MBC Fest era un fracaso anunciado

Finalmente el MBC Fest se traslada a Feria Valencia. La organización se ha descolgado con un comunicado en el que alude a un "desacuerdo" con los propietarios de los terrenos. Lo siento pero no cuela.
Se trata de una iniciativa privada nueva para hacer un festival de música indie en el Puerto de Sagunto. A la presentación (éxito) se adhirió el equipo de gobierno del PP.



Nadie dijo nada respecto a las incógnitas que se presentaban en el horizonte. Las fechas contraprograman otro festival al sur de Valencia al que acude un publico target parecido. Son fechas en las que el clima es muy variable ya que cambian de un año a otro. Los organizadores se presentaban sin bagaje alguno en la zona aunque puedan tener conocimientos musicales, es decir, sin dominio del know how concreto especialmente de logística. Recordemos los fracasos estrepitosos de organización de las primeras ediciones de festivales como el Arenal Sound y el San San. Ofrecían un producto que ha ido variando en el tiempo. Primero un festival indie español con toques extranjeros y finalmente un festival indie de reclamo disperso. La disponibilidad de plazas de residencia cerca del festival y el transporte. El Puerto de Sagunto no está bien comunicado por ferrocarril o metro y no dispone de suficientes plazas hoteleras cercanas a pie del festival. En estas fechas el diseño de la iconografía del festival ha sido bueno aunque los carteles eran de perfil bajo.
A esas incógnitas ahora se nos une la negociación del lugar que debería haber sido lo primero en cerrarse.
En este tiempo han hecho uso de la imagen de Sagunto en muchos anuncios de diverso calado, por tanto, afectan a la marca de la ciudad que ya sufrió un festival frascasado que acabó en Burriana.

Las primeras reacciones políticas y sociales que he podido leer giran sobre el eje de exigir responsabilidades políticas al equipo de gobierno (PP) por no resolver los posibles problemas que dicen tener los organizadores. Aluden a los puestos de trabajo creados que son tan efímeros como el festival. Lo siento, pero tampoco cuela. El pacto con el propietario de los terrenos es lo primero que debe estar cerrado. Sin eso no se hace nada más. Es ridículo pensar otra cosa. De otro lado la permanente presunción de negligencia que pesa sobre los gestores públicos y la permanente presunción de inteligencia sobre los gestores privados es injusta. Insisto en las dudas que generaba este festival más allá del problema actual. Una cosa es cierta, si el PP se unió al éxito de la organización ahora debe asumir también las salpicaduras del fracaso.

Pero más allá de la crítica partidista (ustedes lo hacen mal y nosotros bien) ahora hay varias cosas que acometer. La primera es defender los intereses de la cantidad de vecinos del municipio que tenían entrada y ahora quieren la devolución del dinero ante una modificación tan sustancial como ir a Feria Valencia. La segunda es restituir la imagen de Sagunto y no dejar que se vuelva a usar con tanta facilidad por iniciativas privadas, es decir, exigir responsabilidades a los organizadores de su mala organización.

Más allá de la música y el cabreo hay una cuestión conceptual. La iniciativa privada no siempre es santa, pura, casta y exitosa. Sagunto debería abandonar su exposición escaparatista permanente de mendicidad del desempleo mediante una gestión proactiva de sus fortalezas y oportunidades. La política no empieza ni acaba en las instituciones ni en los partidos. Está en los conciertos, en los recreos, en las fiestas... en cualquier parte. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com