Efectos secundarios y daños colaterales del nuevo podemismo

Podrían llamarse daños colaterales o efectos secundarios. En realidad es el mismo concepto de acción-reacción imprevisto o de zona ciega. Muchas cosas se hacen con una finalidad concreta pero se desconoce el alud de cambios de su efecto mariposa ideológico. No hay manera de saber cuáles son los cambios que eso producirá en nuestra zona ciega actual. Esa zona que no vemos. Nuestro culo ideológico. 



Supongo que llamará la atención el concepto "podemismo". Uso esa nueva palabra con la misma naturalidad que suelo usar liberalismo o socialismo. Creo que el "podemismo" pretende ser una nueva ideología alejada de los parámetros actuales. 

El podemismo tiene interacciones y efectos secundarios. Genera cambios no buscados e imprevistos en casi todos los órdenes. Este artículo pretende poner luz sobre los que asoman aunque como en cualquier iceberg, la parte más importante siempre está sumergida. 

Solamente una precision previa. Ya existe un podemismo que va más allá de Podemos. Hay un podemismo social, mediático y político. El podemismo es una forma de mirar el mundo  y una forma de hablar, una forma de hacer ideología. En el artículo se usa podemismo en su acepción más genérica. La que incluye los tres estratos. 


  1. El podemismo genera un nuevo sistema operativo. No se trata de un programa informático alternativo para la misma función. El Podemismo es totalizador, pretender establecer un nuevo sistema operativo. No pretende ganar según las reglas sino ganar para redefinir las reglas. Por eso razón deberíamos ser muy vigilantes porque un nuevo choque de placas tectónicas de poder genera nuevos poderes. Por decirlo más claramente, el podemismo habla de los de arriba y los abajo. En todas las sociedades conocidas hay gente arriba y abajo. La cuestión es quien está abajo y por cuánto tiempo. El podemismo pretende instalar un nuevo sistema operativo (proceso constituyente, redefinición de reglas económicas, democracia representativa...) Eso no es malo pero es tan trascendental que hay que vigilarlo mucho. 
  2. El podemismo está creando una caza de brujas. De hecho ya les está salpicando esa búsqueda de la virtud por oposición al decrépito sistema corrupto de la casta. El caso de Errejón es solamente  una muestra de ese efecto boomerang. El podemismo de marea ha instalado una mentalidad de pureza inquisitorial dificilmente absorbible en el futuro. Tengamos cuidado con las subastas de honradez porque pueden conducir a una situación todavía peor a la actual. Dicho en plata, si personajes asociados a Podemos acaban disputando espacios corruptos propios de la Casta la decepción puede ser mucho mayor y por otro lado la exigencia de una pureza extrema acaba en stalinismo o mcartismo. 
  3. El dumping reformista. Cualquier reforma es una montaña rusa. El problema de entrar en  una fase de competición reformista es que precisamente la reforma más profunda debe ser la más sensata y serena. Un podemismo desbocado puede hacer perder el norte de la dimensión de la reforma. 
  4. Escuela ideológica sobre el éxito político. Cuando una fuerza política sorprende en su éxito se instala inmediatamente en la mente de todo el mundo la replicación del modelo. Tengamos cuidado con replicar y contagiar el modelo de Podemos a todas las fuerzas políticas porque la pluralidad se resentirá muchísmo y una sociedad avanzada requiere un abanico de posibilidades diferentes. 
  5. Catarsis balsámica. El éxito de Podemos ha tranquilizado mucho las aguas de las movilizaciones. Es como si se hubiera iniciado una cuenta atrás para la avalancha revanchista sobre la Casta. Ya no es necesario manifestarse porque van a ser desalojados del Congreso a las urnas bravas. Esta desmovilización no es saludable desde el punto de vista social porque puede ser usada en el futuro con efecto boomerang por el propio podemismo. Cualquier poder requiere un contrapoder activo y movilizado. 
  6. Podemismo mediático. 
    1. El cambio de foco. Es curioso como Podemos tiene menos votos que Izquierda Unida y sin embargo acapara cien veces más foco mediático. Podemos tiene un valor mediático de atracción de audiencia. Corremos el riesgo de convertir la democracia en videocracia. La videocracia es adicta a lo nuevo, a la curiosidad por lo que todavía no conocemos. La democracia es el arte de resolver los asuntos públicos y nace de lo que es transparente y puede conocerse porque se expone abiertamente. 
    2. La guerra de eslógans. El imperio de la oratoria y la twitterización del pensamiento pueden dejar la política es una especie de combate de boxeo dialéctico en un plató de televisión donde se usan los eslogans como arma arrojadiza. 
  7. La pactabilidad. Dinamitar el bipartidismo exige trabajar al día siguiente sobre mecanismos de pactabilidad. Si la pactabilidad no aparece como vector principal, romper el bipartidismo solamente acabará por llevar a más bipartidismo a largo plazo. La capacidad para pactar debería estar ya en el escaparate de todas las fuerzas politicas. Y uno de los principales problemas del nacimiento de Podemos es que nace como fuerza excluyente del resto. Eso es un agujero negro sin fondo. La exclusión no debería formar parte de la politica desde un punto de vista conceptual. Así se predica de los partidos de ultraderecha y debería hacerse de cualquiera. 
  8. Reconcentración temática centralista. Otro de los efectos que tiene el podemismo sobre el pensamiento político es la agenda de temas sobre los que se habla El podemismo se mueve mejor en una agenda estatal-centralizada. Hablando dentro del marco estatal el podemismo domina la situación. En el momento en que bajas al autonomismo el podemismo se queda sin mensaje. Una recentralización temática del discurso político español será un problema para todos los españoles que vivimos en la periferia. 
  9. Resitua el pensamiento en los pensadores. Podemos ha nacido en una universidad y presume de beber de fuentes de pensamiento. Su presentación del ideario económico llevó el foco mediático hasta Vicenç Navarro por ejemplo. Devolver el pensamiento a sus fuentes originales es algo bueno y que debería mantenerse. 

Son los efectos colaterales del surgimiento podémico. Consecuencias naturales aunque indirectas, no siempre buscadas pero encontradas. Tenerlas en cuenta será determinante para controlar un fenómeno del que ahora mismo desconocemos la dimensión. 











copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com