido y sin embargo luego recuerdo cosas cercanas en el tiempo tan triviales que merecerían ser olvidadas.
Conozco gente con enorme facilidad para olvidar que gozan de una memoria privilegiada. Consiguen atrapar con un cazamariposas los recuerdos y lanzarlos fuera por la ventana. Aunque los recuerdos sean como un boomerang y acaban por volver. Conozco gente que invierte enormes cantidades de tiempo en enterrar recuerdos bajo losas de silencio. Pero el ruido de las palas que tiran tierra sobre un recuerdo escondido es demasiado estruendoso.

Yo no sé olvidar a propósito. Durante años he sido fetichista y adicto a la nostalgia. Recolectaba objetos que me remitían al pasado. Era como vivir dos veces. La real y la recordada. Ahora intento hacer drenaje de recuerdos. Necesitaba sitio para esconder secretos. Los chicos lloramos hacia adentro. Por eso lo hacemos tan mal. Así que he vaciado de recuerdos mi casa. Mi teoría del olvido es que no haya nada que me vincule con el pasado. Tan nada que apenas queda nada en mi casa. Es más mía que nunca porque ya no queda nada de nadie. Ya no tengo cajas de galletas con postales del extranjero. Tuve que construir una teoría del olvido porque algunos recuerdos estaban demasiado afilados y me cortaba cada vez que me acercaba a ellos.
No lo sé. No lo recuerdo. La declaración de la Infanta Cristina es toda una teoría del olvido. El olvido por amor. No sabe. No recuerda. Y todo lo hizo por amor.  Cristina prefiere que pensemos que era una tonta enamorada a que pensemos que era una lista defraudadora. Ha olvidado a propósito lo que no quiere recordar. Los partidarios de "el tiempo todo lo cura" olvidan que el tiempo también cura lo bonito. Y hay cosas que merecen ser recordadas.

Ella lo sabe bien. Hay amores que defraudan. Hay amores que te dejan desamparado frente al juez del tiempo. Hay amores que te dejan sin la magia de los Reyes. Amores que te dejan sin ángel de la guarda. Amores condenados a penas de un día. Hay amores que se te quedan guardados en el cajón de la mesita y a mitad de noche se encienden y te desvelan.

La próxima vez que me pregunten por ella diré "no lo sé, no lo recuerdo". Sería mi nueva teoría del olvido. 

Investigan la contratación de un desconocido en el Ayuntamiento de Canet

El Alcalde de Canet ha ordenado inmediatamente abrir un exepdiente informativo para determinar las causas por las que una persona desconcida sin ningún vínculo familiar y personal con Canet ha sido contratada por el Ayuntamiento. Nadie se explica en el ente administrativo como ha podido suceder. Según las primeras investigaciones podría tratarse de una comisión de servicios desde otro Ayuntamiento aunque el Secretario de Canet no ha confirmado este extremo. Se trata de un hecho aislado -recalca el Alcalde- y que trataremos de esclarecer para que no vuelva a suceder. Con este mensaje intentaba calmar la preocupación que esta noticia ha causado entre la población. 

Estrategias de defensa

Las alas del hada rota

Volar



Le gustaba mucho correr. Se apuntó a atletismo en el colegio. Lo hacía bien. Consiguió ganar algunas carreras y siguió en el club de atletismo del pueblo. Él también hacía atletismo. Tenía una resistencia y una fortaleza física innatas. Pero no le gustaba entrenar. Ganaba porque tenía que ganar. Era una bestia física pero con 16 años ya fumaba un paquete de tabaco al día. Y a veces antes de una carrera bebía hasta la madrugada. Y aún así ganaba. Es cierto que eran carreras de pueblos pequeños. Pero ganaba. Ganaba a pesar de sí mismo.
Sin embargo ella disfrutaba entrenando. Hacía todo lo que había que hacer. Calentar. Estirar. Cuando corría se sentía libre. Pletórica. Era de las pocas que subía el ritmo y seguía sonriendo. Corría siempre con una sonrisa en la boca. No ganaba pero ya era conocida por ser la atleta de la sonrisa. Eran tan guapa y tan dulce.
Empezaron a salir. En un pueblo pequeño no hay tantas opciones. Él era guapo. Ganaba siempre y eso hacía que muchas estuvieran interesadas en él. Así que cuando le propuso salir no dijo que no. Salieron. Varias veces. Ella se iba a dormir pronto. Él seguía un poco más la noche. Eran adolescentes. Tenían que empezar la universidad al acabar el verano.
Tuvo una falta. No le venía la regla. Un retraso. El mundo se cayó a sus pies. En un pueblo pequeño todavía es dificil de manejar una situación así. Hablaron las familias. Decidieron no casarse. Se fueron a vivir juntos a la capital mientras estudiaban. Él Economicas. Ella quería estudiar Psicología. En la capital todo parecía más fácil. Las dos familias les mandaban dinero suficiente para vivir. Nació una preciosa niña. El embarazo fue bien. Él dejó de salir y estaba muy pendiente de ella. Parecía haber asumido la situación.
Ella no se matriculó de ninguna aquel semestre. Se quedaba en casa a cuidar de la niña. Él siguió matriculado. Pero cada vez asistía menos a clase. No quería estar en casa. Se pasaba el día en el bar de la universidad y volvía a casa con olor a cerveza. Gritaba porque el bebé no le dejaba descansar. Gritaba. Gritaba mucho.
Pronto empezó a notar que le faltaba dinero. Le registró la cartera, el bolso y los bolsillos. Y encontró cocaina. Por eso llegaba siempre tan alterado a casa. Se había enganchado a la coca. Quería vivir dos vidas al mismo tiempo y para eso necesitaba algo que le impulsara más allá.
Discutían. Cada vez más. Discutían y él golpeaba las paredes, las puertas. Un día llegó a cogerla del cuello. Pero la niña empezó a llorar. Y todo se paró como en una fotografía desenfocada.
Ya no se querían. Pero ella tenía miedo. Miedo de todo. De vivir. De protestar. De salir. De todo.
Esa noche él no había vuelto a casa. Ella estuvo toda la noche en vela. No contestaba al móvil. Fue al lavabo a vomitar de los nervios. Allí había una caja de zapatos un poco más salida que las demás. La sacó. Eran sus zapatillas de correr. Se las puso. Cogió a su niña en brazos. Corrió. Y nunca más miró hacia atrás.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com