Sindicalismo de guerrilla para combatir las horas extra en negro de banca

He dedicado varios post al mismo tema. Las plantillas de banca sufren hoy en día un mismo problema con cuatro vértices: las horas trabajadas de más sin cobrar ni un euro. En otros escritos he intentado teorizar sobre sus causas y sus consecuencias e incluso sobre sus posibles soluciones en marcos teóricos. 

La prolongación de jornada -las horas en negro de la banca- tiene cuatro causas fundamentales: la carga de trabajo que decide de manera unilateral el banco (cuánto hay que vender), la plantilla disponible (quién lo va a vender), el tiempo disponible (cuándo lo va a vender) y la organización de esas tres cosas (cómo lo va a vender). Cada apartado merece un post por sí mismo pero esquematizando lo que ocurre es que las direcciones de banca buscan exprimir la productividad de sus plantillas con mucha carga de trabajo, en tiempos muy reducidos y estancados a corto plazo con plantillas cada vez más cortas y con una gestión del tiempo basada en el sobresalto y el control-castigo.

Ahora pretendo explorar el camino de la acción sindical para atacar el problema. El primer paso de resolución de cualquier problema es visibilizarlo. Para visibilizarlo hay que hacerlo emerger de los lugares donde sucede a espacios más transitados. Existen diversas fórmulas para  hacerlo:


  • Control de las reuniones. Las reuniones de coordinación se han convertido en la "misa" de los bancos. Es el lugar donde se predica su "evangelio" y se crean los "pecados" y se santifica a los "heroes". Es imprescindible estar presente en las reuniones plantándose en ellas y pidiendo asistir para controlar los contenidos y la duración. 
  • Ciberacciones. Creación de hashtag #i(nombrebanco)meahoga y visita coordinada contando la situación de cada oficina. Empleados presentes, número de clientes en cola, objetivos de producción del día. Publicación en Twitter. 
  • Be water. Como decía Bruce Lee a veces hay que convertirse en aquello que te oprime, aprovechar la fuerza del contrario. Las entidades se niegan a tener sistema de control horario. Una acción sindical sería acudir a las oficinas, prolongar jornada, hacer horas extra y pasarlas con normalidad como consigna sindical. Ver cobrar horas extra con normalidad visibiliza el tema. 
  • Perfomance de denuncia. La performance es una representación de rol. Existe la posibilidad de organizar una concentración de delegados sindicales en pijama frente a una oficina "zulo" para denunciar que solamente nos falta dormir en las oficinas. En verano otra posible perfomance sería una concentración en chancletas y bañador con toallas al suelo. Lógicamente esas concentraciones deberían ser fuera de horario laboral (cuando se prolonga) y abiertas al resto de plantilla para no ser interpretadas como una burla o una trivialización. Lo lógico sería grabarlas en video. 
  • Comunicación de guerrilla como por ejemplo videos de hijos de trabajadores y trabajadoras de banca explicando que les gusta hacer con sus padres en casa por las tardes o un concurso de dibujo infantil para hacerselo llegar al territorial de turno. 
  • Contraprogramación con asambleas de cobertura. Es frecuente en banca el secuestro de agenda, es decir, poner una reunión de un día para otro o incluso el mismo día. Contraprogramar ese tipo de "asaltos" con asambleas de cobertura en las que se ofrezca cobertura sindical a toda aquella persona que se niegue a asistir a una reunión "repentina". 
  • Sensibilización de las plantillas. Las visitas sindicales actuales se producen siempre en horario de oficina. Una acción coordinada de sensibilización podría ser visitar las oficinas zulo entre las tres menos diez y las tres y media con la finalidad de sensibilizar a sus plantillas de asumir también el resto de responsabilidades /personales y familiares) y no solo las profesionales. Las oficinas "zulo" en banca son oficinas que sistemáticamente encierran a sus empleados de sol a sol. 
  • Invadir la gestión del tiempo regulando el respeto a la planificación inicial y regulando la duración y previsibilidad de las campañas asi como la agendización de los rendimientos. Es impresindible invadir la gestión del tiempo para acabar con el sobresalto y la improvisación. Se requieren campañas largas, previsibles, sostenidas y remuneradas de manera clara. 
  • Regulando la retribución variable de manera que se previsible, calculable y ajustada a las posibilidades de cada empleado. 
  • Continuar con la denuncia pública de la falta de plantilla como problema social mediante mecanismos clásicos como las hojas sindicales, medios de comunicación, reparto de octavillas entre los clientes, cartas al director. 
Todas estas medidas no son la solución a nada sino la visibilización de algo. La primera fase de resolver un problema es plantearlo. Plantearlo en sentido amplio como debate social. La banca es hoy un nudo social básico. Tener plantillas sometidas y subyugadas es un problema social de primer orden. Ante una orden de vender cualquier cosa la sumisión puede ser un problema social. Y las técnicas de estrés son proceso de sometimiento paulatino. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com