El Gran Nicolás Gump

Supongo que todos recuerdan a Forrest Gump. El mecanismo de Forrest Gump se sitúa en el ámbito de lo que se ha dado en llamar en comunicación Story Telling. Consiste en contar una historia para tratar un tema o hilvanar una época. En concreto se usa un personaje al que le pasan todas las historias posibles de una época. A Forrest Gump le pasaba de todo y siempre estaba en el lugar justo. Es un método bastante sencillo que también ha usado otro reciente éxito de cine "El abuelo que saltó por la ventana..". Ese método se basa en que el cerebro humano está preparado para una linealidad y una historia. Estamos preparados para que nos cuenten cuentos, narraciones y eso nos permite fijar más la atención y además retener más información. A veces se le llama populismo por su simplificación. De ahí salió también la niña de Rajoy, por ejemplo.

En algún lugar de España si España fuera Hollywood ya habrá  un productor comprando los derechos de la historia de Francisco Nicolás. Ya ha sido apodado el "pequeño Nicolás" con esa tolerancia habitual que tiene la cultura ibérica con los pillos y traviesos desde el mismo Lazarillo de Tormes. A pesar de suponer un gran peligro y un gran fraude se le apoda el "pequeño" porque así parece menos peligroso.

Otra de mis películas favoritas es El Gran Lebowsky que inauguró el tránsito contemporáneo de los antiheroes por la gran pantalla. Un hombre al que le pasaban demasiadas cosas sin querer y se resistía a vivirlas. El Gran Nicolás es todo lo contrario. Hace que le pase de todo y aparece como Forrest Gump en todas las fotos importantes de los últimos años, junto a los personajes más influyentes de nuestro país. El Gran Nicolás era la perfecta foto polaroid recién revelada de este país que se pregunta quién es este que nos gobierna que perdió dos elecciones seguidas. Ah sí.. era amigo de Aznar.

La historia del Gran Nicolás somos nosotros en el espejo cóncavo y convexo de Valle Inclán. Son nuestras nuevas luces de bohemia. Somos nosotros sentados al lado de un desconocido que aparentemente pinta algo a nuestro lado. El país en el que te hacen presidente de una compañia por ser amigo de y sentarte en el mismo pupitre. El que se cuela en una boda para beber gratis. El que consigue invitaciones porque conoce al dueño. El que paga con la tarjeta de empresa cosas que no son del trabajo.

Las empresas ya han puesto nombre a la habilidad de Nicolás. Se llama "valor relacional" y mide la cantidad de buenos contactos comerciales que eres capaz de tener en tu agenda. Las empresas no podían dejar escapar una sociopatía como esta para traducirla en beneficio.

El Gran Nicolás  es un grandísimo... guión perfecto. Un zoom continuo de la moral española. Un travelling de la picardía. Un plano secuencia de la vergüenza que hubiera firmado Berlanga. El Gran Maestro. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com