¿Por qué en Sagunto no "ganemos"?


El panorama ya está bastante despejado para las municipales de Mayo en el complejo municipio de Sagunt. Más allá de las valoraciones hacia las candidaturas y los candidatos creo que es el momento de hacer una primera valoración respecto a las estrategias de interacción. 

El resultado de las elecciones de Mayo parece estar configurándose como una especie de factura de los últimos cuatro años. Votar con el retrovisor no parece buena idea. La falta de movilización en la calle parece ser el síntoma claro de que la gente quiere sacar la guillotina del voto para que empiecen a rodar cabezas con lo que cualquier elección se convertirá en general. En ese contexto el bipartidismo lo tiene peor que nunca en Sagunt y pueden tener un resultado histórico e histérico.
Esa mirada hacia atrás no es buena consejera a la hora de votar. Ante ese yacimiento de votantes apátridas que buscaran una nueva opción que supere el PP-PSOE se han dado diferentes respuestas en otros municipios semejantes a Sagunto. En Gandía se han unido Compromís, Esquerra Unida y Esquerra Republicana (Podemos queda fuera) para formar Més Gandía y en Torrent Guanyem Torrent intenta un movimiento parecido.

Sin embargo, Sagunt siempre es la excepción en cuanto a la interacción de partidos. Evidentemente siempre se puede ofrecer a los ciudadanos una diversidad de opciones y que sean ellos quienes decidan, pero no es menos cierto que los ejercicios de pactabilidad previos a las elecciones ya suponen un buen precedente respecto a lo que nos espera. De hecho suponen un gran precedente pedagógico. Y quizá sea un buen momento para la pedagogía democrática.

No se trata solamente de Sagunt, si las fuerzas aspirantes a gobernar no son capaces de reducir su distancia la gobernabilidad de las instituciones corre peligro. Y ese peligro es mucho mayor cuando se trata del primer experimento de gobierno multipartido de la democracia en muchas autonomías y municipios. Un fracaso de gobiernos inicialmente progresistas-izquierdas-abajo será una losa dificil de levantar en entornos extracrisis. La ingobernabilidad es -con mucho- el mayor foco al que deberían poner luz los aspirantes dando por sentada la dispersión del voto.
En Sagunto ya estamos acostumbrados a una cierta dispersión pero siempre en torno a dos ejes de grandes partidos. Una dispersión atomizada y simétrica puede dar lugar a un problemón si los aspirantes no empiezan a dar muestras de tener algo de pegamento en el programa.

Por eso es relevante que en Sagunt ni se mencione un Guanyem o un Més Sagunt o un lo que sea que implique una cierta cohesión. El PSOE no está para muchos trotes pero Esquerra Unida, Compromís, Esquerra Republicana i Podem Morvedre no han dado ni un solo paso dando por sentadas sus diferencias históricas. Y no sé si los electores tenemos que dar por sentadas esas diferencias también el día después de las elecciones. Más allá del programa, ya interesa saber quienes pueden ofrecer garantías de gestión, porque dinero hay poco, la mayor parte comprometido y además nadie puede convocar elecciones anticipadas. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com