20 de abril

Hola chat@! ¿Cómo estás? Te sorprende que te escriba. Tanto tiempo, es normal. Pues es que estaba aquí solo y me he puesto a recordar. Me entró la melancolía y te tenía que hablar.

Siempre recordaré a mi abuelo fumando. Fumaba desde muy joven. Sin información de lo que hacía. Tantos años después le fue imposible dejarlo. Aunque ya se sabía que ese producto le estaba matando. Fumaba Celtas Cortos, el "Chester" de los pobres. Era tan barato que te permitía fumar más. Así que cuando se formó un grupo llamado Celtas Cortos supuse que había algo detrás de aquello. El tabaco de los obreros le prestó el nombre a un grupo que ha pasado a la historia por una carta escrita un veinte de abril del noventa. Sin embargo, aquel grupo fue pionero no solo en la música celta popularizada sino en las letras abiertamente comprometidas. Fueron de los primeros en llevar a todo los públicos el imperialismo yanki de "haz turismo invadiendo un país" o en pedir que espabilaramos un poco con "Tranquilo majete".
Celtas Cortos puso banda sonora ideológica a una generación que lo intentó y no le salió. Escribió el himno a la insumisión. La oda a aquella gente que fue a la cárcel para que yo no hiciera la mili. También hHubo gente que perdió años de su carrera para que yo pudiera tener becas. Como después hubo gente acampada para dedicar el 0'7% a cooperación. Como hubo gente encerrada en universidades para que los primeros atrevidos pudiéramos estudiar en valenciano con normalidad.
En cada generación hay gente que intenta escribir la historia. Otros simplemente pasan a ella. A unos les está saliendo mejor. A nosotros no nos salió tan mal.
¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del turmo? Las risas que nos hacíamos antes todos juntos? Hoy no queda casi nadie de los de antes. Y los que hay. Han cambiado. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com