El surfing de Krugman


Dice Paul Krugman -que es un tio que sabe mucho mucho- que la economía capitalista ha derivado en dos estados básicos: euforia y depresión. La economía se basa cada vez más en estados psicológicos.
Uno de los procesos psicológicos más curiosos que han puesto de moda las redes sociales y en concreto Twitter es el concepto de oleada. Fue un invento de las tertulias que Twitter ha sublimado. No hace mucho que les dije que en el mundo virtual pasan cosas de verdad. Pues así es. Las oleadas de Twitter consisten en que todo el mundo se pone a hablar sobre el mismo tema como si no hubiera un mañana y al día siguiente nadie se acuerda de ese tema. Al principio el hashtag era una manera de ordenar la visibilidad. Ahora el hashtag ya es una ola. El mar mediático se compone de olas que se adentran en la playa. Arramblan con todo lo que pillan y vuelven al mar donde otra ola vuelve a salir hacia la costa y sustituye a la anterior. La gestión de los mercaderes de la persuasión del presente y el futuro consistirá en analizar todos esos datos (se llama Big Data) y especialmente como subirse a la ola. Hacer surfing mediático.

Y todo esto tan complicao que les estoy contando ¿a qué viene? Pues yo se lo explico gracias a mi álbum de Aprenda usted a jugar al futbol con Johan Cruyff que era un album muy chulo que poca gente en el Puerto tiene.

Hace unos días el Junior de Barranquilla disputaba la final de la liga Postobón en Colombia. Perdieron el partido de ida. Pero durante la noche aparecieron varios tweets en un perfil de Twitter llamado Todo sobre Futbol que tiene ya 32.000 seguidores. En los tweets se informaba de unas irregularidades del equipo rival como hacer cuatro cambios y jugar con doce durante parte del partido. Lo que hacía que las autoridades deportivas del país le otorgaran el título al Junior de Barranquilla.

Inmediatamente los hinchas del Junior se echaron a la calle a festejar el título. Hicieron una gran caravana de banderas e incluso se acercaron al estadio a celebrar el título. Algo así como ir a Cibeles o Canaletas. Tras una larga fiesta se descubrió que el tweet era falso. Todavía no se sabe si fue una suplantación o una broma. La cuestión es que el título no es para Junior.

Supongo que les parecerá absurdo, grotesco, extraño, pintoresco.... supongo que les habrá hecho gracia y se habrán reído.

Pues ahora sustituyan el tweet del título por una previsión del FMI y a los hinchas por inversores y verán como ya no les parece tan gracioso.

Y finalmente quizá ustedes se pregunten.. y quién gana con algo tan absurdo... fácil... el que vende las bebidas de la celebración. A ese.. que le quiten lo bailao.

Pasen un buen fin de semana. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com