La telebasura ilustrada

Se suele llamar telebasura a un tipo de televisión que exagera las emociones frente a la razón para cautivar a la audiencia. La telebasura más conocida es el cotilleo de vidas de famosos o pseudofamosos o desconocidos en cuestión de sexo, parejas, infidelidades, filias y fobias aunque también es telebasura la mendicidad televisiva donde se aprovecha de la debilidad de algunas personas para montar un espectáculo. 
Pero también hay una telebasura para listos, una telebasura intelectual. La crisis ha creado una especie de podemismo mediático donde los fines machacan a los medios. Ya vale todo por la audiencia. Existe ya una pornografia de la crisis donde todo aparece obscenamente ordenado y directo. Algunos medios han encontrado un nicho de mercado en desnudar situaciones con una lupa exagerada, lo mezclan con imágenes de sufrimiento sublimado cuya finalidad excede lo informativo y entra en el espectáculo. Y se está contagiando a todos. La caza de brujas de la pureza a la hora de ganarse la vida (caso Errejón o Monedero por ejemplo) es un buen ejemplo de la nueva telebasura ilustrada. Ese secuestro de la basura hecha para listos no deja de ser amarillismo periodístico recubierto de periodismo de investigación. Es cierto que el límite es una delgada linea roja. Pero para algunos medios hace tiempo que una garganta profunda dejó de ser un confidente. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com