La moda de esconder la ideología

El sistema parece haber encontrado su catarsis. Dos nuevos partidos emergen como sustitutos del bipartidismo actual hacia una fase de multipartidismo provisional. Los dos destacan por tener cosas en común. La más evidente es la moda de esconder la ideología tanto en el fondo como en la forma.
La tradición mandaba que al crear un partido político se buscara el término más descriptivo posible. Así fue incluso con la siempre ambigüa UPyD. Los primeros en romper esa idea fueron Ciutadans y Compromís aunque en este segundo caso la cosa estaba bastante atenuada porque solamente con usar el valenciano y el término País Valencià ya daba pistas. Aunque el intento era claro de esconder alguna de sus partes para crecer en transversalidad.


La cosa se convierte en categoría con la emergencia de Podemos. Podemos dice no ser ni de derechas ni de izquierdas. Y ya su nombre lo indica. O mejor dicho no lo indica. Podemos es un verbo. No un adjetivo. No hay manera de saber su orientación ideológica. Es una incógnita deliberadamente preparada. Ciudadanos es el mismo ejemplo. Esconder la ideología se ha convertido en la pócima del éxito. Ni siquiera dicen ser de centro. Simplemente dicen no ser ni de izquierdas ni de derechas. No son nada. O son todo. Asi nadie queda fuera. Cualquier puede acceder al recinto aunque sea por equivocación.

La causa de todo este embrollo la encontramos en la difuminación de la socialdemocracia de los noventa que no supo hacer frente a los dogmas del neoliberalismo y compró los marcos referenciales creando el socioliberalismo. Partidos pretendidamente de derechas practicaban políticas postmaterialistas de izquierdas (derechos y libertades) mientras machabacan la economía con fórmulas liberalizadoras. Así hemos llegado a esta tremenda confusión en la que -como en los mejores tiempos de la UCD- lo mejor es no ser ni de derechas ni de izquierdas. Como aquello de los cero grados. Ni frío ni calor.

Pero como siempre lo realmente sublime sucede en Sagunto. Podemos esconde su ideología en general para generar transversalidad. Además también se esconde tras otras siglas en las municipales por miedo al arribismo. Normalmente lo hace en siglas de confluencia como Guanyem. Lo realmente sublime es esconderse tras otras siglas que le son propias como ADN Morvedre. Eso es esconderte dos veces.
Y ADN Morvedre ¿qué significa? No es de derechas ni de izquierdas. Solamente indica un halo de pertenencia identitaria. No parece lo más adecuado en un municipio tan fragmentado identitariamente. Sin embargo, puede que la moda de subirse a la ola de la ausencia de ideología sirva. Y quizá esconder la ideología sea una ideología más. O el escalón previo a una nueva ideología. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com